“Tenemos ‘una expectativa muy positiva’ sobre el nuevo Gobierno de EE.UU.”

Política / Economía 22/01/2021 Por Daniel Salazar
El embajador argentino en Washington destacó el anuncio del regreso de EE.UU. al multilateralismo, el rol que tendrá en la negociación con el FMI y la reapertura del mercado del biodiésel.
Arguello
Jorge Argüello, embajador argentino en Estados Unidos. Foto: gentileza

chapa_ed_impresa_01  

Especial para La Nueva Mañana

El embajador argentino en Washington, Jorge Argüello, delineó la agenda bilateral que mantendrá con la administración del flamante presidente norteamericano Joe Biden, en una extensa entrevista virtual que organizó la Asociación de Periodistas de la República Argentina (Apera), de la que participó La Nueva Mañana.
Argüello señalo que una de las prioridades será la organización de una reunión bilateral entre ambos mandatarios. “La reunión entre ellos o la visita será en cuanto se pueda. El presidente Alberto Fernández aspira a tener un encuentro bilateral, y lo mismo pretenden del otro lado”, puntualizó.

Además, dijo que gran parte de su trabajo se orientará a fomentar el comercio bilateral y las inversiones, teniendo en cuenta que “EE.UU. es el país que más inversiones tiene en Argentina”.

¿Ya habló con el presidente Alberto Fernández sobre los principales objetivos que guiará la relación con los Estados Unidos tras la asunción de Joe Biden?

En la agenda tenemos los temas de comercio, tenemos todos los temas que hacen a la arena multilateral y los temas de inversiones. Como ustedes saben, EE.UU. es el país con más inversiones realizadas en Argentina, desde hace mucho tiempo las principales compañías norteamericanas operan en nuestro país. Pero además me parece que hay una asociación estratégica entre la nueva agenda exterior de los EE.UU. y la Argentina, y esto tiene que ver con los espacios multilaterales. El presidente Joe Biden ha anunciado la voluntad de que los EE.UU. regresen plenamente al multilateralismo y esa es la política de Argentina y eso es lo que queríamos escuchar del nuevo presidente. De manera tal que en muchos casos con posiciones diferentes y en muchos otros coincidiendo, celebramos la repotenciación del dialogo y la negociación en los espacios multilaterales. Entonces, la agenda bilateral es amplia, está en expansión y tenemos una expectativa muy positiva respecto del nuevo gobierno norteamericano; se dan las condiciones atmosféricas propicias para la profundización de esa agenda.   

¿Qué espera Argentina del nuevo gobierno norteamericano respecto a las negociaciones con el FMI?

Cumplido el tramo de la deuda privada, entramos ahora a la deuda con los organismos internacionales. Como ustedes saben, la Argentina en el año 2018 contrajo un crédito de 57 mil millones de dólares con el FMI, del cual se concretó la transferencia de 44 mil millones de dólares. Dos años después de contraído este crédito, el dinero no está pero la deuda hay que pagarla. Por lo tanto esto es lo que explica que la cuestión de la deuda ocupe un lugar tan importante en la agenda del presidente Fernández.

Ya estamos adentro de la negociación con el Fondo para tener un acuerdo lo antes posible, pero además ya el gobierno argentino ha interactuado con otros actores, como el Tesoro de los Estados Unidos, vinculado a la definición de un nuevo acuerdo con el FMI. Es importante el rol del Tesoro en esta negociación, por el peso que tiene en la estructura del Fondo. ¿Para cuándo va a estar cerrada la negociación?  No lo sabemos, yo diría para lo antes posible, porque necesitamos sacudirnos el tema de la deuda para poder empezar a trabajar otros temas en el campo económico.

¿Qué gestiones que inició bajo la presidencia de Trump están cerradas, o no tienen continuidad en el actual gobierno de Biden?

Nosotros con la gestión del presidente Trump llevamos adelante la integralidad de la agenda bilateral con resultados, depende del caso, más o menos positivo; hay algunas cuestiones que nos quedaron pendientes, como el caso del gobierno norteamericano que cerró durante la presidencia de Mauricio Macri la exportación de biodiésel a los EE.UU. y ese para nosotros fue y sigue siendo un problema. No hemos podido todavía revertir la decisión tomada durante la gestión Trump-Macri, y eso es mucho dinero para las exportaciones argentinas. Por un lado porque suponen la exportación de productos con valor agregado, y en segundo lugar porque significó la pérdida de más de mil millones de dólares en exportación a los EE.UU. de biodiésel. Hemos tratado con mucha energía de remontar esa situación, estamos en la mitad de la negociación, pero entre mis prioridades con el actual gobierno está la recuperación del mercado perdido de biodiésel para la Argentina.

En ese sentido también es importante destacar que interactuamos permanentemente con las provincias argentinas; con Entre Ríos, por ejemplo, tenemos el caso de los cítricos dulces, como la naranja y la mandarina. Nosotros no estamos exportando cítricos dulces a EE.UU., y no hay razones para que no agotemos las instancias para abrir ese mercado, como hicimos con el limón.

¿Qué puede comentarnos sobre la llegada en febrero de un guardacosta norteamericano al puerto de Mar del Plata, como parte del operativo Cruz del Sur para combatir la pesca ilegal en el Atlántico Sur?

Para que ese navío pueda cumplir una función operativa, cooperativa o de vigilancia tendría que haber un acuerdo y no es ése el sentido de la presencia de ese navío en puertos argentinos; ese punto de contacto va a ser meramente protocolar. Esto ya fue aclarado por las autoridades argentinas de manera que no hay más comentarios para hacer. La pesca ilegal es una preocupación compartida, la Argentina en ese sentido ya ha informado de varias capturas que se realizaron recientemente en aguas del Atlántico Sur que violan las normas de la pesca. El día que haya un acuerdo hablaremos sobre ese acuerdo.

¿Es optimista con esta nueva administración sobre si los EE.UU. van a tener un papel preponderante por nuestro legítimo reclamo respecto a la soberanía de las Islas Malvinas?

Creo que en esta etapa del gobierno de Alberto Fernández hemos logrado hacer de la cuestión Malvinas una política de Estado, no solamente porque se le ha devuelto el rango que le fuera quitado durante la gestión anterior a la Secretaria de Malvinas en la Cancillería, sino que además se ha creado el Consejo de Malvinas, integrado por los más diversos sectores.

Es una prioridad de la agenda nacional, nosotros necesitamos darle mayor visibilidad a la cuestión, vamos a generar las condiciones políticas propicias dentro de la comunidad internacional para poder avanzar en la negociación, sobre todo ahora aprovechando esta particular situación que se está viviendo en Europa con el desprendimiento del Reino Unido de Gran Bretaña de la Unión Europea. El Brexit es una oportunidad y así debe ser tomado. 

Hasta ahora había un alineamiento en las votaciones por solidaridad regional, esa solidaridad regional con Gran Bretaña debería romperse y me parece que el reino de España está marcando el camino, que le ha impuesto a Bruselas la necesidad de que frente a cada cuestión en la negociación de la salida del Reino Unido del Peñón de Gibraltar, España debe opinar antes que se llegue a un acuerdo. Me parece que esa es una señal positiva que nos está mostrando que se están acabando esos encuadramientos automáticos como producto de acuerdos regionales, y esta es una gran oportunidad para la Argentina.   

 

 

LNM - Edición Impresa

Seguí el desarrollo de esta noticia y otras más 
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
Todos los viernes en tu kiosco ]


Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar

data-matched-content-ui-type="image_card_sidebyside" data-matched-content-rows-num="4" data-matched-content-columns-num="1"