"Esperamos no tener que volver a hacer un streaming nunca más"

Gaspar Benegas llega a Córdoba con su banda La Mono. Será este sábado en Club Paraguay. Charló con La Nueva Mañana en la previa. La emoción de la vuelta, los shows con Los Fundamentalistas y los límites de la virtualidad.
Gaspar Benegas
Gaspar Benegas se presenta este sábado en Club Paraguay. Foto: gentileza

Este sábado, Gaspar Benegas volverá a Córdoba en el marco de un regreso que ya se viene dando a nivel nacional junto con su banda La Mono. “Tocamos en algunas de las salas más grandes de la Capital luego de un año y medio sin tocar. Arrancamos tocando para unas 100 personas en lugares que tienen capacidad para 500”, cuenta el guitarrista a La Nueva Mañana en la previa del concierto que tendrá lugar el fin de semana en Club Paraguay.

“La verdad es que arrancamos con todo porque la gente está muy necesitada de ver shows y los músicos necesitados de tocar en vivo. Es una especie de alivio después de tanto tiempo sin tocar. La emoción con los que se viven los conciertos en vivo es incomparable. Para los que amamos la música y nos gusta ir a recitales, empezar de nuevo es como dar lugar a una nueva experiencia”, advierte el músico que también forma parte de Los Fundamentalistas del Aire Acondicionado.

“La verdad es que La Mono creció con la pandemia porque cando nos volvimos nos dimos cuenta que la música siguió abriendo camino y que nos habíamos hecho de un público que nos empezó a seguir a todos lados”, detalla Benegas.

Puntualmente, durante la pandemia, la banda terminó de hacer algunos trabajos que ya venían teniendo su desarrollo, como lo es la canción que lanzaron junto a Tayda Lebón, que se convirtió oficialmente en el primer feat de la historia del grupo. “También hicimos una performance en vivo con tres canciones, que se llama Desde el limbo y se puede ver en el canal de YouTube de la banda”, cuenta Gaspar que también canalizó su actividad personal a partir de los dos streamig que protagonizó junto a la banda que habitualmente acompaña al Indio Solari.

“Nosotros ya veníamos de hacer unos shows en vivo sin el Indio que habían sido muy emotivos (uno de ellos fue para juntar fondos para apoyar al baterista Martín Carrizo a costear su tratamiento médico), pero cuando vino la pandemia y no pudimos volver a tocar nos propusimos hacer los conciertos virtuales pero no sabíamos cómo eso iba a repercutir en la gente”, detalla el guitarrista.

“El primero se llamó Desde los satélites y tuvo un resultado muy positivo, entonces decidimos apuntalar esa apuesta con el segundo. Queríamos emocionar a la gente pero también poder emocionarnos nosotros, que es algo muy difícil sin el público presente. Hicimos todo lo posible para llegar a eso y me parece que nos salió todo. Se recrearon hasta los problemas en el ingreso”, señala Gaspar que ríe al recordar el concierto trasmitido desde Villa Epecuén que fue visto por millones de personas en medio del aislamiento.

-¿Los sorprendió esa respuesta?  
-La verdad que sí, pero también eso dejó al descubierto otras cosas, como por ejemplo lo difícil que está la situación económica del país. Había mucha gente que quería verlo y que no podía sacar la entrada. El show este hizo que muchas personas que la estaba pasando realmente mal haya encontrado la oportunidad de tener un show de modo gratuito. Me parece que para muchos fue una especie de respiro en medio de una situación tan complicada.

-¿Y vos cómo te llevas con ese tipo de conciertos?
-Esperamos no tener que volver a hacer un streaming nunca más. Nos alegra haber vencido el prejuicio del formato y dejar a un costado esa cosa fría para conseguir algo más emotivo, pero ya está. Creo que habría que pensar de qué manera se pueden seguir haciendo estas cosas pero no creo que esté bueno acostumbrarse a que todo pasa por las pantallas. En el pueblo de donde yo vengo no hay internet, a ese concierto no lo vio nadie en El Bolsón. En la cordillera, vos te movés dos metros y no tenes señal. Puede ser un servicio un show así pero queda mucha gente afuera.

Agradecido de tener la oportunidad de formar parte de la banda que inmortaliza el repertorio en vivo de Solari, Gaspar se prepara para recorrer el país con su propio proyecto grupal. Esa gira lo traerá a Club Paraguay y la previa lo tiene expectante. “Vamos a llegar a ciudades a las que nunca fuimos y vamos a llevar un espectáculo que va a estar a la altura. Va a ser como cuando llega el circo, porque cuando empecemos a bajar el sonido, las luces y todo, va a ser como cuando las bandas giraban, en los viejos tiempos, de esa manera”, describe mientras se prepara para ingresar al último ensayo general de la banda que llegará a Córdoba y que luego seguirá girando mientras se prepara para darle forma definitiva a lo que será su tercer disco en estudio. “Lo voy a disfrutar”, anticipa Benegas.

Te puede interesar