Tuberculosis: en pandemia aumentaron los contagios por contacto estrecho

Ed Impresa 12/08/2022 Por Mónica Hernández
El número de casos tuvo un incremento importante especialmente en niños, pues esta enfermedad endémica se transmite de persona a persona a través del aire.
Hospital Tránsito Cáceres de Allende
Hospital Tránsito Cáceres de Allende Con diagnóstico oportuno y tratamiento completo, la tuberculosis se cura” es el lema con que se presenta el equipo de trabajo que brinda tratamiento completo y regular.

chapa_ed_impresa_01   

 

El contagio de la patología causada por el bacilo de Koch se produce cuando una persona infectada expulsa las bacterias al toser, estornudar, hablar o cantar y quienes se encuentran cerca pueden llegar inhalar el agente, por lo que esto suele darse entre familiares, amistades o compañeros/as de escuela o trabajo al permanecer muchas horas juntos. Además, resulta muy importante tener en cuenta que no es transmisible por dar la mano, compartir comidas o bebidas, por tocar la ropa o inodoros o besarse.  

La directora del Área de Epidemiología de la Provincia de Córdoba, Laura López, dialogó con La Nueva Mañana respecto al aumento del número de casos de tuberculosis en el país y sobre cómo vienen trabajando en el tema desde el Programa Provincial de TBC, con sede en el Pabellón Eva Perón del Complejo Pablo Pizzurno del Ministerio de Salud, en tanto hubo un gran resentimiento de las enfermedades respiratorias no solo por el aislamiento sino que también fue por la gente no asistía a los centros de atención.

“Con diagnóstico oportuno y tratamiento completo, la tuberculosis se cura” es el lema con que se presenta el equipo de trabajo que brinda tratamiento completo y regular, y si bien los síntomas mejoran a las pocas semanas de tomar la medicación, se deben seguir las indicaciones al pie de la letra para que las bacterias no se vuelvan más resistentes ni sobrevivan.

Incidencia en niños

Los aislamientos favorecieron la transmisión en vínculos cercanos entre los convivientes, por lo que aumentó la incidencia en niños; además lo negativo que se dio en la pandemia fue que las personas dejaron de concurrir a los centros de salud por temor a contagiarse. Entretanto, aumentaron los contagios por el contacto estrecho en las familias (adultos diagnosticados con tuberculosis), allí se contagiaron los niños y fue ese el porqué se incrementó la incidencia que se ve en esa franja etaria.

“En general, a menor edad el diagnóstico resultaría más fácil y si hacemos todos los estudios en los contactos cercanos, allí es cuando van apareciendo los casos en niños y la vigilancia de esos grupos familiares a los cuales se les realiza el seguimiento”, aseguró la directora.

Programa de prevención 

Respecto al programa en sí, López comentó: “Aquellos pacientes que tenemos registrados si no concurren a los controles los llamamos desde Epidemiología de la Provincia o articulamos con los municipios y acá en la ciudad con la Municipalidad para que ellos los visiten en sus domicilios y de esta manera reciban la atención primaria y desde otro abordaje también”.

La tuberculosis es endémica y es una enfermedad que necesita controles, está instalada y a su vez está condicionada por la situación socio-sanitaria de las personas que la padecen. En la provincia hay entre 400 y 450 casos, con poco más del 60% localizados en Córdoba capital. 

“No es enfermedad emergente, siempre estuvo presente y recrudeció por el aislamiento, pero estamos dentro de los valores esperables aunque falta que termine el año; hay que esperar para ver que no se produzcan recaídas o que hayan abandonado el tratamiento para poder recuperarse. Es una patología que lleva sus tiempos por cómo se presenta”, finalizó.


Vacunas

En este caso, no se ve que las vacunas para Covid-19 sean un factor que predispone a otras enfermedades respiratorias, “lo que sí estábamos viendo es que colocarse vacunas diferentes mejoraba todo lo que era la respuesta inmune y que estaban más protegidas que aquellas personas que recibieron las cuatro dosis de distintos laboratorios. Es decir, que las vacunas demostraron eficacia y que la combinación fue la mejor decisión que se tomó a nivel político”, completó. 

La visión también es desde dónde nos paramos, “pues no se debería esperar ningún caso de tuberculosis, pero para lo que está planteado y lo que se presenta todos los años está dentro de lo esperable. El objetivo principal del programa es que haya cero caso; en realidad no es así, y eso para nosotros no está bueno porque la enfermedad no está erradicada”.


Pilares fundamentales

“Desde la Provincia se aborda la enfermedad desde tres pilares fundamentales: el clínico, cuyo referente está en el Hospital Rawson; el otro es el laboratorial que se desarrolla en el Hospital Tránsito Cáceres de Allende, y el epidemiológico, a cargo de la doctora Gabriela Roca, quien es la jefa del Programa”, comenzó contando la especialista.

En tanto, como organismo encargado de la vigilancia epidemiológica “se hace todo el control y registros de las estadísticas de la provincia y por otro lado esas estadísticas van surgiendo de todos los niveles locales para citar acciones y tomar medidas sanitarias. A su vez, el Programa articula con todas esas estructuras para prevenir y controlar la tuberculosis que también, a nivel local, está en contacto con los centros de atención primaria”, resaltó López. 

Por otra parte, respecto de los laboratorios resaltó que para todas las patologías hay instituciones referentes y la función sería, “por un lado, al ser las provincias autónomas, cada una tiene su referente de red. En el caso de tuberculosis es el Tránsito Cáceres de Allende en la ciudad y el resto de laboratorios asociados o que derivan aquellas muestras que de alguna manera no pueden realizar diagnóstico y que son más complejos, como cultivos o bacilocospía, aplicada principalmente para la búsqueda del bacilo de Koch, a algo más complejo por el nivel de bioseguridad que requiere la red de tuberculosis va directamente al laboratorio referente”, añadió. 

Asimismo, desde Epidemiología de la Provincia se articula con las redes nacionales pues “hay controles de calidad que se deben cumplir y por otro lado porque existen diagnósticos para los cuales no se cuenta con la infraestructura para llevarlos a cabo, como puede ser la alta resistencia, que son derivados al Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias (INER) Dr. Emilio Coni de Santa Fe. Y a partir de mayo de este año se sumó también a la red el laboratorio de bioseguridad nivel 2 Dr. Juan H. Jara de Mar del Plata, el referente más antiguo y que fue refuncionalizado e inaugurado por la ministra Carla Vizzotti”, sostuvo la epidemióloga.


  • En Argentina en 2020 se notificaron 10.896 casos, de los cuales 10.268 fueron nuevos y recaídas. Cerca del 84% de los casos se diagnosticaron en la población en edad productiva (20 a 44 años).
  • La tasa nacional del total de casos se ubica en 24,01 por cada 100 mil habitantes -14,8% más baja que la de 2019- con marcadas diferencias entre las jurisdicciones. El descenso en la notificación de casos se debe principalmente al impacto de la emergencia por Covid-19. 
  • Provincia de Buenos Aires y la CABA registraron el mayor número de casos, concentrando el 65,94% de los notificados del país. En tanto, en Salta se produjo la tasa de notificación más alta, con 42,40 casos por 100 mil habitantes, y la más baja es de La Rioja.
  • El 17 % de los casos corresponde a niños, niñas y adolescentes, y en esta franja etaria la tasa más alta es de CABA es de 36,5 cada 100.000 habitante.
  • Las muertes por tuberculosis en 2020 fueron 656, lo que representa una tasa de 1,45 por cada 100 mil habitantes.

* Fuente: Boletín sobre Tuberculosis en Argentina. 

 

La Nueva Mañana - Edición Impresa 27

Seguí el desarrollo de esta noticia y otras más 
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
Todos los viernes en tu kiosco ]


Te puede interesar

Boletín de noticias

 

 

Te puede interesar

data-matched-content-ui-type="image_card_sidebyside" data-matched-content-rows-num="4" data-matched-content-columns-num="1"