“Encuentro la fuerza en las personas que dijeron ‘Nunca más’”, expresó la integrante de HIJOS atacada

En una entrevista, la mujer que sufrió un brutal ataque el 5 de marzo, que se conoció públicamente días atrás, detalló que los agresores le dijeron que no hablara “nunca más sobre derechos humanos” y reconoció que se sintió fortalecida tras las marchas del 24 de marzo.

País 26/03/2024 Redacción La Nueva Mañana Redacción La Nueva Mañana
Agrupación HIJOS (gentileza)
"Hay un caldo de cultivo de odio, de violencia desde hace un tiempo", indicó en diálogo con El Destape. Foto: gentileza

La integrante de la Red Nacional de la Agrupación HIJOS de la Ciudad de Buenos que fue atacada brutalmente por dos individuos semanas atrás en su vivienda, Sabrina Bölke, aseguró este lunes que los agresores le dijeron que no hablara “nunca más sobre derechos humanos”.

Asimismo, expresó que encuentra fuerza para seguir adelante con su vida “en todas las personas que fueron a la Plaza de Mayo a sostener el Nunca Más”, en el marco del Día Nacional de la Memoria por la Verdad y la Justicia.

Días atrás, HIJOS denunció en un comunicado que Bölke fue atacada por dos hombres que la abordaron dentro de su casa, donde fue “atada, golpeada, abusada sexualmente y amenazada de muerte”.

El terror en primera persona

En declaraciones formuladas a radio El Destape, este lunes la mujer contó: “Soy la persona que denuncia junto a HIJOS lo que ocurrió el 5 de marzo. Sin entrar en detalles morbosos, les cuento que yo salía de mi trabajo a las 8 de la noche y, cuando llegué a mi casa, había dos personas adentro esperándome. Cuando ingresé, me tomaron por la espalda y por el cuello, me redujeron, me amenazaron, me golpearon y estuvieron torturándome entre 15 y 20 minutos”.

“Luego, me ataron y me apuntaron con armas. Me dijeron que me venían a matar. Todavía estoy en shock, tratando de entender qué es lo que pasó. Me dijeron que no hablara nunca más, que sabían dónde trabajaba, que no hable más de derechos humanos”, prosiguió y apuntó que cuando le apuntaron con armas pensó que su vida “iba a terminar ahí”.

Relató que le siguieron golpeando, especificó que la ataron con alambre y con vendas, le taparon la cabeza y la hicieron darse vuelta, y apuntó: “No quiero profundizar en eso. Es imposible de narrar”. 

“Cuando se fueron, dijeron que si yo decía que estuvieron, iban a volver y me iban a meter un tiro”, aseguró y admitió que apenas comenzado el ataque, ella pensó que se trataba de un asalto, pero cuando les explicó a los dos hombres que es una trabajadora cuyo salario “no cubre la canasta básica” y que no tenía dinero en efectivo, éstos le respondieron que sabían todo de ella, que sabían dónde trabajaba, que estaba con los organismos de derechos humanos, que no iban a robarle, sino a matarla.

Sostuvo que tras ser rescatada y al volver a su casa después de estar en el Hospital Pirovano, encontró que en una pared escribieron “VLLC ñoqui” e indicó que los dos hombres “estuvieron adentro del departamento mucho tiempo, rompieron muebles, pero no robaron nada”.

Caldo de cultivo de odio y violencia

Consultada sobre las responsabilidades políticas del ataque, Sabrina expuso: “Trato de ser cuidadosa: no le puedo echar la culpa en términos judiciales a un aparato estatal, pero sí es verdad que hay un caldo de cultivo de odio, de violencia desde hace un tiempo y que habilitan este tipo de cosas”.

Posteriormente, expuso que “HIJOS es una agrupación que lucha contra el olvido y el silencio, nunca nos callaron cuando la impunidad estaba en la calle”, aunque reconoció estar “asustada”.

Así, en la entrevista narró que su vida “quedó suspendida” dado que desde el 5 de marzo -cuando se produjo el ataque- no es la misma y agregó: “Yo tenía una vida normal. Tocaba el piano, cantaba, quería estudiar, volver al club a jugar al fútbol y ahora pienso cómo seguir adelante”. 

No sé cómo voy a salir a la calle sola. Me pregunto todos los días por qué me eligieron a mí. Lo que pasó está mal. Tenemos que poder pensar distinto. En mi militancia por los derechos humanos jamás luché para que los genocidas sufran lo que sufrieron nuestros viejos. Siempre Justicia y jamás por mano propia”, analizó.

Por último, se preguntó: “¿Qué puedo esperar de Javier Milei? Si toda la vida negaron los desaparecidos, la dictadura, los 30.000, a las Madres, a los Nietos, a los HIJOS. Niegan el gatillo fácil, niegan la pobreza, el hambre. ¿Qué puedo esperar, si niegan que los chicos tienen hambre? ¿Que tengan empatía conmigo? Lo que me pasó no tiene que pasar”. 

“Tiene que haber debate, discusión, pero siempre dentro de la democracia. No sé si el Estado me puede cuidar. Por eso tardé tanto en salir en medios. Tenía miedo. Pero la fuerza la encuentro en todas las personas que fueron ayer a la Plaza a sostener el ‘Nunca Más’”, concluyó.

Esta nota fue producida por las y los trabajadores de Télam que resisten el cierre de la agencia estatal y garantizan el derecho a la información. Desde La Nueva Mañana, nuestra solidaridad y apoyo en esta lucha. 

banner_250x250

Noticias relacionadas:

24 de marzo 2024En el Día de la Memoria, 150.000 personas marcharon en Córdoba al grito de “son 30 mil, ya dijimos nunca más”
24 de marzo 2023 by Miriam CamposAtaque político: abusan y amenazan de muerte a una integrante de HIJOS

Últimas noticias
Te puede interesar
divorcio freepik

Prohíben a un hombre participar de carreras automovilísticas por adeudar la cuota alimentaria de sus hijos

Redacción La NUEVA Mañana
País 24/02/2024

Iba a participar de la carrera de San Carlos de Bariloche, siendo el automovilismo su pasatiempo favorito. La resolución judicial tendrá efectividad hasta que regularice la deuda que mantiene con sus hijos en conceptos de alimentos y se extiende mucho más allá de la fecha de competencia solo uno de las sanciones por incumplir su obligación como alimentante. También se le quitará su carnet de conducir.

Lo más visto