El Marcapáginas: Lecturas para descubrir

Ed Impresa 02/12/2022 Por Mauricio Micheloud
Un Pinocho en versión original para enterarse cómo fue pensado este clásico, una novela que se mete de lleno en una época turbulenta de la historia argentina.
Lecturas para descubrir
Repasamos Las Aventuras de Pinocchio, La Grasita y Una versión de Dios. Foto: gentileza

chapa_ed_impresa_01   

Especial para La Nueva Mañana

Las Aventuras de Pinocchio - Historia de una marioneta

Carlo Collodi
Traducción de Francesca Barbera Kipreos
La Pollera

pinocho

Como con muchas historias de la literatura clásica para las infancias sucede que tenemos una versión muchas veces distintas y hasta opuestas de la original. Los grandes medios, y particularmente Disney, han acaparado las narrativas que tenemos al alcance sobre estos grandes clásicos. Basta enumerar unos cuantos: Cenicienta, Blancanieves, La Bella y la Bestia, El libro de la selva y otros que no se trata más que de versiones muy alejadas de las que se escribieron hace tanto tiempo. 

El caso de Pinocho no es la excepción. Muchos tenemos una mirada sobre este personaje bonachón y travieso que finalmente encuentra el camino. Pero lo cierto es que la historia original es tan diferente a la que se popularizó por la película que se podría decir que se trata de una historia totalmente diferente con los mismos personajes.

La nueva traducción publicada por la editorial chilena La Pollera alimenta las ganas de volver a leer clásicos de este tipo. Traducido por Francesca Barbera Kipreos este libro nos sumerge en una historia dramática de un personaje de madera, una marioneta sin conciencia sobre lo que está bien y lo que está mal y que se las tiene que arreglar solo y a través de experiencias espeluznantes para encaminarse. Es que no lo estará acompañando ningún grillo ni nada que se le parezca para afrontar un mundo lleno de peligro. Aprender a ser un buen niño será doloroso y no solo para él, también lo será para quienes le depositen su afecto y confianza porque Pinocho ante cada decisión que tiene que tomar se inclinará todo el tiempo en la que producirá alguna desdicha. Confiará en los mentirosos, optará por el camino fácil y sin esfuerzo y decepcionará a cada uno que decida apoyarlo. Así es en realidad Pinocho en esta historia original que cae en situaciones macabras para acentuar el mal proceder de la marioneta.

Una edición sin ilustraciones (salvo por la de Enrico Mazzanti en la portada, dibujante de una de las primeras versiones de Pinocho) pero con muy buen gusto en el diseño del interior y las tapas. Una edición para aprovechar y adentrarse en la mirada que proponía Collodi para aleccionar a los más pequeños en su tiempo y que resultó ser una de las obras maestras y referente de la literatura para las infancias de Italia.


La Grasita

Mercedes Pérez Sabbi
Raquel Cané
Comunicarte

la grasita
La famosa grieta política que nos atraviesa dista mucho de ser algo nuevo. Podríamos remontarnos a la época de unitarios y federales para ver que la separación de aguas en la arena política no es nada nuevo. Ni hablar en los años de los gobiernos de 
Perón en los que la división del país también era algo bien palpable. Precisamente en esta etapa histórica es donde se desarrolla la historia de Clarita una nena que vive en un pueblo: Maizoro y que va a ir de a poco viviendo esto de peronistas y antiperonistas en su pueblo y posteriormente en un desafortunado viaje a Buenos Aires.

Precisamente en la Ciudad de Buenos Aires se enfrenta más fuertemente a este choque cultural y político tratando de comprender de qué se trata esto de ser considerada una “grasita” al punto de vivir una de las experiencias más traumáticas en uno de los hechos históricos más aberrantes de Argentina: Los bombardeos de Plaza de Mayo en 1955.

La espléndida fluidez de Perez Sabbi para narrar desde la mirada ingenua de una niña que acaba de convertirse en “señorita” con su primera menstruación y que va de a poco o de golpe dejando atrás su inocencia hace que podamos ver a través de este personaje tan bien construído. Del mismo modo cada uno de los personajes que la acompañan en su travesía que muestran matices que enriquecen la historia. Especialmente su tía Dora, una mujer fuerte, bella, artista que tiene un gran amor por su sobrina y la guía en el conocimiento de este mundo que la rodea.

Hay un trabajo notable en la construcción de los escenarios de la época: Vestuario, costumbres, objetos y modos de hablar que nos transportan a esa época. Mercedes Pérez Sabbi desde la narración y Raquel Cané con las ilustraciones nos ubican en las coordenadas de la época y nos hacen vivirla como si se tratara de algo actual. Ese ejercicio de lectura es el que nos permite contraponer esa época con la actual para poner en discusión qué tipo de sociedad estamos construyendo. Las diferencias no son tantas como se podría pensar: Lo que era el debate por la ley de divorcio se puede extrapolar por lo que implicó la Ley de Matrimonio igualitario o por la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo y las pasiones políticas pueden verse tanto en una como en otra época. 
Una buena lectura para cualquier edad pero sobre todo para acercar a los más jóvenes este espíritu de conflicto que ya se vivía en los años 50. Un libro que también es poco común entre las lecturas contemporáneas para las infancias.


Una versión de Dios

Liliana Bodoc
Ana Luisa Stock
Editorial Guadal

una version de dios
¿En dónde se cruzan la hebra de lo infinitamente grande y lo infinitamente pequeño? ¿Cuál es el espacio entre el oso que avanza y el cazador detrás de su mira? ¿Hacia dónde galopa la bestia de largas crines? ¿La libertad está solo del otro lado del salto al vacío? ¿Cómo se describe un libro indescriptible? 

Liliana Bodoc y Ana Luisa Stok construyeron un libro así tan inexplicable, tan desgarrador como luminoso que se sale de las casillas de las categorías habituales. Un libro pensado y creado por dos grandes artistas hace unos años atrás que vió truncada su salida por la reciente partida de Liliana Bodoc pero con el tiempo y el dolor transformado en empuje se pudo llegar a publicarlo. Un trabajo a cuatro manos que no define en dónde empieza y en dónde termina la intervención de cada una. La fuerza de las palabras creando imágenes tremendas y apoyadas en los trazos a veces sutiles y a veces violentos que retratan reflexiones sobre el tiempo que tenemos disponible en este espacio para ser vivido. Tan simple, tan complejo.

Un libro para atesorar y que se complementa con un prólogo y textos biográficos que dan marco y llegan a emocionar a los fieles lectores de Liliana Bodoc.

 

   

 

La Nueva Mañana - Edición Impresa 287

Seguí el desarrollo de esta noticia y otras más 
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
Todos los viernes en tu kiosco ]


Te puede interesar