Una joven con discapacidad denunció a línea aérea por "maltrato"

Al abordar el avión en Salta, le impidieron subir la batería de su silla de ruedas que quedó en el aeropuerto. Pasó una semana y aún no fue devuelta, lo cual le impide movilizarse.

Córdoba 19/03/2023 Miguel Apontes Miguel Apontes
Flybondy by gentileza Telefé
Eileen Nieto, cordobesa de 28 años, todavía espera la devolución de la batería para su silla de ruedas. Foto: gentileza Telefé

Eileen Nieto es una joven cordobesa de 28 años con capacidad motriz reducida y tiene una silla de ruedas motorizada, que es fundamental para su desplazamiento. Para celebrar la obtención del título de abogada decidió viajar a Salta el fin de semana pasado, junto a su hermano.

Contrató un vuelo de Flybondi y el trayecto Córdoba–Salta fue normal, no tuvo inconvenientes. El problema se planteó cuando quiso emprender el regreso: la empresa le dijo que, “de acuerdo al protocolo”, debía retirar la batería que alimenta la silla de ruedas. Inmediatamente, se la enviarían a Córdoba por vía terrestre.

La explicación fue que algunos componentes, podían afectar el instrumental de la aeronave. Sin embargo, lo curioso es que en el trayecto de ida no le informaron nada. A una semana, Flybondi no solo no cumplió con el compromiso de remitir la batería, si no que tampoco ha dado una respuesta satisfactoria a los insistentes reclamos.

En Córdoba, privada de movilidad y sin respuestas

La batería debía llegar a la provincia por vía terrestre a más tardar en 24 horas, pero tal compromiso de Flybondi no se cumplió y el miércoles 15 la joven llamó para reclamarla. “La batería está acá, en Salta, ¿no tenés algún familiar que te la lleve?”, fue la insólita respuesta que recibió.

Tras volver a explicar que sin la batería no puede movilizarse de ninguna manera, porque no es adaptable para uso manual, que sorteó el inconveniente al arribar a Córdoba porque Aeropuertos 2000 le prestó una silla común y así pudo llegar a su casa, recibió una “sugerencia”: “Buscate a alguien que te peche”.

Valeria Melacrino es abogada especialista en los derechos de personas con discapacidad y en diálogo con La Nueva Mañana explicó los pasos dados por Eileen: “Ya se hicieron las denuncias de rigor ante los organismos oficiales que consideramos deben actuar, ante el Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (Inadi), ante Defensa del Consumidor y también en la ANAC (Administración Nacional de Aviación Civil), además de la exposición en el libro de quejas de Flybondi”.

Al aguardo de respuestas, se preparan acciones legales contra la compañía: “Es notable la falta de empatía de la empresa, la falta de información. Si la batería contiene un elemento riesgoso, no debió abordar el vuelo Córdoba–Salta. Era la misma línea, el mismo tramo, y capaz el mismo avión, y sin embargo pudo viajar sin ninguna restricción. A nivel general hay un destrato hacia las personas con discapacidad. No se contempla la dignidad de estas personas, ¿cómo iba a trasladarse sin su silla? Para su estima, su seguridad, su autonomía, privarla de la movilidad con su silla de ruedas motorizada es un golpe muy grande”.

En medio del “Día Nacional de la Accesibilidad”

El grave incidente que perjudicó a Eileen Nieto deja a la vista cuánto resta todavía a la hora de facilitar la accesibilidad, en todos los terrenos, a las personas con movilidad reducida.

El 15 de marzo de 1994 se aprobó una ley que estableció la supresión de barreras físicas en los ámbitos urbanos y en el transporte para lograr accesibilidad para las personas con movilidad reducida.

“En la punta de la pirámide, en términos de legislación, tenemos los tratados internacionales, después la Constitución y nuestras leyes; son derechos reconocidos a través de la Convención Internacional sobre Derechos de las Personas con Discapacidad y de cumplimiento obligatorio, en todos los ámbitos”, completó Valeria Melacrino.

Un antecedente de 2021

En noviembre de 2021, otra joven cordobesa había denunciado a Flybondi, cuando le impidió abordar un vuelo a causa de la batería de su silla de ruedas.

Rosario Perazolo Masjoán, en aquella oportunidad también expresó discriminación y destrato de la compañía y tuvo que tomar el vuelo a Buenos Aires por otra aerolínea: “La aerolínea Flybondi no me dejó subir al avión por estar en silla de ruedas”, posteó.

La empresa, en un comunicado oficial, alegó que la silla “utiliza un tipo de batería que contiene ácido de plomo, componente considerado ‘mercancía peligrosa’”, por lo tanto “no está permitido para su transporte en los vuelos de Flybondi”.

En Aerolíneas Argentinas, por donde finalmente voló, le dijeron a la pasajera que “la batería de su silla era apta para subirse al avión”.

Últimas noticias
Te puede interesar
Marcha de la Marihuana (Comunidad Cannábica Córdoba) 2

La Marcha Mundial de la Marihuana vuelve a las calles de Córdoba

Pablo Javier Rodríguez
Córdoba 04/05/2024

“Basta de personas presas por marihuana", reforma de la Ley de Drogas, regulación integral de la planta de cannabis y por una industria equitativa y justa con protagonismo de cultivadores demanda la movilización que concentrará a las 15 en el Parque Las Heras y a las 16:20 partirá para el Paseo Sobremonte.

Lo más visto