Cómo piensa Gerardo Grosso, el pastor que reemplazará a García Elorrio

El histórico opositor se despidió de la Unicameral adelantando la rotación de bancas en Encuentro Vecinal Córdoba. LNM conversó con el pastor evangélico que formará parte de la Legislatura.
Grosso -  García Elorrio
Gerardo Grosso; García Elorrio.

chapa_ed_impresa_01  

LEGISLATURA

En diciembre del año pasado, la dirigente del PTS Noel Argañaraz asumió en reemplazo de Soledad Díaz García, del Partido Obrero, como parte de los acuerdos de rotación en los puestos parlamentarios que tiene el Frente de Izquierda (FIT), que fue el primer espacio en hacer efectivo ese tipo de prácticas en el marco de las alianzas electorales y políticas que tienen lugar tanto a nivel naciones como a escala distrital. También sobre finales del año pasado volvió a su banca el legislador por el departamento Santa María, Walter Saieg, que dejó su lugar en el Ministerio de Transporte de la Nación para reemplazar a Carolina Basualdo que asumió como intendenta de Despeñaderos. Cuando la semana que viene Gerardo Grosso reemplace a Aurelio García Elorrio como legislador del bloque de Encuentro Vecinal, el cuerpo legislativo terminará de moldear su conformación para el ejercicio ordinario que comenzó el pasado 1 de febrero.

La llegada de Grosso representa toda una novedad ya que, al acompañar al bloque que seguirá presidiendo María Rosa Marcone, ocupará el espacio de quien en la última década fue de uno de los protagonistas más enérgicos de la oposición legislativa en la provincia. “La expectativa es muy grande ya que me toca suceder a un legislador como ha sido durante todos estos años Aurelio. De todos modos, él va a seguir activo y estará muy atento a lo que vaya a suceder, por eso el desafío es seguir la misma línea de trabajo que Encuentro Vecinal ha mantenido durante todo este tiempo: ser una oposición que construya y que ponga sobre el tapete los problemas que creemos necesario debatir en nuestra provincia. Tenemos que tratar que esta posición de control ayude a gobernar mejor”, dijo Grosso a La Nueva Mañana en las horas previas a asumir su banca. 

“Ha llegado el momento de darle lugar a nuevos dirigentes. La rotación de la banca fue una promesa asumida durante la última campaña y hoy un acto cumplido. Asimismo, significa una gran apuesta al futuro y al crecimiento de nuestro partido. Encuentro Vecinal Córdoba mantendrá su arduo trabajo en la Legislatura, con una nueva voz, pero firme en sus principios, valores y convicciones”, escribió en sus redes sociales García Elorrio al momento de abandonar su espacio legislativo para emprender su militancia desde el campo del derecho y el armado de un espacio político nacional que represente los valores y las ideas que defiende. 

El pastor en la Legislatura 

Durante la última campaña electoral un integrante de la lista provincial de Encuentro Vecinal preguntó de modo directo a este cronista: “¿A todos los candidatos a la Legislatura le preguntás qué opina del aborto, que es algo que se discute en el Congreso, o me lo preguntás a mí porque ya sabés que estamos en contra?”. La queja solapada, en cierto modo, era correcta. Siempre fue más fácil identificar a los sectores identificados con esa postura dentro de ese espacio político, aunque como quedó claro después, la militancia en esa dirección se encontraba dispersa por todas las fuerzas políticas que participan de la discusión en Córdoba. Lo mismo sucede con quienes combinan su partición política con alguna tarea social identificada con algún rol activo en algún credo religioso. El crecimiento de la militancia impulsada desde el evangelismo es, en ese contexto, uno de los datos políticos más destacados en la escena nacional de los últimos años. 

De hecho, la figura del pastor evangelista católico Carlos Belart, con quien Grosso se identifica fervientemente, no sólo ha sido crucial en la política cordobesa de los últimos años sino que hoy se reconoce en diálogo con prácticamente todos los espacios. En ese marco, no es un dato menor la llegada a Córdoba de UNO - Una Nueva Oportunidad (un partido impulsado principalmente por pastores evangélicos de más de una decena de provincias argentinas) por fuera, en principio, de los espacios políticos que han homegeneizado sus ideas-fuerza en la oposición a la Interrupción (la Legal antes y la Voluntaria después) del Embarazo y la Educación Sexual Integral. De todos modos, el espacio que concentra la mayor cantidad de votos en esa dirección es el de  Encuentro Vecinal Córdoba, que tiene a la iglesia evangélica más grande de Córdoba (Cita con la Vida) participando activamente en su armado interno. 

“Yo creo que el hecho de estar en una iglesia evangélica puede ser un dato que le resulte novedoso a alguien, sobre todo en este último tiempo en el que la participación pública en marchas y el debate en torno al tema de la ideología de género y demás cuestiones han tenido una mayor exposición. Pero en mi caso particular siempre estuve muy interesado por todo lo que sucedía en el terreno de la política. Soy abogado de profesión con 31 años de ejercicio, me han invitado a participar muchas veces pero no se fue dando hasta que naturalmente sentí que era el momento, en este partido con el que desde sus comienzos me siento identificado”, reconoce Grosso.

Actividades hermanadas

“Desde los comienzos de mi formación académica, desde el derecho natural y en una Córdoba basada en estos fundamentos que sostienen principios coincidentes con los valores religiosos, yo mantuve la misma posición. Para mí no es novedoso defender la vida, la familia y preocuparnos por la situación de la gente que está en situación de vulnerabilidad y trabajar con pos de la solución de esos problemas. Mi trabajo en la Legislatura va a tener que ver con eso, en encontrar respuestas que sirvan para resolver esos temas que tienen en vilo a la sociedad”, define el pastor evangélico. 

“Yo no veo mis actividades distanciadas, sino que entiendo que todas se suman. Mi trabajo pastoral se verá acotado pero somos un equipo de trabajo que suman alrededor de 35 familias con quienes continuaremos con la actividad ayudando a quienes lo necesiten, pero también se acotará el tiempo en mi profesión de abogado, que es mi medio de vida”, reconoce Grosso. 

Desde la semana próxima se convertirá en el segundo ocupante de una banca rotativa desde la cual completará el mandato el más joven de los referentes de Encuentro Vecinal Córdoba, Álvaro Zamora Consigli. Pero eso sucederá recién en el 2023. Mientras tanto, Grosso se prepara para ocupar una silla caliente y pararse ante una administración provincial a la que ve “perpetuada en el poder”. 

“Cuando no hay recambio y alternancia, hay vicios que se van enquistando y hacen que las cosas sean más complicadas. Por eso creo que tenemos que construir una oposición sabia y férrea. Y para eso, nada mejor que construirla desde un partido de valores como lo es Encuentro Vecinal Córdoba. Que uno sea evangélico, otro sea católico, otro sea judío y otro sea agnóstico no hace a lo primordial; lo importante es que sigamos defendiendo los valores de la vida, la familia y la Justicia”.  

 

 

LNM - Edición Impresa

Seguí el desarrollo de esta noticia y otras más 
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
Todos los viernes en tu kiosco ]


Te puede interesar

Boletín de noticias

 

 

Te puede interesar

data-matched-content-ui-type="image_card_sidebyside" data-matched-content-rows-num="4" data-matched-content-columns-num="1"