Recomiendan el uso del lenguaje inclusivo en la administración municipal

Córdoba 07/11/2019 Por
El Concejo Deliberante aprobó, con la negativa de UPC y de algunos ediles oficialistas, que se inste al Municipio a implementar una iniciativa similar a la de la UNC.
Concejo Deliberante voto by Igna LNM
El momento de la votación por el lenguaje inclusivo en el Concejo. - Foto: La Nueva Mañana.

Con la resistencia de algunos concejales oficialistas, el proyecto de la edil radical Miriam Acosta de recomendar el uso de lenguaje inclusivo en la administración pública municipal fue aprobado por mínima mayoría.

Es una recomendación a la que el Municipio puede adherir o no y que se basa en la ordenanza aprobada por la Universidad Nacional de Córdoba (UNC). No pondera la utilización de la "x" o la "e", sino que se insta a no utilizar paráfrasis o términos como "niños" en lugar de otros como "infancia".

"Se trata de palabras que involucren a todos los géneros. No hablamos de 'todos, todas y todes'. Por ahí la gente se asusta mucho en este tema pero es necesario invertir en inclusión", sostuvo Acosta en diálogo con La Nueva Mañana.

Asimismo, dentro del propio bloque Juntos Por Córdoba hubo voces en contra del proyecto. El ex concejal del PRO, Abelardo Losano, sostuvo tras pedir la palabra: "Considero que el lenguaje inclusivo no es una solución real a ningún problema que enfrenten las mujeres. Es solo un parche de moda que solo complica el uso y aprendizaje de nuestro idioma".

Inclusive luego de aprobada la recomendación con su voto, el jefe de bloque, Lucas Balián, deslizó: "Lenguaje inclusivo (...) hemos sido tan leales en estos años, deberíamos haber votado más por nuestras convicciones".

Tanto Losano como Javier Lafuente se pronunciaron en contra, al igual que el bloque Unión Por Córdoba. Quienes apoyaron desde la oposición fueron la concejal María Almada (Fuerza de la Gente) y la bancada Vamos.

El cupo trans, sin preferencia

Sobre el final de la sesión, con la mayoría de los proyectos despachados de vuelta a comisión, no prosperó la iniciativa de darle preferencia de dos sesiones al cupo laboral para personas trans impulsado por Acosta.

A pesar de que solo con los votos del oficialismo bastaba para darle curso al pedido, algunos ediles no dieron el visto bueno la mano y tras la negativa, la sesión quedó levantada.

De ahora en más, el proyecto deberá ser aprobado nuevamente en comisiones antes de volver al recinto. "Tengo esperanzas de que se trate antes del cambio de autoridades", subrayó la edil.

Te puede interesar