Presupuesto 2022: el debate poselectoral continuará en el Congreso

Política / Economía 24/09/2021 Por Facundo Piai
La crisis por el resultado electoral puso en el centro del debate el gasto público, discusión que continúa con la presentación del proyecto de presupuesto para el año próximo.
Congreso
Lejos de tratarse de un ajuste, asistimos a un nivel de gastos acorde con una economía en recuperación.

chapa_ed_impresa_01  

 Aniv Web 2021 - Cbzal noticias

 

Especial para La Nueva Mañana

Tras una semana de alta intensidad política por el duro revés electoral, quedó instalada la discusión por el gasto público y el presupuesto en la alianza gobernante. Máxime cuando la crisis política post PASO coincidió con la presentación del ministro Martín Guzmán de esa hoja de ruta. Es en torno a ese texto donde se centran las tensiones entre los principales componentes de la coalición oficialista. Desde el entorno de la vicepresidenta enfatizaron que la subejecución presupuestaria actual responde a una alineación de la economía a los designios del FMI y, consecuentemente,  lo mismo señalan del presupuesto 2022. Se trata de una discusión que emergió con la resonante carta pública de la expresidenta en donde habló de “ajuste fiscal” e instó al presidente a revisar los “números” del presupuesto para el año próximo.

Desde el gabinete económico desmienten que haya una contracción del gasto público. Un informe citado desde el Gobierno razona que la política económica “contracíclica” está condicionada por las reservas netas de divisas del Banco Central. Actualmente, la posición de reservas del BCRA es la “peor en la historia”. Además, el informe de la consultora PxQ señala que lejos de tratarse de un ajuste, asistimos a un nivel de gastos acorde con una economía en recuperación. Para el economista Emmanuel Álvarez Agis, autor del informe, es “razonable” tener hoy un gasto público menor a cuando la pandemia arreciaba. En efecto, el razonamiento concluye que tiene sentido un gasto menor al mostrar el 2021 mayor nivel de actividad al del año pasado; más aún en una situación de faltante de dólares, como ocurre.

A todo esto, habiendo acumulado a julio un déficit primario de solo el 0,7% del PBI, el gobierno “relanzado” anunció medidas y se esperan más. Para recomponer los ingresos de la población se actualizó en 16 puntos porcentuales el salario mínimo (llegando a 52,7% de aumento en marzo del 2022). Así buscan fortalecer el poder adquisitivo de los asalariados formales, actualmente por debajo de la canasta básica de pobreza que mide Indec. Al tomarse como referencia para determinar el valor de prestaciones sociales, esta recomposición también impacta en seguro por desempleo, asignaciones universales, entre otros. Asimismo, Economía analiza implementar un bono para que las jubilaciones más bajas puedan ganar poder de compra y, también, un ingreso único para familias en situación de emergencia.

Guzman © N A
Desde el gabinete económico desmienten que haya una contracción del gasto público. (Foto: NA)

La pax política del FDT se medirá en el Congreso

Por otro lado, el proyecto de presupuesto 2022 que presentó el ministro de Economía sobre la campana, deberá ser discutido en el Congreso. A juzgar por declaraciones de los adláteres de la vicepresidenta, todo parece indicar que desde las bancas del mismo Frente de Todos buscarán mayor expansión del gasto. Pues con la discusión del presupuesto se desliza una vieja reyerta entre los críticos del modelo de matriz distributiva de la tercera gestión kirchnerista y CFK. Quienes pedían mejorar la calidad del crecimiento, hoy dentro del actual gobierno, cuestionan los magros logros del período 2011-2015. El gasto expansivo en seguridad social de aquel periodo sostenido “con fórceps”, la ideologización de la política económica y la falta de cambios en la estructura productiva nos llevó al estancamiento, razonan no pocos. 

Al ser consultado por La Nueva Mañana, el economista José María Rinaldi objetó el modo en que se discute el presupuesto en la Argentina. Para el consultor económico, la llamada “ley de leyes” “siempre fue un mamarracho”, y esta no es la excepción. En lugar de constituirse como un “instrumento de programación y control administrativo de la gestión”, como ocurre en otros países en donde se discute durante más de un año, acá se presenta sobre la hora. Se “dibuja”. No obstante, sobre el debate desatado, el profesor de posgrado de la UNC aclaró que hay voluntad de expandir el gasto fiscal “vía la demanda agregada”. Todos los cañones apuntan a la obra pública que “crece un 224% y será un elemento keynesiano importante”, explicó. De todos modos, para el economista cordobés prima el “sesgo de la responsabilidad fiscal y la solvencia monetaria que es lo que pide el Fondo”.

Más allá de las proyecciones de crecimiento económico previsto (4%) o la inflación pronosticada (33%), las controversias radican en el gasto primario. Guzmán delineó un rojo fiscal de 3,3%, luego de cerrar este año con un déficit de 4 puntos porcentuales. Según el Instituto Argentino de Análisis Fiscal (IARAF) el proyecto presenta una reducción de diferentes subsidios económicos, destacándose recortes en: tarifas y el transporte. La poda que genera más controversia. Al tratarse de un tema sensible, desde el Ministerio de Economía aclararon a la prensa que el gasto en subsidios energéticos será del 1,5% del PBI. Para lograrlo, buscarán reducir subsidios en la extracción de gas natural e invertir el “ahorro” en obras de infraestructura, precisaron. Pero por sobre todas las cosas, buscarán segmentar el subsidio de las tarifas.

Este último punto es clave en el proyecto que discutirá el parlamento próximamente. Se trata de una iniciativa que intentó sin éxito CFK cuando buscó “racionalizar” su política de subsidios en 2013. Las impericias y la decisión de evitar el costo político desviaron a aquel gobierno de ese objetivo. Recientemente, los desencuentros dentro de la cartera económica imposibilitaron la segmentación. Por tanto, a falta de mayores precisiones de los funcionarios del área energética, cabe preguntarse si el esquema para segmentar las tarifas en 2022 de acuerdo al poder adquisitivo de los usuarios ya está acordado o si se repetirán los entredichos dentro de la cartera económica. 

 

 

LNM - Edición Impresa

Seguí el desarrollo de esta noticia y otras más 
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
Todos los viernes en tu kiosco ]


Te puede interesar

Boletín de noticias

 

 

Te puede interesar

data-matched-content-ui-type="image_card_sidebyside" data-matched-content-rows-num="4" data-matched-content-columns-num="1"