Oficialismo y oposición provincial buscan definir la hoja de ruta hacia 2023

Ed Impresa 28/10/2022 Por Nicolás Fassi
El inicio del Mundial de Qatar está marcado en rojo en el calendario. En el ámbito político, saben que las próximas dos semanas serán claves de cara al 2023.
Ocialismo y Opsoción Cba
La candidatura para la gobernación del intendente Martín Llaryora sería oficializada el próximo lunes 31 de octubre. En Juntos por el Cambio el punto radica en saber cuál será el mecanismo mediante el cual Luis Juez y Rodrigo De Loredo dirimirán las candidaturas.

chapa_ed_impresa_01   

Especial para La Nueva Mañana

El reverso de la moneda es el aprovechamiento de la cita futbolística para dirimir cuestiones internas que, en otro contexto, acapararían otro tipo de atención. Lo que en política se conoce como “rosca”. Con esta advertencia, oficialismo y oposición provincial redoblan esfuerzos para tener la hoja de ruta lo más ordenada posible. Saben que cuando la pelota empiece a rodar, la historia pasará por otro lado. 

No obstante, habrá una “minoría intensa” trabajará a destajo para llegar a fin de año con los cuadros armados y listos para un largo año.

Certezas y presunciones

En tanto, la candidatura para la gobernación del intendente Martín Llaryora finalmente sería oficializada el próximo lunes 31 de octubre en el hotel Quorum. A partir de entonces, la sucesión de recorridas y cortes de cinta –dicen- no se frenará por el Mundial. Desde su círculo rojo anticipan que las recorridas en el interior se intensificarán no sólo los fines de semana.  Lejos de poner la gestión municipal en “piloto automático”, lo cierto es que el cierre de los frentes de conflicto dio más aire al sanfrancisqueño, más allá de la suspensión/postergación de la 10ª edición del MAC-Feria de Arte.

En ambos casos, el acuerdo salarial con el Suoem y la liberación de fondos nacionales para el transporte, también significan un capital político que Llaryora está dispuesto a explotar. 

Con los empleados municipales, el intendente logró contrarrestar el pedido del Suoem con el discurso de “no comprometer” la obra pública de la ciudad. 

En cuanto a la situación del transporte urbano, hubo un plus: la exposición nacional. Punta de lanza, el incremento de fondos significó el final de una estrategia urdida desde mediados de año con los intendentes de Santa Fe y Rosario. La foto de la semana pasada en la Cámara de Diputados con los parlamentarios cordobeses de Juntos por el Cambio fue el “win - win” perfecto: se levantó el paro por 72 horas y fungió como constructor de puentes con la oposición.

Carrera palaciega

Seguramente, mientras Schiaretti y Llaryora inauguran obras en la ciudad, en la segunda línea asomarán cada vez más los posibles candidatos a suceder al sanfrancisqueño en el Palacio 6 de Julio. El viceintendente Daniel Passerini y el secretario de Gobierno Miguel Siciliano definirán mano a mano el nombre del candidato oficialista.  Mientras el presidente del Concejo Deliberante muestra la gestión legislativa como principal activo, Siciliano eleva el perfil a partir de la capacidad de negociación frente a los conflictos. Si bien ninguno de los dos quiere soltar prenda, está claro que el “OK” final vendrá desde el Panal.

Bajo siete llaves

En Juntos por el Cambio, la tesitura es la misma desde hace un tiempo: la boleta la encabezará el que mejor esté. El punto radica en saber cuál será el mecanismo mediante el cual Luis Juez y Rodrigo De Loredo dirimirán las candidaturas. “El reglamento está bajo siete llaves”, señalan desde el riñón juecista ante la consulta acerca de la letra chica del código que regirá para la competencia interna.

No obstante, Juez marcó la cancha para propios y extraños. Por un lado proclamó ser la “garantía” para la continuidad del legado de Hacemos por Córdoba. “Este gobierno ha hecho cosas bien. Voy a honrar el legado de Schiaretti como no lo va a hacer Llaryora”, señaló el senador a Alfil TV. A renglón seguido dijo que el kirchnerismo va a dar el salto a Córdoba.

Táctica hábil, busca pintarle la K al llaryorismo naciente, al tiempo que también intenta morigerar las críticas hacia el gobierno provincial. El objetivo es claro: seducir a una importante porción de electores que no se “encuentran” con Llaryora.


El FDT se activa

Con las limitaciones propias de la realidad cordobesa, un grupo dirigentes del Frente de Todos activan su propio camino. Con la idea de no discutir candidaturas, pero armar un espacio “para debatir ideas”. El encuentro será en Embalse el próximo 5 de noviembre bajo el título del Plenario del Frente Peronista Cordobés con el auspicio de Carlos Caserio, ex senador nacional, y Federico Alessandri, intendente de esa localidad. “La idea es tener un espacio propio en 2023. Nunca cambiamos de bando”, lanzó Fabián Francioni, intendente de Leones. El ex diputado, muy identificado con Cristina Fernández, fue uno de los que le apuntó al otro referente del FDT, Martín Gill, al señalar que es un dirigente “barato” de Schiaretti.

Precisamente, el villamariense también hace su camino. Empoderado entre los intendentes del departamento San Martín, no niega sus aspiraciones de terciar en la elección para la gobernación, siendo uno de los dirigentes que en Hacemos por Córdoba ven con buenos ojos.


Marcha Schiaretti

A prudente distancia de estos avatares, el gobernador Juan Schiaretti acrecentó, como se preveía, su presencia en estratégicos puntos de Ciudad Autónoma de Buenos Aires (Caba). El mandatario provincial, además de prometer que se pondrá al hombro la campaña Llaryora 2023, será cada vez más un asiduo concurrente a las luces con rebote nacional alzando el perfil de su gestión y exportando la Marca Córdoba.

En las últimas dos semanas, con el debate por la re-reelección de intendentes totalmente cancelado, Schiaretti marcó su zona de confort y dio pistas acerca de dónde se moverá durante el próximo mes.  En Caba dio una charla sobre economía en la Universidad de Buenos Aires. Un territorio amigable si se tiene en cuenta que el vicerrector es el radical Santiago Yacobitti, diputado nacional del bloque de Evolución, que responde a Martín Lousteau. 

Se trató de una devolución de gentilezas. En agosto, ambos dirigentes pasaron por el Panal, generando no pocos resquemores dentro de la versión local de Juntos por el Cambio. 

Acto seguido, fue el momento de desempolvar la agenda y renovar lazos con los socios fundadores de Alternativa Federal. Primero se divulgó el encuentro con Roberto Lavagna, mientras que esta semana también hubo espacio para Juan Manuel Urtubey. Con el veterano economista, la relación estaba fría tras el fallido experimento de 2018. En tanto, con el salteño el vínculo es más fluido a punto tal que señaló que hay gobernadores que pueden sumarse a un espacio encabezado por el gobernador. “Podemos encontrar muchos dirigentes que pueden acompañar este proceso. Planteamos una alternativa”, señaló en diálogo con Radio Nacional.

Esta “Nueva alternativa” ¿tendrá pata radical? ¿Será una especie de colectora de aquellos que quieren “salir por arriba de la grieta”?


  

 

La Nueva Mañana - Edición Impresa 282

Seguí el desarrollo de esta noticia y otras más 
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
Todos los viernes en tu kiosco ]


Te puede interesar