Nación apuesta a las petroleras para atravesar un año económico complejo

Ed Impresa 20/01/2023 Por Facundo Piai
Más producción de gas y petróleo para el país y el objetivo de importar menos es la ecuación que realiza este año desde la Casa Rosada. Pero no todos piensan lo mismo.
massa gasoducto
El ministro de Economía Sergio Massa visita el Gasoducto Néstor Kirchner. Foto: NA

chapa_ed_impresa_01   

Especial para La Nueva Mañana

Mientras el oficialismo termina de afinar los reportes sobre la actividad económica del 2022, que cerró más arriba de lo previsto, el salto de los dólares paralelos puso de manifiesto una amenaza eterna: la escasez de “verdes” en el Banco Central. Además, este año la falta de lluvias dejará su marca, haciendo que las cosechas sean más magras de lo que se estimaba. En efecto, se producirán menos cereales y oleaginosas que en otros años, por tanto se vería afectado el ingreso de agrodólares. De acuerdo a reportes especializados, por la sequía la producción agropecuaria caerá 13% con relación al año pasado.

Sin embargo, desde el Gobierno matizan los efectos que la sequía pueda tener en las exportaciones y, por tanto, el ingreso de dólares. Los funcionarios advierten que los precios de los cereales se mantendrán elevados y eso terminará por compensar parte de la magra cosecha del 2023. Sostienen que Ucrania, jugador clave en el mercado mundial de cereales, continuará en conflicto y a eso se la suma la seca que compromete la producción agrícola de otros productores de peso también. Pero, principalmente, desde Casa Rosada ponen toda la expectativa en el sector petrolero para compensar la estrechez de dólares aportada por el agro.

Vaca Muerta puede transformar la economía nacional

En una entrevista brindada al periodista Horacio Verbitsky, el ministro de Economía Sergio Massa sostuvo que las exportaciones del sector energético aumentarán producto de las obras de infraestructura en marcha. Además, proyectó que están dadas la condiciones para que en los próximos años las exportaciones de gas y petróleo superen los 14 mil millones de dólares. Para tomar dimensión, todas las exportaciones del año pasado de la categoría combustible y energía sumaron U$S7,5 mil millones, mientras que las de petróleo y gas significaron cerca de U$S5 mil millones.

Desde la óptica del ex Presidente de la Cámara de Diputados, tanto el gasoducto Néstor Kirchner como los oleoductos que conectarán al yacimiento Vaca Muerta con el Atlántico transformarán la estructura productiva del país. La red de infraestructura aumentará el transporte del combustible fósil; por tanto, incentiva las inversiones de las petroleras y el aumento de los volúmenes producidos. De modo tal que, con la mayoría de las obras terminadas (dos años, según los proyectos), Argentina resolvería su problema eterno de falta de divisas.

petroleo © NA
Massa aseguró que “las exportaciones del sector energético aumentarán producto de las obras de infraestructura en marcha”. Foto: NA. 

 

La escasez de dólares amenaza con paralizarlo todo

De acuerdo a las proyecciones de Massa, el complejo petrolero pasaría a ser el segundo más importante en generación de divisas, después del sojero. Sin embargo, actualmente la dependencia de los agrodólares es prácticamente total y el equipo económico debe lidiar con las corridas cambiarias. Además, la escasez de divisas comienza afectar al sector industrial, que tiene dificultades para acceder a los dólares oficiales para poder importar insumos. A tal punto que no pocas industrias advierten que de continuar sin acceso o con las importaciones “pisadas” se afectarán los niveles de producción y empleo.

A todo esto, quien dio el mensaje desde el Gobierno frente a estas tensiones no fue otro que Sergio Massa. En busca de generar expectativas positivas, el Ministro de Economía anunció que las proyecciones para este 2023 vienen mejores de lo previsto. Para contrarrestar la idea de que las reservas están estresadas argumentó que las inclemencias climáticas serán menos gravosas, crecerá el valor de algunas exportaciones y se importará menos energía. El escenario sería más holgado que el previsto, según señaló el tigrense, a tal punto que el gobierno desembolsó dólares para comprar bonos de deuda en moneda extranjera. El mensaje es claro. Podría traducirse: “Tenemos los instrumentos para defender el tipo de cambio actual y estamos dispuestos a usarlos”.

¿Tienen los dólares necesarios para resistir las corridas?

Desde el entorno del equipo económico sostienen que las reservas tendrán alivio por cuatro factores. La alineación de los desembolsos de los bancos multilaterales de crédito con las necesidades de divisas que tiene la economía en el primer cuatrimestre del año, es uno de ellos. Desembolsarán alrededor de U$S2 mil millones entre Banco Mundial, BID, CAF, entre otros. Por su parte, además de la activación del intercambio de monedas con China que permite comercializar en yuanes aligerando la presión sobre las reservas en dólares, los chinos financiarán con más de 1.000 millones de dólares la construcción de la central termoeléctrica Manuel Belgrano II.

Asimismo, hay mucha expectativa en el acuerdo de integración económica con Brasil que se firmará la semana próxima. Se esperan avances en la concreción de un intercambio de monedas para que las importaciones brasileñas se hagan en reales y no en dólares, entre otros aspectos. Además, el acuerdo prevé financiamiento brasilero para el segundo tramo del gasoducto (desde Salliqueló hasta Río Grande del Sur, Brasil). También, el Gobierno prevé que las inversiones récord en Vaca Muerta del año pasado significarán un incremento del volumen producido para este año (el boom de las acciones de las petroleras argentinas daría cuenta de ello). En efecto habría ahorro de divisas, al haber menor necesidad de importar gas y combustibles.

Dudas

Al interior de la cadena de valor del sector hidrocarburífero no todos creen que el Gobierno pueda sortear el complejo panorama económico fácilmente. Para Gabriel Bornoroni, presidente de la confederación de las estaciones de servicio del país, la finalización del primer tramo del gasoducto Néstor Kirchner, clave en la ecuación del Gobierno, está en duda. “No se informan los avances de la obra”, dijo a LNM. “No veo viable las expectativas que planteó Massa”, enfatizó Bornoroni, porque no se sabe “¿cuándo termina, cuantos caños necesitan?, ¿están los caños?, ni tampoco ¿cuál será la fecha de finalización de la obra?”. 

En efecto, los anuncios de las obras no traccionaron la producción, “porque no hay credibilidad”, aclaró el dirigente empresario. En el mismo sentido, desde el Clúster Industrial de Petróleo, Gas y Minería de Córdoba, que provee al sector de diferentes insumos, dudan de que vaya a haber un boom este año. De acuerdo a un informe del clúster al que pudo acceder La Nueva Mañana, de un relevamiento realizado entre más de 150 industrias la mayoría tiene dificultades para importar insumos, lo que afectaría los niveles de actividad. Además, “la enorme mayoría” de las industrias de Córdoba afirmó no estar proveyendo insumos para los gasoductos y oleoductos; sólo lo está haciendo una minoría y en pequeñas cantidades. 

Todo parece indicar que, para saborear las mieles de un complejo petrolero robusto con autoabastecimiento de energía, el Gobierno primero tiene que atravesar un clima económico complejo, donde una devaluación lo dejaría sin posibilidades electorales y, por tanto, de cosechar esos beneficios en los próximos años.

  

 

ed_imp_294

Seguí el desarrollo de esta noticia y otras más 
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
Todos los viernes en tu kiosco ]


Te puede interesar

Boletín de noticias

360-x-360

 

 

HINS-Energía---360x150

 

PyL_Neum-360x150

 

2022-09-01 - Muni VM - 360x150

Te puede interesar

data-matched-content-ui-type="image_card_sidebyside" data-matched-content-rows-num="4" data-matched-content-columns-num="1"