Rubén Urbano: “Hay libertad para fijar precios, pero no para discutir salarios”

El secretario general de la UOM Córdoba dialogó con La Nueva Mañana. “No queremos que el Gobierno se vaya, sí que cambie radicalmente las decisiones que está tomando”, sostuvo. Además, le apuntó al gobernador Llaryora: “No se puede ser un poco peronista, un poco libertario, un poco PRO”.

Córdoba 15/04/2024 Miguel Apontes Miguel Apontes
RUBEN URBANO
DE CARA AL PARO NACIONAL DEL 9 DE MAYO. “Estamos en un momento muy particular, no hemos cerrado todavía paritarias, resta el sector siderúrgico, y la Secretaría de Trabajo no quiere homologar las escalas", le dijo Urbano a LNM. Fotos: Gentileza

La Unión Obrera Metalúrgica (UOM), liderada por Abel Furlán, realizará este lunes su Congreso Nacional de Delegados en Mar del Plata. “Vienen delegados de todo el país, es la máxima expresión de nuestro gremio y donde vamos a debatir sobre la situación que atravesamos”, explica Rubén Urbano a La Nueva Mañana.

El dirigente resaltó esta instancia de la organización gremial, que se da este año en momentos de tensión por el cierre de las paritarias del sector y las dificultades que atraviesa la industria en general, a partir de las políticas implementadas por el gobierno. “No hemos cerrado todavía paritarias en el sector siderúrgico”, señaló.

La UOM representa a los trabajadores de la rama, empleados de empresas autopartistas, de línea blanca, aluminio, fundición, terminales electrónicas, en su gran mayoría consideradas pequeñas y medianas empresas (Pymes). Sin embargo, al comprender también la rama siderúrgica, la paritaria se discute con Techint y Acindar, compañías de otro volumen y que siempre buscan incidir sobre las distintas cámaras empresariales (Adimra, AFAC, Afarte, Fedehogar, Caiama y Camima), para condicionar la negociación y fijar, desde ya, un “techo” salarial. 

Paritarias metalúrgicas y la sombra de Techint

El Gobierno nacional designó en la Secretaría de Trabajo (le sacó el rango de ministerio que tenía) a Julio Cordero, hombre de confianza de Paolo Rocca (Techint) y que en representación de la multinacional del acero tuvo cargos en la Unión Industrial Argentina (UIA). 

Al presidente Javier Milei se le endilga “carecer de estructura, cuadros y plan de gobierno”, pero el libertario suplió esa “carencia” acordando con los más grandes grupos empresarios que, además de lograr ocupar lugares estratégicos en el Estado, hasta le acercaron a través de sus influyentes bufetes de abogados la redacción de la legislación para una reforma radical de la economía y cuya reestructuración supone un nuevo orden de precios y la destrucción de los ingresos, con claros beneficiarios (Decreto de Necesidad y Urgencia 70/23, aún vigente, y el proyecto de Ley Bases).

Urbano apunta contra la incidencia de los grandes vinculados a la siderurgia: “La patronal está con la vara muy alta, está Techint con Paolo Rocca a la cabeza, que tienen todo el gobierno a disposición, entonces se pone más difícil”. 

Las ramas metalúrgicas que lograron cerrar, llevaron al 42% la recomposición salarial por el bimestre febrero-marzo. 

“Estamos en un momento muy particular, no hemos cerrado todavía paritarias, resta el sector siderúrgico, y la Secretaría de Trabajo no quiere homologar las escalas. Pero con el antecedente de que ya firmaron las ramas automotor, la rama 17, la rama 4, la rama 14, la rama 18, o sea todo lo que es aluminio, aberturas, talleres de herrajes y fundiciones, consideramos que la siderurgia también debería cerrar”, agregó el dirigente metalúrgico a este medio.  

Las ramas metalúrgicas que lograron cerrar, llevaron al 42% la recomposición salarial por el bimestre febrero-marzo. El incremento contempla una suba del 23,5%, retroactivo al 1° de febrero (no remunerativo) y un 15% en marzo sobre la base del salario nuevo del mes anterior. De ahí que la UOM considera que el aumento global alcanza un 42% que se incorporará al básico a partir del 31 de marzo, y que será la base para la nueva negociación de la paritaria 2024-2025, que debe iniciar este mes. 

La discusión paritaria en muchos gremios está trabada: las patronales se montan en la actual situación y en las inequívocas señales que da el Gobierno, donde exalta “la libertad del mercado”, que llevó a que se dispararan los precios de bienes y servicios, pero pone frenos, negando la homologación de acuerdos que, como sostiene el ministro de Economía, considera que “sólo se deben homologar si son acuerdos razonables”. 

 “El Gobierno debiera ser árbitro, pero eso no pasa” 

Sobre el reciente cierre en la mayoría de las ramas metalúrgicas, Urbano destacó el acuerdo: “Estamos hablando de que, al ser acumulativo, en el anual de la paritaria 2023 llegaríamos a 4 o 5 puntos por arriba de la inflación que marca el Indec”.

“El Gobierno debería ser árbitro, pero ahora eso no pasa, lo que hace no se asemeja a una libertad como dicen, porque libera todos los precios, pero no admite la libre discusión paritaria: nos ponemos de acuerdo con las cámaras y para ellos la libertad es no homologar las escalas y que sigamos rompiéndonos los dientes”, sostuvo el cosecretario de la CGT Regional. 

 EL 9 DE MAYO, OTRA MEDIDA DE FUERZA DE LA CGT

La central obrera le puso fecha al segundo paro general contra Milei para el 9 de mayo. Y más: confirmó que participará de la marcha de universitarios del 23 de abril y que movilizará el 1° de mayo por el Día Internacional del Trabajador.

La decisión del Consejo Directivo, que se produjo horas después del encuentro de los dirigentes cegetistas con Nicolás Posse y Guillermo Francos en Casa Rosada, echó por tierra las versiones de esa reunión, en términos de que se había negociado bajar la medida. Por el contrario, dispuso profundizar el plan de lucha tras conocer la nueva versión del proyecto de la Ley de Bases y contra el DNU 70/23.

En esta coyuntura tan particular, con una ultra derecha dispuesta a arrasar con todo vestigio de organización sindical, atacando frontalmente al salario, la CGT se mostró ágil a la hora de dar una respuesta desde el sector de las y los trabajadores: realizó un paro y movilización contundente el 24 de enero, a poco más de un mes de asumir el gobierno.

De ahí que cuesta entender la persistencia de posiciones extremas, que reclaman siempre más y no contemplan la necesaria articulación que lleva adelante la central obrera con el universo de sindicatos que contiene en su seno y, además, el rol que viene cumpliendo el movimiento obrero organizado en esta etapa, donde está supliendo la carencia de referencias políticas a la hora de frenar el desquicio que están provocando los libertarios en el poder. 

RUBEN URBANO 1

 

“Que sea contundente”

Es curioso: en algunos discursos radicalizados, los ataques se centran más hacia la CGT que hacia las políticas del presidente Javier Milei. El secretario de la UOM Córdoba apoya el paro dispuesto y sostuvo a LNM “que se estaba esperando la fecha”, ya que se daba por descontado la movilización el 1° de mayo “donde seguramente íbamos a exigir una fecha para el paro”. Y agregó: “Que haya sido lanzado para el 9 de mayo nos da un tiempo para la mejor organización de la medida, para que se cumpla y sea contundente”. 

“Más allá de que se haya llegado a acuerdos paritarios en varios gremios, hay muchos trabajadores en la calle, hay despreocupación del gobierno por la inflación, por la gente con hambre y los precios que no paran de subir, por lo que será difícil frenar el paro del 9 de mayo”, abundó el dirigente metalúrgico.

La unidad del movimiento obrero

 El 24 de enero las concentraciones en Córdoba fueron dos. Y ambas importantes. Una fue convocada por la CGT Córdoba (identificada con el dirigente de los estatales José “Pepe” Pihen, que hoy cuenta con una conducción tripartita con Federico Cortelletti, Ilda Bustos y Andrés Colazo) y otra llamada, a pocas cuadras, por la CGT Regional, donde Rubén Urbano comparte la conducción junto a Edgar Luján (Camioneros) y Ricardo López (Sanidad).

Una conclusión de esas concentraciones: de haberse realizado un acto unificado, hubiera reunido a más de 50.000 personas. De ahí la especulación para el próximo 1° de mayo, fundada, sobre todo, en el acuerdo de marchar juntas todas las centrales el pasado 24 de marzo, el Día de la Memoria. Tras una “barredora”, se pudo ver a las dos CGT y las dos CTA, en una foto que alentó una posible futura unidad aunque, como se sabe, el concepto se transformó en una “muletilla” de los discursos sin plasmarse en la realidad.

“El último 24 estuvimos juntos”

 “El último 24 ahí estuvimos juntos. Yo hice una bandera grande que se vio por todos lados, y estábamos todos los representantes de los gremios atrás. Estamos hablando para alcanzar una unidad, por lo menos en la acción. Pero va a ser medio imposible la unidad general, por la postura que han venido trayendo las otras centrales, ojalá mañana tengamos una unidad monolítica. Va a ser difícil, la otra CGT está dividida, las dos CTA tampoco están unidas”, subrayó Urbano.

El metalúrgico dijo que desde su espacio tratan por todos los medios que haya unidad en la acción y que “si hay gremios en lucha, con conflictos, que estemos todos presentes con nuestras banderas”.

Las expectativas de cara a lo que se viene

Demorada, porque restan homologaciones y cerrar el sector siderúrgico, la UOM debió terminar la discusión paritaria 2023 el 31 de marzo, por lo que está encima la negociación para el próximo periodo. 

“La semana que viene tenemos que empezar a juntarnos nuevamente, cuando termine el Congreso, para discutir 2024. Yo creo que ahora va a empezar a haber una recesión inventada, inventada principalmente por Polo Rocca, que no saca la chapa y la gente no tiene materia prima para los talleres y no pueden trabajar. Y la expectativa es que se empiece a abrir la obra pública, sí o sí, más allá de que la haga el privado o no, pero que se siga haciendo”, abundó. 

Pero la expectativa mayor que planteó Urbano es que se pueda torcer el rumbo de las políticas implementadas por Milei. “La expectativa más grande, es que definitivamente empiece a darse cuenta este gobierno, que no queremos que se vaya, al menos nosotros no queremos que se vaya, pero sí que cambie radicalmente las decisiones que está tomando, porque el país se va al diablo, no somos sólo los trabajadores, todo el país se está yendo al carajo”.

Rubén Urbano identifica claramente las consecuencias del “modelo libertario” y enfatizó: “Más allá que algunos consideren ‘promiscuo’ largar un paro, lo cierto es que ha crecido la cantidad de pobres, la cantidad de gente sin trabajo y con la recesión que hay, a la gente sin trabajo se la empuja a mucha a la drogadicción, la prostitución, las adicciones, y lo más lamentable que también al robo. ¿Qué va a hacer esa gente si no tiene cómo llevar un plato de comida a sus hijos, que cuando estaban con trabajo ya no llegaban y ahora sin trabajo peor?”. 

 MARTIN LLARYORA

Martín Llaryora, gobernador de Córdoba. Foto: NA

UN PALO PARA LLARYORA: “No se puede ser un poco peronista, un poco libertario, un poco PRO, un poco de cada cosa”.

 – La CGT fue la fuerza que se puso al frente del rechazo a todas estas medidas de Milei, ¿y el campo político?

Rubén Urbano (R.U.) – Tenemos que seguir hablando, discutiendo, tratar de lograr los consensos necesarios para torce los brazos que haya que torcer. Los gobernadores, para la foto y pedir los votos estaban con nosotros codo a codo, y ahora no saben cómo sacarse una foto con Milei. Y cuando el Presidente empieza a revolear la media, tirando mierda a ellos también, se empiezan a separar, no saben para qué lado agarrar. Es lamentable, y eso pasa cuando no hay un espíritu ideológico sensato, o soy peronista o no lo soy, o soy radical o no lo soy, pero no se puede ser un poco peronista, un poco libertario, un poco PRO, un poco de cada cosa. Eso sucede con (Martín) Llaryora, también con otros gobernadores y pasó en su momento con (Juan) Schiaretti. 

 – ¿Cómo ve una eventual unificación del peronismo?

 R.U. - En el peronismo tenemos que separar las cosas, quién es peronista y quién no; porque si seguimos con los que han fracasado, La Cámpora, el kirchnerismo, principales responsables de que Milei esté en el gobierno… El movimiento obrero debe dejarse de hinchar las pelotas y ser artífice y protagonista del gobierno que venga. Hay más unidad en el movimiento obrero que en el movimiento peronista. Son contados con los dedos quiénes se pueden poner al frente, y el que asuma no la tiene seguro si lo van a seguir o no. Está Sergio Massa, aunque lo veo muy pegado al ‘chico’ Kirchner; (Axel) Kicilloff, que no le está yendo bien en la provincia de Buenos Aires, pero es otro que podría levantarse; Gabriel Katopodis es un dirigente creíble, razonable; Guillermo Moreno quiere serlo, pero la gestión que tuvo no ha sido buena. Por eso planteamos un frente con los trabajadores, porque si no van a volver a ganar estos.        

 - No es fácil entender la lógica de este Gobierno…

 R.U. - Son tres y se pelean entre ellos, es difícil entender al gobierno en este contexto. Ahora, según dicen algunas estadísticas, tiene un 40 o 50% de credibilidad el tipo este, y encima se le ríe en la cara a la gente, que es lo peor.  

 

 

 

 

Últimas noticias
Te puede interesar
Lo más visto
Escuela de Oficios UNC

Comienzan las preinscripciones a la Escuela de Oficios 2024 de la UNC

Redacción La NUEVA Mañana
Córdoba 21/05/2024

Las preinscripciones son el 22 y 23 de mayo para estos cursos y se realizarán en el Pabellón Argentina de Ciudad Universitaria, de 9 a 17. A su vez, el 29 y 30 de mayo y el 24 y 25 de julio se volverán a abrir las preinscripciones para otros cursos de oficios. En esta nota, toda la información.