Reducir la brecha digital, federalizar y democratizar el conocimiento

Opinión 16/09/2020 Por Natalia Refice (*)
De cara a "la nueva normalidad", un conjunto de políticas públicas tienden a desnaturalizar y visibilizar la desigualdad de género para fomentar la inclusión y equidad.
Diplomatura en Nuevas Tecnologías - Gob Provincia
En su Diplomatura en Nuevas Tecnologías, el Gobierno de Córdoba destina becas a mujeres y géneros no binarios. - Foto: Gobierno de la Provincia de Córdoba

Desde las políticas públicas es posible desnaturalizar y visibilizar la desigualdad de género para promover transformaciones, nuevas oportunidades, fomentar la inclusión y equidad. El rol del Estado en esta transformación social pretende y persigue la equidad, también debe velar por garantizar la accesibilidad y garantizar los derechos de la ciudadanía en su conjunto.

En esta línea y con el objetivo de acercar las nuevas tecnologías que forman parte de la denominada revolución científico tecnológica, la cual se encuentra marcada por los fenómenos de conectividad y accesibilidad a la informática aplicada, surgen novedosas propuestas. Entre ellas, la ministra de Promoción del Empleo y de la Economía Familiar, el ministro de Ciencia y Tecnología, y el decano de la Universidad Tecnológica Nacional, suscribieron un acuerdo que permitirá que las mujeres que participan de la Diplomatura en Nuevas Tecnologías puedan finalizar sus estudios y rendir el examen final.

Dicha diplomatura es de carácter gratuito, sólo el derecho de examen tiene costo, por lo que el Gobierno de la Provincia pondrá a disposición 1.000 becas, representando una inversión total de $2.500.000, que serán destinadas a mujeres y géneros no binarios, buscando federalizar y democratizar el conocimiento.

El inevitable y creciente avance tecnológico promueve profundos cambios en la vida de todos, pero impacta más en las mujeres. Las llamadas nuevas tecnologías, las nuevas formas de usarlas, influyen directamente en la vida laboral y constituyen un aprendizaje y un desafío constante. El trabajo doméstico es una de las bases del funcionamiento del mundo en el que vivimos. La distribución asimétrica del trabajo doméstico tiene como consecuencia que las mujeres tengan menos posibilidades de incorporarse en el mercado laboral y, cuando lo hacen, se da en peores condiciones, con salarios más bajos y mayor informalidad.

La ministra de Promoción del Empleo y de la Economía Familiar, Laura Jure, resaltó la importancia de incorporar a mujeres en estas instancias formativas, ya que es un rubro donde “la participación de las mujeres es escasa”, al tiempo que destacó que estas carreras son “el empleo del futuro”. 

Se trata de desarrollar capacidades para formar parte del trabajo del mañana, ya que se sabe el avance tecnológico impacta directamente en el mundo laboral. El crecimiento exponencial del avance tecnológico y la virtualidad suponen cambios en la manera de trabajar. Esta nueva economía del conocimiento debe incorporar transversalmente la perspectiva de género para visibilizar los estereotipos y desigualdades entre varones, mujeres y el colectivo Lgbtttiqa+.

Según la Encuesta sobre Trabajo No Remunerado y Uso del Tiempo realizada en 2013, una mujer ocupada full time dedica más tiempo al trabajo doméstico (5,5 horas) que un hombre desempleado (4,1 horas). Además, 9 de cada 10 realizan estos trabajos no remunerados mientras que 4 de cada 10 varones no hacen ninguna de las tareas que se contabilizan bajo esta área: no cocinan, no limpian, no lavan la ropa, no hacen compras en ningún momento del día, una clara cristalización de la división del trabajo. Las mujeres son mayoría en el empleo informal y la brecha salarial llega al 36,8% cuando no están registradas.

Esta Diplomatura cuenta con contenidos introductorios en tecnologías que se integran en la Economía del Conocimiento y revolucionan el mundo del trabajo, la industria y la sociedad en general. Su programa de Formación está compuesto por los siguientes módulos: Introducción a la Programación, Introducción a la Robótica, Impresión 3D, Realidad Aumentada, Manejo de Drones e Introducción a IOT e Internet de las Cosas.

Nuestra provincia ha consolidado un camino de fortalecimiento de la autonomía en la toma de decisiones de mujeres y personas Lgbtttiqa+ a través de leyes de cupo, paridad y constantes espacios de formación. Estas políticas públicas con un enfoque de derechos en su elaboración e implementación suponen la existencia de políticas integrales y transversales tendientes a generar transformaciones con efectos reales y concretos. 

Estas acciones y políticas que se implementen tienen como finalidad garantizar en el plazo más corto posible el regreso de la sociedad a la vida cotidiana, que, si bien nunca será igual a la de la pre pandemia, al menos la reintegración de los derechos de los ciudadanos será en igualdad de condiciones. Por ello, las personas deberán adquirir nuevos hábitos, diversos aprendizajes y formación para vivir en una “nueva normalidad”.

(*) Lic. en Trabajo Social MP 2999. Especialista en Administración Pública Provincial y Municipal. 

Te puede interesar