Cuáles son los principales ejes del Plan de Metas de Martín Llaryora

El intendente presentó en el Concejo Deliberante el proyecto con las 418 metas de gestión, enmarcadas en 36 objetivos y cinco ejes fundamentales.
Muni 3 © Municipalidad de Córdoba
Martín Llaryora presentó oficialmente el pasado martes el Plan de Metas 2020-2023 para la ciudad de Córdoba. Foto: Municipalidad de Córdoba

chapa_ed_impresa_01  

 

Aunque llegó 165 días tarde, excusado por la pandemia, Martín Llaryora presentó oficialmente el pasado martes el Plan de Metas 2020-2023 para la ciudad de Córdoba. Se trata de un proyecto contemplado por la ordenanza 11.942, aprobada en 2011, que establece que el intendente que asume el cargo tiene hasta 120 días para presentar un escrito al Concejo Deliberante donde detalle los objetivos de gestión. Es decir, el compromiso del intendente a contar lo que pretende hacer durante cuatro años, más allá de los discursos y las promesas electorales.

Se trata de 418 políticas que engloban, junto con los Presupuestos anuales, el marco completo en el que se desarrolla y desarrollará la gestión municipal, ya que algunas están en marcha, como es el caso de los “promotores de convivencia” y la municipavlización del servicio de agua. Sin embargo, el propio jefe comunal en su discurso de presentación dijo que “seguramente” los cuatro años de gestión “no alcancen para que podemos ver esta ciudad que planificamos y soñamos como nosotros la queremos”, luego de instar a que el Plan sea “un faro” y no un “plan rígido”, permitiendo la creación de nuevas metas a futuro. Esta aparente contradicción se suma a un “defecto” propio de la ordenanza del Plan de Metas, que no le pide a los Ejecutivos que expliquen el “cómo” de las medidas, sino que solamente establezcan objetivos e indicadores de logro. Esto se suma, también, a la renovada crítica hacia los sucesores del ex vicegobernador en el Palacio 6 de Julio: “Yo sé que nos toca como equipo un gran desafío tras encontrar un municipio fundido en todos sus aspectos”.

Esas metas se encuentran enmarcadas en 36 objetivos a su vez agrupados en cinco grandes ejes estratégicos de gestión: “Municipio Moderno e Innovador; Ciudad que presta servicios de calidad; Ciudad Atractiva y Planificada; Ciudad Sostenible y Ciudad de Oportunidades e Inclusiva”.

Muni © Municipalidad de Córdoba
El propio jefe comunal dijo que “seguramente” los cuatro años de gestión “no alcancen para que podemos ver esta ciudad que planificamos y soñamos como nosotros la queremos”.

“Municipio Moderno e Innovador”

El eje con el que Llaryora abre su presentación es la modernización del municipio. Uno de los primeros pasos fue la implementación del Boletín Municipal Digital, que a pesar de no ser publicado a diario como sí lo hacen sus homónimos de Provincia y Nación, sirve como una primera herramienta no solo de información sino también de control. También se contemplan la digitalización de trámites, la implementación del CiDi, de firmas digitales, de turneros electrónicos y de monitoreo de infracciones vía imágenes, es decir, la llegada de las fotomultas. Asimismo, como también se puede observar en otros ejes, se ven objetivos poco claros como por ejemplo el punto 1.21, que solo pone como meta “Diseñar un procedimiento administrativo digital del Tribunal de Faltas”, sin dejar en claro de qué se trata ese procedimiento. Otro punto interesante es la creación de una “guardia” para denuncias relacionadas a la fiscalización y control y la migración de sistemas a la nube.

“Ciudad que presta servicios de calidad” y “Ciudad Atractiva y Planificada”

“Se procura garantizar al ciudadano la mejora, ampliación y cobertura en el acceso a los diversos servicios públicos, promoviendo soluciones que optimicen la calidad de vida”, reza la presentación del eje relacionado a los servicios, uno de los mayores problemas que presenta la Municipalidad desde hace décadas. En el mismo se establecen proyectos también ligados a la digitalización de trámites y servicios, como la creación de un área de telemedicina o la creación de “al menos tres centros de día para el tratamiento de adicciones”. También se prevé la erradicación de “al menos 100 micro y macro basurales”, tarea que se lleva adelante desde los primeros días de gestión con Victoria Flores a la cabeza del Coys, la implementación de “paradas inteligentes” para el transporte urbano, la puesta en funcionamiento de la Comisión de Planeamiento Educativo y la reactivación del “programa de barrido social”.

En el otro punto, referido a la planificación de la ciudad, se centran las metas en la visión turística de Córdoba, en la descentralización barrial y en cuestiones relacionadas a la oferta cultural, aunque dentro de las mismas se incluyan medidas de corte ambiental como la “recuperación de la laguna del Parque Sarmiento”, sin dar detalles sobre qué significa esa “recuperación”. Justamente, la cuestión ambiental fue una de las principales críticas durante la audiencia pública de tres horas de duración que se realizó tras la presentación del Plan.

“Ciudad Sostenible y Ciudad de Oportunidades e Inclusiva”

En el hasta ahora único espacio de participación ciudadana para aportar al Plan de Metas, uno de los temas más abordados fue la cuestión ambiental en Córdoba. Desde distintos espacios, el principal pedido al intendente no fue solamente la puesta en marcha de políticas que realmente resuelvan una emergencia que su propia gestión creó, sino también que se abran más y mejores espacios de participación ciudadana al respecto de este y otros ejes. “No podemos dejar de observar que la audiencia pública fue convocada de un 22 a un 29 de diciembre con cuatro días inhábiles de por medio, lo que cercena la participación en calidad y en cantidad”, reclamó Victoria Sibilla, integrante de Fundeps. A su turno, Agustín Cerda, representante del Foro Ambiental, fue uno de los expositores más claros: “No se habla de cómo la ciudad va a enfrentar el cambio climático, no se habla de cómo las cloacas terminan en el Suquía por Bajo Grande y por sobre todas las cosas no se habla de participación ciudadana. No le tengan miedo a la participación ciudadana”.

Finalmente, el último eje del Plan de Metas evoca cuestiones de género e infancias. Como en los otros puntos, algunos objetivos ya fueron cumplidos y otros implican medidas sin mucho detalle, como la creación de “un programa permanente para brindar asistencia y contención a personas en situación de calle” o la incorporación de la perspectiva de género a la documentación municipal.

 

 

LNM - Edición Impresa

Seguí el desarrollo de esta noticia y otras más 
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
Todos los viernes en tu kiosco ]
Nuestra edición en papel, que tradicionalmente llega a los kioscos los días viernes, excepcionalmente por las fiestas de fin de año, traslada su publicación para el lunes 4/01.


Te puede interesar