Repatriados alojados en un hotel de Punilla se ilusionan con ser reubicados

Córdoba 28/07/2020
Son unos 50, provenientes de distintas partes del mundo. Denunciaron que los alojaron en un hotel sin las condiciones mínimas de habitabilidad y se esperanzan con ser reubicados.
repatriados hotel punilla by gentileza
Los repatriados deberán guardar 14 días de aislamiento. - Foto: gentileza.

Este verano, mientras la pandemia se expandía por el mundo, el altragraciense Kevin Nash -27 años- trabajaba en Filipinas a bordo de un crucero. El coronavirus aún no había impactado en el país, y tampoco en aquel barco turístico, reino del ocio, el descanso y la vida de postal.

Pero a fines de febrero todo cambió: el turismo pasó al olvido, y Nash vivió meses a bordo, sin pasajeros. Hasta que este mes consiguió lugar en un viaje de repatriación eterno: de Manila (Filipinas) a Doha (Qatar), de ahí a San Pablo (Brasil) y de San Pablo a Ezeiza, “en un vuelo de Aerolíneas Argentinas sin distancia social y en el que no nos dieron ni agua”.  

De Ezeiza tomó un ómnibus completo a la terminal de Córdoba, donde los hisoparon y les dijeron que “si dábamos positivos nos iban a llamar en 48 horas”. “Y de ahí nos mandaron a este hotel que es un desastre”, contó.

Casa Serrana, y fría

El hotel en cuestión se llama Casa Serrana, está en Huerta Grande y no presenta las condiciones mínimas, al decir de Solana Trucchia, hija de David, otro de los repatriados.

“Son más de 50 personas repatriadas al hotel Casa Serrana de Huerta Grande. Llegaron ayer (lunes) por la tarde en condiciones terribles, tienen hambre y frio, la calefacción no anda, mi papá tiene poco abrigo, anoche durmió vestido del frío que tenía y el desayuno de hoy fue un té con dos alfajorcitos casi a las 12, cuando hacía horas que estaban despiertos”, posteó en Facebook.

La joven señaló que el hospedaje cuenta con “cucarachas en las habitaciones, todo lleno de tierra, paredes descascaradas, ventanas rotas, la cadena de muchos inodoros no funcionan y matafuegos descargados”. Además, a los repatriados “no les dieron toallones, solo unas toallas pequeñas con huecos, a cargo de una “enfermera” que no quiere dar sus datos ni matrícula”.

Tras quejarse de la falta de respuesta oficial, y explicar la situación en medios y redes virtuales, Nash señaló este martes que se avizoraba la posibilidad de que los trasladaran a un hotel en condiciones para continuar el aislamiento obligatorio estipulado en estos casos.

4a2d04ee-3ac4-4c79-963f-4908ada7342d

109859231_3419019454827563_8655406297737122189_n






 

 

 

Te puede interesar