Aval parlamentario a las nuevas restricciones por la pandemia

País 23/04/2021
Los dos decretos presidenciales recibieron aval en la comisión Bicameral de Trámite Legislativo, que firmó este viernes el dictamen favorable con el apoyo del Frente de Todos.
dipu
 El diputado Pablo Yedllin defendió las medidas establecidas a través del DNU presidencial. Foto: Télam.

Los dos decretos presidenciales con las nuevas medidas para mitigar los efectos de la segunda ola de coronavirus, entre ellas la suspensión de clases en AMBA, recibieron aval parlamentario en la comisión Bicameral de Trámite Legislativo, que firmó el dictamen favorable con el apoyo del Frente de Todos y objeciones de la oposición.

El presidente de la Bicameral, el diputado del FdT, Marcos Cleri, confirmó el pase a la firma del dictamen tras una videoconferencia que se extendió durante dos horas y media, mientras que el jefe de los senadores del oficialismo, José Mayans, adelantó que buscarán "darle tratamiento lo antes posible en el Senado" y que espera que la Cámara de Diputados también acompañe.

Las bancadas de Juntos por el Cambio, tanto de la Cámara de Diputados como del Senado, manifestaron su desacuerdo con las medidas, específicamente con la suspensión de clases en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, y plantearon cuestiones reglamentarias según las cuales no podía darse dictamen de forma virtual a estos decretos.

El diputado nacional del Frente de Todos, Pablo Yedlin, manifestó la voluntad del oficialismo de acompañar los decretos presidenciales que restringen la circulación y la suspensión de clases en el AMBA y afirmó que "está claramente demostrado que suspender las clases en momentos de alta circulación baja la curva epidemiológica". "Está claramente demostrado que suspender las clases en momentos de alta circulación baja la curva epidemiológica", dijo.

Durante la reunión de la comisión Bicameral de Trámite Legislativo, el diputado del PROl Pablo Tonellil afirmó, por su parte, que "hay discriminación y trato desigual con la Ciudad" y que "no se respeta su autonomía".

El legislador de PRO declaró que los DNU en tratamiento "son inválidos" ya que "a partir del momento en que el Congreso comenzó a funcionar durante la pandemia cesó la posibilidad de que el titular del Poder Ejecutivo utilizara la herramienta tan excepcional para adoptar restricciones severísimas a los derechos individuales".

"Restricciones que han llegado a centenares de miles de argentinos a perder el trabajo y han generado consecuencias extremadamente graves para muchos argentinos", subrayó y consideró que medidas como las adoptadas debían ser debatidas en el Congreso.

Yedlin acotó que la Ciudad está "en un valor de casos de cada 100 habitantes por fuera de los márgenes de cualquier recomendación de sostener clases presenciales" y valoró la resolución del presidente Alberto Fernández en cuanto a las restricciones impuestas al sostener que decidió "pagar el costo político de tomar una medida no popular".

El diputado de PRO, Pablo Tonelli, afirmó que "hay discriminación y trato desigual con la Ciudad" y que "no se respeta su autonomía". "No hay ninguna duda que si bien es verdad que durante la baja circulación comunitaria las escuelas no son lugares de alto contagio, cuando la circulación comunitaria es muy alta sí lo son. El objetivo es que el sistema sanitario sostenga a los pacientes graves y no colapse", remarcó.

Para el diputado, en el caso específico de CABA, "si cae en su capacidad (de atención en el sistema sanitario) el riesgo es que la cantidad de pacientes que se mueren se eleve bruscamente".

"En cuanto al cierre escolar no hay muchas dudas en que en todos los países del mundo se aprendió cuán importante es dentro de las medidas el cierre de escuelas que por supuesto son un valor importante, nadie va a discutir si la educación es importante o no, pero sí se discute si es importante cuando la circulación comunitaria está desatada", añadió.

Los decretos en discusión son los 235 y 241 firmados por el presidente Alberto Fernández, con nuevas restricciones a la circulación a partir de las 20 y el cierre de comercios desde las 19 hasta el 30 de abril, así como la suspensión de clases en la provincia de Buenos Aires y en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Yedlin expresó que los números de contagios en el mundo "dan un poco de miedo" y Argentina "no ha estado exenta de esta situación que es inédita y gravísima" y consideró que "los cierres cortos e intensos suelen ser los más efectivos".

"El Presidente -añadió- tomó decisiones muy importantes, no especula políticamente con este tema. Es garante de este país y hace incluso un reconocimiento de lecciones aprendidas en la primera ola, una de ellas es que las medidas no son un informe y todas deben ser tomadas atendiendo a las cuestiones epidemiológicas".

En representación de la oposición, el diputado nacional Omar De Marchi planteó que la comisión Bicameral no estaba en condiciones de dictaminar ya que de acuerdo al reglamento "para que las comisiones dictaminen de manera remota es necesario un consenso entre el presidente y el vicepresidente del cuerpo", algo que -dijo- "no ha existido".

El jefe de los senadores del FdT, José Mayans, pidió por su parte a la oposición dejar de lado los posicionamientos políticos con el tema de la pandemia y afirmó que no se está hablando de "medidas permanentes".

Su par de bancada, Mariano Recalde, acusó al jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, de buscar "sacar rédito político" con "fines electorales" y de generar "caos e incertidumbre" al rechazar la suspensión de clases. 

Fuente: Télam
 

Te puede interesar

Boletín de noticias

 

 

Te puede interesar

data-matched-content-ui-type="image_card_sidebyside" data-matched-content-rows-num="4" data-matched-content-columns-num="1"