Dique La Quebrada, un epicentro de atracciones turísticas

Turismo 13/12/2019 Por Vanina Boco
En las inmediaciones del embalse hay senderos, cascadas y se pueden realizar varias actividades náuticas. Un excelente paseo a pocos minutos de Córdoba.
Quebrada © Vanina Boco00002
Quebrada © Vanina Boco00002 - La Reserva La Quebrada es ideal para disfrutar de las actividades en el agua y también para los que disfrutan de las caminatas. Fotos: Vanina Boco.

chapa_ed_impresa_01


Especial para La Nueva Mañana

En la nota de la semana pasada, la protagonista fue la cascada Los Hornillos, una de las joyas de la Reserva Hídrica Natural Parque La Quebrada, en la zona de Río Ceballos. Pero, esta área tiene un vasto entorno digno de conocer, cuyo epicentro es el Dique La Quebrada, que además engloba un atractivo circuito de cascadas.

Ubicada a poco más de 30 kilómetros de la ciudad de Córdoba, la zona del Dique La Quebrada es elegida por los amantes de los deportes náuticos que encuentran en sus aguas un lugar para pescar, nadar, bucear y pasear en kayak. 

Quebrada © Vanina Boco00001


Un entorno protegido

La Reserva Hídrica Natural Provincial Parque La Quebrada se extiende desde la zona del Dique La Quebrada en su lado Este e incluye toda su cuenca hídrica, limitando al Norte con la ruta E57 (Camino del Cuadrado), con el límite departamental al Oeste y con la Reserva Natural Los Quebrachitos, al Sur.

Tiene una extensión de unas 4200 hectáreas, la mayoría de las cuales corresponden a campos de propiedad privada, a excepción de la zona del lago y perilago, que son tierras públicas.

Esta Reserva conforma un conglomerado de áreas protegidas junto con la Reserva Hídrica Natural Municipal Los Manantiales y la Reserva Hídrica Recreativa Natural Los Quebrachitos (municipal, al Sur), totalizando más de 10 mil hectáreas en conjunto, y conformando un cordón de las Sierras Chicas bajo protección.

Quebrada © Vanina Boco00005


El dique y sus alrededores

En la década del 70, la escasez de agua en Río Ceballos hizo que se comenzara la construcción de una represa para almacenar las precipitaciones y, dos años más tarde, se inauguraba el Dique La Quebrada, que además abastece a Unquillo y Mendiolaza.

Para llegar hasta el embalse hay que seguir el recorrido de la avenida San Martín. En colectivo, desde la ciudad de Córdoba, conviene tomar el interurbano que se dirige hasta el barrio La Quebrada y bajarse en la punta de línea que termina justo en el acceso peatonal al paredón. Luego de un ascenso moderado se puede ver la imagen del dique y su entorno rodeado de sierras y verde. Las aguas calmas sirven de refugio a los que disfrutan de los deportes acuáticos.

Quebrada © Vanina Boco00006

En plena mañana, ya hay dos nadadores que están cruzando las aguas del embalse, y otros dos se preparan para hacerlo. Algunos pescan en las bajadas que se encuentran cercanas al paredón; y otros, simplemente se detienen a contemplar el paisaje. En una de las costas, se ve el embarcadero donde ofrecen alquiler de kayaks, ya que en el dique solo está permitido usar embarcaciones sin motor.

Quebrada © Vanina Boco00004

Aunque todavía no es el mediodía, un vendedor de empanadas ya está apostado con su provisión para abastecer a los desprevenidos que no llevaron comida. También pasan unos chicos en moto ofreciendo pan casero. Pero no se ven otros puestos de venta por lo que, si la idea es quedarse en la zona del dique, hay que llevar todo lo necesario para pasar el día.

A los alrededores del embalse, siguiendo por ejemplo el camino que va a Colanchanga –la calle que sale a la derecha–, hay algunos paradores que cuentan con comedores. También, se puede visitar el pueblo de Colanchanga y allí hay una despensa que tiene un bar. Frente a este negocio está el complejo turístico y criadero de truchas H. W. Hecveresna, que ofrece alojamiento, restaurante y coto de pesca.


Cascadas para todos los gustos

El entorno de la Reserva La Quebrada también es ideal para los que disfrutan de las caminatas ya que hay varios senderos que llevan a cascadas de distintas dimensiones, pero con una belleza única.

Hornillos © Vanina Boco00005

Los ríos y arroyos que convergen en el dique, ofrecen saltos de agua como la cascada Quebrada de Tello, que es la que está más próxima a la localidad de Río Ceballos, mide dos metros y es un recorrido de unos 2,5 kilómetros. La de Los Guindos se encuentra pasando el alojamiento del mismo nombre, por el camino a Colanchanga, ingresando por el acceso peatonal. Los Hornillos es la más popular, recibe a muchísimos visitantes durante todo el día, tiene una altura de 10 metros y en su caída se forma una gran olla de agua fresca que es el premio ideal luego de una caminata de una hora y media. La Cascada de los Cóndores, se ubica arriba de esta, remontando el cerro unos metros más.

La Reserva Hídrica Natural Parque La Quebrada, con el dique como eje, ofrece un abanico de posibilidades para disfrutar de un ambiente protegido donde la flora, la fauna, la belleza de las sierras y de los ríos y arroyos todavía se muestran en buen estado y es imprescindible que se conserven de esta manera. 

Edición Impresa

Seguí el desarrollo de esta noticia y otras más 
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
Todos los viernes en tu kiosco ]


Te puede interesar