Viruela del mono: la OMS tildó de “preocupante” el aumento de casos

Ed Impresa 17/06/2022 Por Mónica Hernández
La OMS convocó a una reunión de su comité de urgencia para el 23 de junio, con la totalidad de los casos reportados en países no endémicos, que suman unos 1.300.
Laboratorio
La doctora Alicia Cámara, referente del Instituto de Virología Dr. Vanella de la UNC comparó la viruela humana y la del simio. Foto: gentileza.

chapa_ed_impresa_01   

 

Según el director de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, la proliferación actual de casos de viruela del mono es “inusual y preocupante”, aunque, como se conoce, endémica en 11 países de África Occidental y en África Central.

La viruela del mono no suele ser mortal y puede causar fiebre, dolores de cabeza, musculares o de espalda, ganglios linfáticos inflamados, escalofríos y fatiga. Luego aparecen “erupciones (en la cara, las palmas de las manos o las plantas de los pies), lesiones, pústulas y finalmente costras, síntomas que suelen desaparecer al cabo de dos o tres semanas”, refieren los especialistas.

Las vacunas ya están listas

En tanto, la Comisión Europea (CE), el órgano ejecutivo de la Unión Europea, y el Laboratorio danés Bavarian Nordic anunciaron esta semana que “cerraron un acuerdo para la compra de más de 100.000 dosis de vacunas contra la viruela del mono, detectada en 19 países miembro, además de Noruega e Islandia”, de acuerdo a lo publicado por Télam.

Asimismo, la CE precisó que “el acuerdo es sobre la venta de 109.090 dosis a países europeos, cantidad que toma como base las compras agrupadas de vacunas anti-Covid”, informaron.

Las vacunas se venden bajo el nombre de Imvanex en Europa, de Jynneos en Estados Unidos y de Imvamune en Canadá, y se trata de un “inmunizante de tercera generación (no se replica en el organismo humano) autorizado en el continente europeo desde 2013 e indicado contra la viruela en los adultos”, informó la CE en un comunicado.


La viruela humana y la del simio

La doctora Alicia Cámara, referente del Instituto de Virología Dr. José María Vanella de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC), realizó una investigación bibliográfica, donde compara ambas enfermedades.   

“Las dos viruelas son producidas por agentes virales que pertenecen a la familia Poxviridae y al mismo género Orthopoxvirus. Afectan a los hospedadores hombre y mono, respectivamente, y cuando el ser humano se contagia de la viruela del simio es una zoonosis; además los poxvirus son los virus más grandes conocidos, contienen ADN doble cadena en su genoma, lo que los hace menos recombinantes y con la excepción que replican en el citoplasma”, contó la investigadora a La Nueva Mañana. 

Sus orígenes se remontan a las plagas de la más lejana antigüedad como en Egipto 1.100 años antes de Cristo; como también asolaron durante muchos siglos a la India, China, norte de África y Europa. Fue traída a América por los colonizadores donde diezmó a la población nativa. 

Por lo tanto, “los trabajos pioneros sobre inmunizaciones antivariólicas del médico inglés Edwards Jenner fueron en 1798 y hasta 1980 que llevaron a la erradicación de la viruela del planeta Tierra, pasaron 182 años de trabajo e investigación que también aportaron Snow (cólera) y Pasteur (rabia), entre otros”, comentó la especialista. 

La viruela humana, erradicada desde 1980

Por otra parte, la viruela humana está erradicada desde 1980 e “igualmente, los profesionales de salud deben tenerla en cuenta por ser un ejemplo de una erradicación mundial por la vacunación (antivariólica); como posible agente de bioterrorismo, debido a su transmisión de contacto, fómites (materiales carentes de vida que pueden ser vehículos de un patógeno) y respiratoria; gran resistencia al medio externo y a la elevada mortalidad en una población susceptible como es la actual; y, por último, como ejemplo del virus vacunal vaccinia para el desarrollo de vacunas recombinantes para otras patologías”, sostuvo Cámara. 

Debe hacerse diagnóstico diferencial con la viruela del simio, además del diagnóstico clínico. “Esta enfermedad surgió en 1958 y el antecedente primero de un humano con contagio cruzado con viruela del mono fue en 1970. Esta viruela del simio es más benigna que la humana. La inmunización contra la viruela fue la primera en ser aplicada al ser humano y la enfermedad es grave en personas inmunosuprimidas o adultos mayores con el sistema inmune desgastado, pero benigna o leve en personas inmunocompetentes y en vacunados. El tratamiento a la enfermedad manifiesta puede ser con Cidofovir y ribavirina, también puede aplicarse gammaglobulina hiperinmune antivaccinia”, comentó la viróloga. 

Sumando también “contemplar y concientizar en el concepto de “Una sola salud”, evitando el maltrato que la especie humana aplica a la biodiversidad global, mediante el agresivo Modelo de Apropiación de la Naturaleza, el cuadro clínico que presentan es similar en ambos vertebrados. En humanos presenta fiebre alta, cefalea, dolor muscular y vómitos, en tres días un exantema que progresa a mácula, luego pápula, vesícula y pústula. Hay líquido en la pústula que contiene al agente etiológico y se puede aislar de esa muestra. El exantema inicia en cara, manos y brazos, luego avanza sobre piernas y tronco que aparecen sincrónicamente”, añadió. 

-Y con respecto a la vacuna, ¿qué dice la bibliografía que usted encontró?

Por supuesto se habla ya de la vacuna, que de darse más brotes habrá que iniciar su aplicación, ya que hace varios años (más de 20) que no se inocula a la población en general. 

Y quiero añadir que al 27 de mayo se comunicaron dos casos de viruela del mono: en una persona que viajó a España y otra española que está de visita en Buenos Aires. Ambos se encuentran aislados y en buen estado clínico, aunque “esto ha generado estupor ya que se conoce de varios casos en 12 países cuyos pacientes no tienen nexo epidemiológico, no pertenecen a regiones endémicas y podría tratarse de circulación comunitaria, lo que preocupa a Europa y EE.UU. En esta semana se sumó un tercer caso de un hombre de 36 años residente en CABA y sin antecedente de viaje al extranjero.

-Entonces, ¿por qué resurgen estos casos?

Una de las razones es la globalización, ya que las personas se trasladan más, y a lo que llamamos las enfermedades del viajero. También pueden aparecer debido a una caída de los anticuerpos que tenemos para la viruela y que se diagnostica más, porque avanzan las tecnologías. La hipótesis de que viruela del mono podría ser una enfermedad con una de sus vías de transmisión sexual, lo que se está investigando, ya que se contagia por contacto estrecho entre secreciones, tiene que ser por tiempo prolongado, puede ser por secreciones respiratorias, saliva o genitales. No se puede confirmar ahora, pero empieza a ser un tema para investigar.

LNM - Edición Impresa 263

Seguí el desarrollo de esta noticia y otras más 
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
Todos los viernes en tu kiosco ]


Te puede interesar

Boletín de noticias

 

 

Te puede interesar

data-matched-content-ui-type="image_card_sidebyside" data-matched-content-rows-num="4" data-matched-content-columns-num="1"