Desde este domingo vuelven las visitas a las cárceles de Córdoba

Córdoba 13/11/2020
La secretaria de organización y gestión penitenciaria, Cecilia Lanzarotti, señaló que, bajo estrictos protocolos, cada 15 días cada interno/a podrá recibir a un familiar.
Carcel
"Es la primera apertura que tenemos en pandemia", explicó Lanzarotti. - Foto: ilustrativa.

Desde este domingo y bajo un estricto protocolo, volverán las visitas a los internos e internas a las cárceles de Córdoba. Para tal fin, se han adecuado espacios con la distancia recomendada por el COE.

Así lo confirmó la secretaria de organización y gestión penitenciaria, Cecilia Lanzarotti, a Canal Doce, precisando que cada 15 días cada interno podrá recibir a un familiar.

"Es la primera apertura que tenemos en pandemia", explicó Lanzarotti, quien dijo que entre los requisitos se destaca que  los visitantes deben usar tapabocas y firmar una declaración jurada asegurando no tener síntomas de coronavirus ni haber estado en contacto con casos positivos.

Además se tomará la temperatura y obligarán a lavarse los manos a quienes ingresen para las visitas. Se acondicionarán lugares al aire libre para que los internos e internas tomen contacto con el familiar que los visite, y en el caso que deba ser en el interior del establecimiento, se dispondrá de espacios donde se respete el distanciamiento social. La duración de la visita será de dos horas. 

Asimismo, indicó que hay 19 casos activos de Covid-19 actualmente en los establecimientos penitenciarios. "Esta situación epidemiológica hace que podamos hacer esta apertura de visitas. Seguiremos valorando con la autoridad sanitario la continuidad de las mismas", señaló la funcionaria.

El nuevo protocolo, que fue diseñado y elaborado mediante un trabajo interdisciplinario conformado por equipos técnicos del Servicio Penitenciario, del Ministerio de Salud y personal del COE, permitirá el reingreso de la visita a internos e internas de manera gradual. Tendrá además un carácter de excepcionalidad.

Modalidad 

-Se permitirá el ingreso de un familiar directo (padre, madre, esposa/concubina, hijo o hermano) o vínculo significativo consolidado por interno, recomendando la no asistencia de menores, mayores de 60 años y personas incluidas en grupo de riesgo para Covid-19.

-La frecuencia de encuentro será una visita cada 15 días y se organizará según el Establecimiento Penitenciario, con una duración máxima de dos horas.

-Previo al ingreso de la visita al EP se le hará confeccionar una declaración jurada en relación a su estado de salud y se practicará un triage clínico por personal de salud. De detectarse que el visitante tiene signos y/o síntomas compatibles con Covid- 19 o es contacto estrecho de casos confirmados, no podrá ingresar hasta su alta médica definitiva o cumplimiento efectivo del aislamiento domiciliario.

-Se continuará receptando paquetes (autorizados por el Servicio Penitenciario), pero evitando el ingreso de comestibles que requieran cocción.

-La provisión de alimentos cocinados se efectuará por las Cocinas Generales de los Establecimientos, atendiendo a las medidas preventivas de higiene y salubridad.

-Se utilizará el Sistema Integrado Sanitario Argentino (SISA), para corroborar el estado particular de cada visitante.

-Permanentemente se analizará la continuidad de la presente propuesta o su renovación de la misma (considerando periodicidad y duración del contacto, extensión del grupo familiar, etc.)

– El protocolo también establece pautas para la población penal y para el personal penitenciario.

Medidas de bioseguridad

Los Establecimientos Penitenciarios deberán respetar las medidas de higiene de las áreas de admisión, registro y control de visitantes, espacios de espera y de encuentros de visita e interno.

Los internos deberán usar el tapaboca (obligatorio) y de manera correcta; permitir el control de temperatura y colaborar en el control de síntomas; lavado de manos con alcohol en gel o diluido al 70 por ciento y mantener el distanciamiento entre las personas y evitar compartir objetos.

Además, no se permitirá la realización del encuentro si el interno reúne criterio de caso sospechoso, o si se encuentra en aislamiento preventivo (contacto estrecho, ingreso o reingreso) o aislamiento sanitario (caso confirmado), debiéndose informar al visitante con la mayor antelación posible.

Previo a la reunión con la visita, un profesional de la salud deberá efectuar la valoración del estado de salud del interno, detallando registro térmico y/o síntomas compatibles con Covid-19.

La visita

La visita deberá contar con el DNI, el carnet de visita o documentación que acredita el vínculo; hacer uso obligatorio y correcto del tapaboca, permitir control de temperatura y colaborar en el control de síntomas, respetar el distanciamiento entre las personas, no compartir objetos y acatar todas las medidas de higiene: lavado frecuente de manos, evitar tocarse la cara y los cuidados al toser o estornudar.

Noticia relacionada:

carcel-de-bouwerTras los reclamos, reactivarán las visitas en cárceles de Córdoba




 

Te puede interesar