En enero volverá a subir el agua y sumará un 97% de aumento en 12 meses

Tras la audiencia pública del 13 de diciembre, el servicio sufrirá un nuevo incremento luego del aval de la mayoría de los integrantes del Ersep.
aguascordobesas_1
A mediados de octubre de este año, Aguas Cordobesas solicitó un nuevo aumento en la tarifa del servicio de agua.

chapa_ed_impresa_01  

A mediados de octubre de este año, Aguas Cordobesas solicitó un nuevo aumento en la tarifa del servicio de agua. En el marco del contrato vigente, la empresa del Grupo Roggio pidió un 20,1% de suba debido a -según indica la firma- la variación de los costos operativos calculados entre febrero y julio de 2021. De lograrse esta suba, ante el visto bueno del Ente Regulador de Servicios Públicos (Ersep) y luego de la audiencia del próximo 13 de diciembre, en 12 meses el agua tendrá un aumento acumulado de poco más del 97% tras cinco actualizaciones en la boleta.

Se trata de un número que estará al menos 40 puntos por arriba de la inflación interanual en Argentina, según los datos vaticinados por el Banco Central a través del Relevamiento de Expectativas del Mercado, un informe sobre las proyecciones económicas a corto y mediano plazo. La empresa argumenta que los cuatro aumentos anteriores corresponden a periodos de 2019, excepto uno que incluye el desfase entre diciembre de ese año y febrero de 2020. Es que durante el año pasado, en plena pandemia, no hubo subas en el servicio. Asimismo, un sector de la oposición insiste en que se trata de otro despropósito y afirma que la empresa siempre tiene “cero pesos de pérdida y ganancias totales”.

Las subas

Previo a la actual solicitud del 20,1%, Aguas Cordobesas actualizó la tarifa en enero pasado un 24,3%, y en marzo (8,7%), luego del congelamiento en la tarifa durante la primera etapa del aislamiento social obligatorio. En mayo se dio la tercera suba (8,4%) mientras que en agosto se incrementó el precio otro 12,4%. En total, un acumulado superior al 97% si se cuenta el pedido del 20,1% que impactará desde enero del año entrante.

Cada vez que la empresa solicita un aumento, lo hace amparada en el Contrato de Concesión del Servicio Público de Agua Potable para la Ciudad de Córdoba, con el municipio como el poder concedente ante el traspaso aprobado en enero del 2020. 

El trámite implica que el Ersep reciba el pedido de aumento y a partir de ahí se constituya una “Mesa Tarifaria” donde se analiza técnicamente la solicitud, previa a la audiencia pública. En todos esos estadíos, el Ente dio el visto bueno y se procedió con la suba, muchas veces avalada en cada una de sus instancias por integrantes de la oposición que conforman el directorio. Esta vez no es la excepción, ya que en la firma del llamado a audiencia para el lunes 13 se encuentra Daniel Juez, representante de Córdoba Cambia, junto a Walter Scavino en representación de los usuarios. Quien no dio su apoyo fue Facundo Cortés Olmedo, vocal de la UCR, tras afirmar a Canal 10 que “teniendo en cuenta la realidad” no correspondía “ni siquiera habilitar la instancia técnica ya que luego de la audiencia pública se habilitaría el aumento”.

Cabe rescatar que en aquellas viviendas sin medidores el precio se calcula por metro cuadrado. Esto lleva a que un departamento de una habitación pague alrededor de $950 y el mismo inmueble, pero sin final de obra, llegue a abonar menos de $35 por mes, aunque el consumo sea dos o tres veces superior.

 “Una vergüenza”

Ex integrante del directorio del Ersep y actual concejal capitalino, Juan Pablo Quinteros es de los primeros en levantar la voz cuando Aguas Cordobesas solicita una nueva suba en el precio. “El agua aumenta porque tiene un contrato que se lo permite. Cuando llegamos al Concejo Deliberante y el servicio pasó a la órbita municipal yo les dije que lo rediscutamos y no me escucharon”, indicó el edil en diálogo con La Nueva Mañana. Tras el traspaso del agua a la órbita del Palacio 6 de Julio se creó en el Concejo Deliberante una comisión especial para tratar el tema, pero ésta “se juntó una sola vez”. Quinteros le dijo a este medio que va a renunciar a su lugar en ese espacio y opinó: “El poder concedente es la Muni, pero le delegó el poder de control al Ersep, lo cual ya es una animalada. Encima, el Ente no controla nada y solamente les avala los aumentos. El agua aumenta el doble de la inflación porque el contrato se lo permite y nadie está dispuesto a plantarse. Es una vergüenza porque todo lo paga el usuario y nada es a riesgo de ellos, porque dentro del Grupo Roggio, Aguas Cordobesas es la que más rentabilidad tiene. Algún día tendrán que dar explicaciones desde el Ersep”.

“La empresa no recibe ningún tipo de subsidio”

Cristina Barrientos, representante de Aguas Cordobesas, remarcó en diálogo con este medio que en 2020 la empresa no solicitó nuevas subas y que al ser una entidad privada “el único ingreso” es percibido a través de la tarifa.

“La operación incluye la captación, potabilización, distribución y comercialización del agua junto a las obras de ampliación y mantenimiento del servicio. Hay que aclarar que la empresa no recibe ningún tipo de subsidio”, sostuvo la vocera.

Barrientos agregó que, al ser los aumentos anclados a periodos anteriores a su implementación, siempre se va “detrás de la inflación”. “Esta actualización de enero correspondería al periodo febrero 2021 a julio 2021”, subrayó.

 

 

LNM - Edición Impresa

Seguí el desarrollo de esta noticia y otras más 
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
Todos los viernes en tu kiosco ]


Te puede interesar