Después del paro del 29M: la unidad de la CGT y la Unidad del peronismo

Política / Economía 01/06/2019 Por
El sindicalismo se empieza a alinear de cara al proceso electoral. La CGT, el Frente Nacional por el Modelo Sindical y las dos CTA aportarán a la unidad del peronismo.
MOyano gremios
- Hugo Moyano y dirigentes gremiales durante la conferencia de prensa que ofreció en la Federación Nacional de Trabajadores Camioneros para referirse al paro del miércoles. Foto NA

chapa_ed_impresa_01


Especial para La Nueva Mañana

Todo el sindicalismo unido. Esa es la foto que dejó el sexto paro general de la era Macri. “El más contundente”, según definió el titular de la CTA de los Trabajadores, Hugo Yasky.  En ese marco los principales dirigentes del mundo gremial no sólo destacaron el alto nivel de acatamiento sino que dejaron en claro que podría haber más medidas antes de que se lleven a cabo las elecciones.

El oficialismo, está claro, ya no cuenta con el apoyo de ningún sector medianamente legitimado del universo sindical. El ataque sobre los sindicatos, las intervenciones, la mezquindad con los fondos que le corresponden a las Obras Sociales y una política económica que dinamita la base de sustentación de los sindicatos que es el trabajo registrado bajo convenio fueron quemando todos los puentes.

La unidad de acción del sindicalismo que se puso de manifiesto en imágenes y comunicados tendrá  su correlato político. O por lo menos a eso aspiran Héctor Daer, Hugo Moyano, y Ricardo Pignanelli que ya cuentan con una silla en la mesa de acción política del Partido Justicialista. Esto implica que, por lo menos hasta hoy, el Frente Sindical por el Modelo Nacional (FreSiMoNa) y los históricos “Gordos” de la CGT apostarán por la fórmula Fernández – Fernández. Carlos Acuña, desde su cargo de cosecretario de la CGT, espera a que se haga pública la definición de Sergio Massa para apoyar la unidad del peronismo. Más allá de eso el líder de los trabajadores de estaciones de servicio ya señaló públicamente su deseo de que Massa juegue dentro del espacio que hoy tiene como única fórmula la que encabeza Alberto Fernández.

Fue el propio Acuña el que no cerró la puerta a nuevas medidas de fuerza y puso la pelota en el campo del gobierno. “No sabemos cuál es la lectura del Gobierno de este paro”, advirtió  y disparó: “Que haya nuevas medidas de fuerza depende del Gobierno, no de nosotros”.

Hugo Moyano, hoy fuera de la conducción formal de la CGT, se expresó en el mismo sentido. “No puedo definir si va a ser el último”, dijo y agregó que “si el presidente Macri sigue con esas políticas no hay otra salida, evidentemente, si no hay solución a estos temas, no queda otro camino”.

Puertas adentro del edificio de Azopardo y lejos de los micrófonos los sindicalistas profundizan el análisis. En ese marco confesaron ante La Nueva Mañana que “en muchos sectores se esperan despidos masivos antes de las elecciones. Hay grandes empresas en los rubros de alimentación, comercio, farmacéutica, y limpieza que ya se contactaron con dirigentes para advertirles que antes de octubre van a dejar sin trabajo a cientos de trabajadores”.

La CGT a través de sus gremios más poderosos intentará frenar los despidos en las grandes empresas. “Contra esos podemos hacer algo porque son notorios y pueden perjudicar la imagen del gobierno en un año electoral pero contra los despidos por goteo en las PyMES o en los pequeños comercios es difícil realizar una acción”, explicó en confianza uno de los sindicalistas que ya fue convocado por las multinacionales para ponerlo al tanto de la situación.

Gildo Onorato
Gildo Onorato, dirigente de la CTEP. Foto: NA



La CGT y los Movimientos Sociales

Los Movimientos sociales fueron otra vez protagonistas. Los principales dirigentes CTEP dejaron en claro a la hora de sumarse que compartían el diagnóstico de la CGT y, en base a eso, el miércoles le volvieron a poner el cuerpo al reclamo en contra de la política.

El reconocimiento por el aporte realizado llegó en medio de la habitual conferencia de prensa que realiza la cúpula de la CGT cada vez que realiza un paro general. En este caso fue el cosecretario de la CGT, Carlos Acuña, el que reconoció que “Salen a la calle a hacerse escuchar porque no tienen trabajo, no pueden parar”.

Los Movimientos Sociales nucleados en la CTEP, Barrios de Pié, la Corriente Clasista y Combativa, y el Movimiento Evita también apostarán en la carrera electoral por la fórmula del peronismo.

En este caso el Movimiento Evita y Barrios de Pie, cuyo nombre electoral será SOMOS, ya comenzaron a trajinar el camino de la unidad. Por ahora, la CCC se mantiene expectante.

En ese marco y consultado por La Nueva Mañana Gildo Onorato, dirigente de la CTEP, manifestó: “Nos sumamos a la convocatoria para seguir expresando nuestro rechazo a este modelo de hambre, pobreza y exclusión. Acompañamos el paro con ollas populares en los barrios, para que las comunidades de base puedan expresar en sus lugares la situación que viven todos los días. Queremos que en diciembre gane un proyecto de país que garantice el acceso a la comida y al trabajo para todos los argentinos y las argentinas”.

En ese mismo contexto, el diputado del Movimiento Evita, Leonardo Grosso, presentó una nueva campaña contra el hambre. De la presentación, que se llevó a cabo en el Congreso de la Nación, participaron, además de los referentes de los movimientos sociales, dos dirigentes claves para Alberto Fernández:  Facundo Manes, neurólogo, y Cecilia Todesca, economista.

 

Edición Impresa

Seguí el desarrollo de esta noticia y otras más 
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
Todos los viernes en tu kiosco ]


Te puede interesar