“Las asociaciones de ayuda mutua sufrimos los embates económicos del país”

La Asociación Mutualista del Docente de la Provincia de Córdoba cumplió 100 años y La Nueva Mañana entrevistó a Celia Serrone, su presidenta.
Celia Serrone
Celia Serrone, presidenta de la Asociación Mutualista del Docente de la Provincia de Córdoba. - Foto: gentileza

chapa_ed_impresa_01

MUTUALES

Este 1º de noviembre la Asociación Mutualista del Docente de la Provincia de Córdoba cumplió 100 años desde el día en el que el ingeniero Augusto Schmiedecke, presidente del Consejo de Educación de la Provincia, creó la institución para brindar a los docentes cordobeses un seguro de vida financiado con sus propios aportes.

“La Mutual nació como un servicio de sepelio para tener un entierro y un panteón digno de los docentes. Fue pasando el tiempo y se agregaron servicios de acuerdo a las necesidades de los asociados”, le contó a La Nueva Mañana Celia Serrone, presidenta de la Asociación Mutualista del Docente de la Provincia de Córdoba.

Hoy brindan también servicios turísticos nacionales, internacionales y en su complejo de la localidad de La Granja, dan facilidades en la compra de artículos del hogar, ayudas económicas, tienen comercios adheridos, seguro de cirugías, cursos y jornadas de capacitación, talleres de informática, convenios con profesionales, un banco de elementos ortopédicos, brindan asesoramiento jubilatorio, tienen biblioteca, organizan eventos culturales y talleres, dan subsidios.

“Ahora somos un grupo de docentes que presidimos la Comisión Directiva y la Junta Fiscalizadora – relata orgullosa Serrone–. La mayoría de nosotros tiene una trayectoria importante en la docencia, hemos rendido concursos de directoras, de vicedirectora, de inspectoras y en mi caso fui inspectora regional y subinspectora general”.

La Asociación tiene 15.000 afiliados en tres categorías: activos, participantes y adherentes. “Al principio, cuando un docente entraba como titular a una institución, tenía la obligación de asociarse de la Mutual. Hoy la adhesión es voluntaria”, aseguró.

Y agregó: “Uno de los primeros servicios que tuvo la Mutual fue la biblioteca, porque cuando apareció el Estatuto del Docente en 1957 empezaron los concursos para los distintos cargos y en la biblioteca están los libros que se necesitan para rendir esos concursos. Ahora con Internet eso cambió un poco, pero incluso hoy tenemos unos 6.000 docentes que usan pura y exclusivamente la biblioteca”. 

–¿Cuáles son para usted los servicios más importantes que brinda la Mutual?

–Depende de las necesidades de cada asociado. Para un grupo es importante el complejo turístico de La Granja, o los viajes a Buenos Aires, a las Cataratas o incluso al exterior. Para otros son importantes las ayudas económicas. Otros usan los comercios adheridos. Para los asociados que no son de Córdoba son importantes las filiales que tenemos en Bell Ville, Cruz del Eje, Deán Funes, Huinca Renancó, Río Cuarto, San Francisco, Villa Dolores, Villa María. Hay servicios para cada asociado.

–¿Qué objetivos tienen a largo plazo?

–Brindar cada vez más y mejores servicios. En estos momentos en el que los docentes están pasando por agresiones y bullying, incorporamos una sección para asesorar a los docentes en la gestión de las escuelas y en la parte jurídica. Una materia pendiente de los docentes es la legislación, sus derechos y obligaciones. Los asesoramos y los acompañamos en las distintas etapas de sus carreras. Vamos viendo las necesidades de los asociados, aunque hoy se hace un poco difícil por la situación que atraviesa el país.

–¿Cómo describiría la situación de los docentes en ese contexto?

–Los docentes están muy complicados porque la escuela está inmersa en una sociedad donde impera la grieta, que es agresiva. La escuela tiene los mismos problemas que la sociedad. Tratamos de ayudar a los docentes desde lo jurídico y desde la responsabilidad civil que tienen; los tratamos de ayudar para que tengan una actuación de acuerdo a la Ley. Muchas veces los docentes queremos resolver los problemas de manera doméstica y lo que pretendemos es que sepan que hay una forma legal de abordar los problemas. Por eso damos capacitaciones en responsabilidad civil, en derechos y deberes de los docentes, en Ley de Licencias, etcétera. Queremos que cualquier problema que tengan nos consulten y del diálogo salen las soluciones. Queremos que tengan un marco legal para resolver las situaciones problemáticas. 

–¿Qué ha cambiado en las escuelas en los últimos 20 años?

–Ha cambiado la idiosincrasia de los alumnos y de los docentes. Esta escuela debería preocuparse más por la profesionalización de los docentes. Tenemos niños que manejan la tecnología casi desde el jardín de infantes. Son niños del siglo 21 y docentes de principio del siglo 20. Habría que hacer hincapié en la formación de los que forman a los docentes en el profesorado. Ahí es donde el Estado debería poner el acento.

–¿Cómo han cambiado los padres en su relación con la escuela?

–La sociedad fue cambiando. Antes los padres veían que todo lo que hacía la escuela estaba bien y hoy hay cuestionamientos. No está mal. Hay que ver cada caso en particular.

–¿Cuál es la situación que atraviesan hoy las asociaciones mutuales?

–Hoy nos toca luchar con los problemas económicos y financieros del país y no somos ajenos a esos problemas. Estamos trabajando en asociaciones de ayuda mutua y nos pasa lo mismo que a los comercios: sufrimos los embates económicos del país. Al ser parte de la economía social, la renta que puede haber la invertimos en los asociados, en más y mejores servicios y hoy no es fácil.
 
–¿Han notado un aumento en las necesidades de sus asociados?

–Sí. Hoy vemos que la gente tiene muchas necesidades económicas.

–¿Desde cuándo notan que se profundizó esa necesidad?

–En los dos últimos años. 

–La Mutual cumplió 100 años, ¿qué esperan para el futuro inmediato?

- Así como antes creábamos los servicios, hoy estamos a la espera de lo que nos dice el asociado. A partir de ahí tratamos de satisfacer sus necesidades. Queríamos abrir más filiales, las pedían en Marcos Juárez, en Leones, en Jesús María y no las hemos podido hacer. Esa es una materia pendiente que tenemos.

Edición Impresa

Seguí el desarrollo de esta noticia y otras más 
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
Todos los viernes en tu kiosco ]


Te puede interesar