Medios cooperativos analizan el impacto de la crisis post pandemia

Tras el aislamiento y sus consecuencias económicas, las cooperativas de trabajo del rubro comunicación se plantean nuevas estrategias para la reactivación y el crecimiento del sector.
Edición impresa LNM
Edición impresa de La Nueva Mañana. Los nuevos desafíos que plantea la post pandemia para aquellas cooperativas que surgieron de las crisis económicas modificaron sus estrategias y lograron sobrevivir a la nueva coyuntura.

chapa_ed_impresa_01   

DÍA MUNDIAL DE LAS COOPERATIVAS

Ninguna crisis coarta el compromiso de garantizar el derecho a la información, plantean los medios gestionados por sus trabajadores conformados en cooperativas de trabajo. Sin embargo, durante los últimos dos años, las medidas de contingencia tomadas por los estados gubernamentales para frenar las olas de contagio por Covid-19, tuvieron su impacto también en estas empresas de comunicación. 

Con objetivos claros y la mirada puesta en los nuevos desafíos que plantea la post pandemia, aquellas cooperativas que surgieron de las crisis económicas modificaron sus estrategias y lograron sobrevivir a la nueva coyuntura, no sin antes plantearse un nuevo camino para recorrer.

La Nueva Mañana dialogó con representantes de las cooperativas El diario de Villa María y Comercio y Justicia sobre la realidad que transitan y los objetivos a alcanzar en el corto y mediano plazo. En tanto que, desde Fadicra, plantean la necesidad de un compromiso estatal que asegure la comunicación como bien social.

Apoyo regional y compromiso social

María Victoria Araujo, presidenta de la Cooperativa de Trabajo Comunicar Limitada -fundada en diciembre de 2001 en Villa María- y editora de El Diario del Centro del País, reconoció que en los últimos dos años de pandemia, los ingresos en la cooperativa fluctuaron. Aún así, aseguró que ni los anunciantes ni los lectores dejaron de apoyarlos. 

El diario de Villa María cuenta en la actualidad con 43 socios, que durante la pandemia tuvieron que reducir sus retornos de utilidades, que ya de por sí eran bajos. Posteriormente, con mucho esfuerzo lograron comprar máquinas nuevas y software para realizar el paso del papel al formato digital, “algo que fue vital durante los meses de aislamiento”, explicó Araujo.

En cuanto a las perspectivas a corto y mediano plazo, contó que la cooperativa tiene el  proyecto de poner al aire una radio; una gestión que lleva 10 años y que ya logró tener la licencia correspondiente y la frecuencia asignada. “Estamos terminando de comprar los equipos necesarios para ponerla al aire. Además, estamos armando una redacción exclusiva para la web, porque queremos seguir apostando al portal digital”, admitió.
“Asumí la presidencia este año y la cooperativa se encuentra en la vorágine de reconstruir muchas cosas y relanzarlas. Se vuelve también a la presencialidad, y para eso hay que organizarse aunque no de la misma forma que lo hacíamos antes”, precisó.  


Ed 265 © Pito CamposDía de las Cooperativas: un modelo de negocios para un mundo mejor

La capacitación como unidad de negocios

Carlos Abriola es presidente de la Cooperativa de Trabajo Comercio y Justicia, que también nació en el 2001. Si bien el periódico funcionaba como una empresa privada con 82 años de trayectoria, los avatares políticos y económicos del 2001 llevaron a esa editorial a la quiebra. La voluntad y el empeño de sus trabajadores permitió conformar esta cooperativa, que tuvo y tiene hasta hoy un importante aporte de sus suscriptores.  

“Llevamos 20 años como cooperativa y hemos llegado a un punto de madurez que nos permite empezar a dar pasos hacia adelante, producto al orden que logramos tener en los últimos años. A la pandemia la pudimos sortear bien, aunque tuvimos que acudir a ciertos recursos de la empresa para no ser golpeados por la crisis. En este sentido, pusimos especial énfasis en la capacitación; la cual pudimos incorporar como nueva unidad de negocios”, indicó Abriola. 

También subrayó que, a nivel general, existe una falta de formación en cooperativismo e hizo mucho hincapié en la necesidad de tener una legislación específica para este tipo de entidades. “Quizás pronto haya alguna nueva ley para cooperativas y empresas recuperadas que pueda ser una punta de línea para empezar a acomodar algunas cosas. Hay un proyecto de ley que se comenzó a debatir y eso será muy importante, tanto para las nuevas cooperativas como para las que ya estamos en marcha”, vaticinó. En esta misma línea, destacó la importancia de que los medios cooperativos se acompañen mutuamente, a través de las federaciones, del Inaes, de instituciones como Ificotra o de  instituciones propias del sector como Fadicra”, subrayó. 

Impuesto a las grandes plataformas 

Otro socio de la Cooperativa Comercio y Justicia e integrante de Fadicra, Javier De Pascuale, analizó el contexto de los medios autogestionados y aseguró que “la pandemia ha sido una catástrofe” para ciertos diarios y periódicos impresos, porque los puntos de ventas se encontraban cerrados por el aislamiento. 

De Pascuale también puso el foco en las plataformas internacionales que utilizan esos dispositivos, y que van avanzando en la generación de contenidos y mecanismos dirigidos al consumo de la gente. “Durante la pospandemia no se modificaron esas condiciones y esto lo sintieron en particular las empresas sociales de comunicación. Yo veo que la gente no está dispuesta a pagar por información a la cual accede a través de otras plataformas digitales en forma gratuita”, subrayó.

Sumado a eso, enfatizó la ausencia efectiva del Estado acompañando los esfuerzos de los medios sociales. “El Gobierno nacional carece de instrumentos efectivos para cumplir lo que establecen legislaciones nacionales y tratados internacionales firmados por la Argentina, que consideran a la comunicación como un bien social”, enfatizó. Y cuestionó que no se haya logrado una regulación de la pauta publicitaria oficial ni la creación “de un impuesto a las grandes plataformas informativas internacionales que vienen a Argentina, utilizan sus contenidos locales y no pagan por ello”. 

Por último, insistió: “Hay que seguir la experiencia internacional y las buenas prácticas para tener una política de comunicación social. Nuestro país tiene todo para hacerlo, solo falta la voluntad política y construir el consenso social necesario”, cerró.

La Nueva Mañana camino a sus 6 años de vida

Un último párrafo merece nuestra Cooperativa La Mañana de Córdoba Limitada, que nació en junio de 2016 y que lanzó su portal digital el 26 de septiembre de ese mismo año. 

Camino a sus seis años y sorteando la crisis económica -aún instalada en el país- y el aislamiento que llevó a buscar nuevas estrategias de ingresos para su supervivencia, su principal producto, La Nueva Mañana, nunca dejó de actualizarse en su versión digital, ni de imprimirse en su formato papel, cuyo semanario se distribuye todos los viernes.  Nuevos proyectos se avecinan y el anhelo de seguir creciendo, consolidándose como medio de comunicación con perspectiva social y solidaria en Córdoba, sigue vigente como el primer día. 

La presencia de los medios cooperativos, nacidos en su gran mayoría por la voluntad de sus trabajadores y trabajadoras es fundamental en la construcción de nuestra democracia, en tanto somos quienes, por nuestras políticas, garantizamos el acceso a información con calidad, veracidad y pluralidad de voces.

 

 

LNM - Edición Impresa 264

Seguí el desarrollo de esta noticia y otras más 
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
Todos los viernes en tu kiosco ]


Te puede interesar