Comenzó a deliberar la Bicameral que debe tratar DNU de desregulación económica

El cuestionado mega decreto de necesidad y urgencia 70/2023, dictado por el Gobierno Nacional, deroga y modifica leyes; y propone, entre otras medidas, una reforma laboral. El debate genera expectativa, al anticiparse un desenlace abierto y posiciones divididas.

Política 22/02/2024 Redacción La Nueva Mañana Redacción La Nueva Mañana
Congreso de la Nación (NA)
El cuestionado mega DNU deroga y modifica leyes; y propone, entre otras medidas, una reforma laboral. Foto: NA

La Comisión Bicameral de Tratamiento Legislativo, que tiene a su cargo el debate acerca del decreto de necesidad y urgencia (DNU) 70/2023, dictado por el Gobierno Nacional, comenzó a deliberar a las 12.20 de este jueves para designar autoridades y acordar su esquema de trabajo.

El cuestionado mega DNU deroga y modifica leyes; y propone, entre otras medidas, una reforma laboral.

El primer tema que abordará la comisión en el encuentro que se efectúa en el Salón de las Provincias del Palacio Legislativo es la propuesta de la Libertad Avanza (LLA) para designar al senador de La Rioja de ese partido, Juan Carlos Pagotto, como presidente de esta estratégica comisión, integrada por 16 miembros, cuya titularidad este año le corresponde al Senado.

El debate genera expectativa, al anticiparse un desenlace abierto y posiciones divididas, respecto a la cuestionada norma impuesta por el Ejecutivo.

La comisión tendrá en teoría diez días para dictaminar (es decir, hasta el 7 de marzo), aunque el manejo de los tiempos estará en manos del oficialismo.

De los 16 miembros totales, Unión por la Patria tendrá seis representantes, en tanto que tres serán de La Libertad Avanza, dos del PRO, dos de la Unión Cívica Radical (UCR), uno de Hacemos Coalición Federal, uno de Cambio Federal y otro de Unidad Federal.

Por el Senado integrarán la Bicameral Juan Carlos Pagotto (LLA), Víctor Zimmermann (UCR), Luis Juez (PRO), Juan Carlos Romero (CF), Carlos “Camau” Espínola (UF), y Anabel Fernández Sagasti, Mariano Recalde y María Teresa González, de UP.

Por Diputados, serán parte el jefe de bancada libertaria, Oscar Zago; y el correntino Lisandro Almirón, por el oficialismo; Hernán Lombardi, por el PRO; el catamarqueño Francisco Monti; por el radicalismo; Nicolás Massot, de Hacemos Coalición Federal; y Carolina Gaillard, Ramiro Gutiérrez y Vanesa Siley, por Unión por la Patria.

Entre La Libertad Avanza, el PRO y Cambio Federal, que son los sectores que están decididamente a favor del DNU, suman seis voluntades, la misma cantidad que los representantes de Unión por la Patria que están firmemente en contra.

Los votos clave serán entonces los restantes cuatro integrantes de las fuerzas intermedias, que inclinarán la balanza para uno u otro lado. Se trata de los senadores Zimmerman y Camau Espínola y los diputados Monti y Massot.

La definición de la nómina de ocho integrantes de la Cámara de Diputados para conformar la comisión bicameral se estiró más de la cuenta porque quedó enredada en una puja entre Menem y la bancada liderada por Germán Martínez (Unión por la Patria), que a través de varios pedidos formales presionó infructuosamente para que le concedieran cuatro lugares.

El miércoles de la semana pasada, después de pisar la definición y con el plazo sobradamente vencido para conformar la Bicameral, sumado a un pedido del radicalismo para que apurara el trámite, el titular de la Cámara baja le envió una misiva al diputado kirchnerista para rechazar la petición.

Y finalmente el lunes el riojano comunicó oficialmente la nómina de ocho diputados nacionales para la bicameral, con tres cupos para Unión por la Patria.

Al margen del tratamiento en la comisión, al ya haberse vencido los plazos para la conformación de la Bicameral, el Senado -que es la cámara por la que el DNU ingresó- está habilitado para abordarlo directamente en el recinto.

El oficialismo intentará dilatar lo más posible ese escenario, ya que Unión por la Patria tiene 33 senadores y está a tan sólo cuatro votos de lograr la mayoría necesaria para rechazar el DNU. Alllí, las perspectivas son buenas para la fuerza opositora. 

De todos modos, para poder invalidar el decreto se requiere el rechazo de ambas cámaras (de lo contrario queda definitivamente avalado y vigente), por lo que si el Senado avanzara en esa dirección luego el oficialismo podría juntar una mayoría junto a los bloques de la oposición dialoguista para aprobarlo.

Fuente: NA

Noticias relacionadas:

inadiA través del vocero presidencial, el Gobierno anunció el "cierre definitivo" del Inadi
Reunión del Consejo Interuniversitario Nacional, CIN (CONADU)Universidades nacionales demandan mayor presupuesto y actualización de salarios

Te puede interesar
Lo más visto