“El objetivo de Macri era arrinconar a los opositores para robarse la Argentina”

Política / Economía 19/06/2020 Por Daniel Salazar
Así lo manifestó a LNM el ex jefe de Gabinete y actual interventor del Yacimiento Carbonífero de Río Turbio, al referirse al espionaje ilegal durante el gobierno de Macri.
Anibal Fernandez
Anibal Fernandez - “Macri asumió su condición de Presidente procesado por escuchas ilegales, por lo cual ese vicio ya lo tenía cuando era jefe de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires”. Foto: gentileza

chapa_ed_impresa_01


Especial para La Nueva Mañana

En un hecho sin precedentes desde que ocurriera en la última dictadura cívico militar, Mauricio Macri utilizó los Servicios de Inteligencia del Estado con fines de espionaje ilegales como soporte de un entramado político, judicial y mediático que se encargó de perseguir a opositores, que podría tener como objeto a Cristina Fernández de Kirchner.

Políticos, empresarios, sindicalistas, periodistas, intelectuales, sacerdotes o los propios que pudieran descarriarse fueron seguidos sin autorización judicial o mediante la intrusión de correos electrónicos o a través de escuchas telefónicas.

Las causas judiciales por espionaje en las que aparecen involucrados el ex presidente Mauricio Macri, el jefe de los espías Gustavo Arribas y su número dos Silvia Majdalani, el ex director de Operaciones Especiales y tres agentes secretos de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) siguen acumulando una cantidad de pruebas contundentes que amenazan con convertirlas en un escándalo de magnitudes.

El ex jefe de Gabinete y actual interventor del Yacimiento Carbonífero de Río Turbio (YCRT), Aníbal Fernández, habló sobre el tema en una entrevista con La Nueva Mañana, arrojando declaraciones impactantes fiel al estilo que lo caracteriza.


¿Cómo se explica el fenómeno del espionaje durante el gobierno de Macri?

Ni es un fenómeno ni cosa que se parezca. Macri asumió su condición de Presidente procesado por escuchas ilegales, por lo cual ese vicio ya lo tenía cuando era jefe de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. En este caso, como Presidente tenía todo a su disposición a través de la Secretaría de Inteligencia del Estado (SIDE), después llamada Agencia Federal de Inteligencia (AFI) para continuar con sus fechorías.

Lo primero que hizo el impresentable de Macri fue considerar reservados los fondos que se le asignaba a la AFI para los trabajos especiales (la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner los había puesto como públicos para que tuvieran que rendirse) para hacer lo que se les antojaba con 1.200 millones de pesos.  Una locura que esta Argentina tuvo que vivir y que ahora lo está viendo con la investigación que muestra con toda claridad el desarrollo de una tarea ilegal ligada específicamente al espionaje interno que hoy está exhibida en todos lados y que tiene una causa muy clara con el doctor (Federico) Villena en Lomas de Zamora.

¿Con esta red de espionaje queda demostrado que la intencionalidad era la persecución de dirigentes  opositores para el armado de causas judiciales?

No. Cuando se hizo la actual ley de Inteligencia, -la 25.520, año 2001- se realizó con la anuencia de todos los partidos políticos precisamente para no volver a padecer lo que vivimos con la dictadura cívico militar con este tipo de trabajos de inteligencia ilegal sobre personas y organizaciones. Nadie pensó que íbamos a tener un mamerto como Macri en la Presidencia que iba a hacer exactamente lo mismo. Está todo exhibido y está demostrado con los documentos que se tienen a la mano que estuvieron haciendo todo lo contrario a lo que la ley de inteligencia permitía. Bueno, ahora viene la parte de su juzgamiento.

¿Qué relación tiene la causa D´Alessio que investiga el juez Ramos Padilla con esta del espionaje de dirigentes propios de Cambiemos y extraños que comandaba Macri?

En aquella, este D´Alessio que usted menciona era un tipo que se decía que formaba parte de los servicios de inteligencia y además que era un especialista en narcotráfico. Terminó siendo un farsante que ni era miembro de los servicios de inteligencia, que se valía de los servicios de inteligencia que conseguía y le aportaba información a todos estos impresentables para armar causas de algo que nunca pudo ser cierto ni demostrable, por eso está preso. En el caso que nos ocupa ahora son los propios servicios de inteligencia los que operaban en forma contraria a la ley.  Son dos cosas distintas aunque el fondo de la cuestión es más o menos el mismo.


¿Cuál fue entonces el objetivo de todo ese entramado del que participaban espías, la Unidad de Información Financiera (UIF), la AFIP, la mesa judicial, jueces y fiscales, periodistas, legisladores y otros integrantes del Poder Ejecutivo? 

El objetivo final nunca fue político. Yo disiento con todos los periodistas que quieren expresar de esa manera. El objetivo era el mismo que lo movió al mamerto de Macri en los negociados, de los cuales él formó parte en todos: taparle la boca a la oposición, mantenerlos arrinconados para que ellos pudieran robarse la Argentina.

arribas con macri juramente gentileza
Mauricio Macri toma juramento a Gustavo Arribas como titular de la AFI. Foto: NA

¿O sea que para usted el trasfondo de todo más que político es económico? 

Es corrupción, no tenga duda. Macri es uno de los corruptos más grandes de la historia de los argentinos.

¿Queda la sensación de que hicieron lo que quisieron durante el gobierno de Macri?

Es que no es un problema de sensación, es un problema de realidad. Con los instrumentos que el juez actual tiene a mano queda demostrado que no era ninguna sensación, era la realidad lo que hacía un tipo sin ninguna formación como Macri, con toda esa banda que lo rodeaba, para llenarse los bolsillos. Ya está demostrado eso. Pacientemente van a ir citando a todos aquellos que fueron mencionados en la causa, pero está demostrado que eso fue todo atado a un calcado de la corrupción que movía a estos tipos.


¿No lo preocupa que el gobierno impulse una ley de reforma judicial y que queden los mismos jueces y magistrados que actuaron en connivencia con el macrismo a cargo de la Justicia?

No. No podemos saber quiénes van a quedar y quiénes no porque no sabemos cómo es la reforma. Cuando la reforma se presente y podamos leerla, en todo caso, llegado ese momento, podremos hacer críticas pero por ahora nadie sabe cuáles son los parámetros y cuál es la vocación de la reforma que dicen se presentará a la brevedad.

¿Son pasibles de alguna acción judicial los Stornelli, los Irurzun y todos aquellos integrantes del Poder Judicial que participaron del entramado del gobierno de Macri?    

Los que han cometido delitos, sí. Hay que ver cuál es la reforma y quiénes teóricamente no cumplieron cumplido con el deber que les corresponde como magistrados de la Nación.    

Edición Impresa

Seguí el desarrollo de esta noticia y otras más 
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
Todos los viernes en tu kiosco ]


Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar

data-matched-content-ui-type="image_card_sidebyside" data-matched-content-rows-num="4" data-matched-content-columns-num="1"