Lanzaron el Programa Nacional de Microcrédito para Cooperativas 2020

Sociedad 06/11/2020 Por Mónica Hernández
Los créditos tienen un tope de hasta $ 150.000 con una tasa anual de interés del 3%. Desde el 2011 hasta la fecha se han otorgado 4.300.000 pesos distribuidos entre 167 microcréditos.
Cooperativa Trabajo

chapa_ed_impresa_01

 

El Instituto Movilizador de Fondos Cooperativos es una federación de cooperativas que nació en el 1958 y que se dedica a las finanzas solidarias y surgió acompañando a un grupo de casas de crédito cooperativas, que llegaron a ser más de 100 en todo el país hasta constituirse en un único banco cooperativo: Credicoop.

Hoy entienden a la actividad financiera como un servicio público, pues se constituyen los créditos en herramientas necesarias para los desarrollos locales, consumo responsable, los comercios de cercanía y todas las entidades que están utilizando las finanzas solidarias en estos tiempos de aislamiento social.

En el acto de presentación de esta nueva edición del programa, el presidente del IMFC, Edgardo Form, expresó: “Cada vez falta menos pese a la incertidumbre que provocó esta terrible pandemia para que nos encontremos en forma presencial y nos podamos abrazar como es nuestra costumbre como cooperativistas y como militantes del campo popular, en la reconstrucción de una sociedad más justa y solidaria”.

Es de destacar la orientación del Inaes con respecto a la línea y filiación del asociativismo, donde la Filial Córdoba también está haciendo un aporte muy importante. 

Asimismo, con los microcréditos se propende a crear más y mejor trabajo, como sostienen los miembros del Instituto en el marco del lema: “El cooperativismo como herramienta de transformación social”.

El desafío de contribuir con valores y principios

“Por otra parte, quiero agregar dos o tres conceptos -sostuvo Form-. Hace poco en la Asamblea General de las Naciones Unidas el Papa Francisco dijo que en una crisis como esta que estamos viviendo a nivel planetario se puede salir bien y mejor o se puede salir peor. Dentro del movimiento cooperativo y de la economía solidaria hay un debate muy importante acerca de cómo contribuir con valores y principios con la experiencia de más de un siglo y medio de acción cooperativa y mutual al escenario en el cual nos tendremos que enfrentar en la llamada pospandemia”. 

En tanto, “pareciera que con la proximidad de alguna vacuna se acerca la finalización de esta noche negra provocada por este virus bastante siniestro, pero evidentemente ya nos estamos encontrando con un escenario sumamente complejo, en el que hay quienes propician que todo siga igual y que no significa que va a ser peor en lo inherente a la preeminencia de un paradigma económico, político y cultural donde existen pocos que se benefician con la financiación de la economía sin producir nada, solamente con el pase electrónico de miles de millones de pesos y dólares, y hace meses que estamos trabajando por la inclusión social, donde el trabajo dignifica; da perspectivas y dignidad a las personas, y los microcréditos se otorgan en el marco de un Estado presente y activo con el cual estamos articulando acciones de manera virtuosa, pues cada uno respeta su función específica y estructura, y nosotros decidimos cooperar y el cooperativismo es uno de los mejores aliados del Estado en cuanto la creación de políticas públicas como esta”, acotó el dirigente.

“Estamos trabajando ante el pedido del presidente de la Nación, Alberto Fernández, acerca de que las pymes y las economías solidarias sean el verdadero motor que puedan ayudar en esta crisis que arrastrábamos y se profundiza con esta pandemia, y que tanto sufrimiento trae día a día y se lleva a tantos compañeros y compañeras”, acotaron los organizadores.

“Sin solidaridad no hay futuro”

En tanto, en esta nueva normalidad que se acerca, se trabaja para que prevalezca la solidaridad y el Instituto Movilizador acuñó hace años la idea de permanente vigencia de que “sin solidaridad no hay futuro y la vida cotidiana nos demuestra a cada paso que efectivamente este es el camino para la construcción de un mundo mejor y en relación con el Instituto, su compromiso y operatoria magnífica y con esta política pública que hemos desarrollado hace muchos años, un concepto que se ve plasmado en una operatoria muy concreta es que el dinero de los argentinos debe quedar en manos argentinas, ni más ni menos que a través de los fondos que nos brinda el Estado nacional a través de la Conami (Comisión Nacional de Microcrédito) llegar a esos sectores que más lo necesitan, hacer un planeamiento imprescindible para evaluar la factibilidad y sostenibilidad de signos asociativos solidarios y así contribuir a la construcción en Argentina y en Córdoba, particularmente, para que tengamos cuanto antes una sociedad más justa, más solidaria y donde se distribuya la riqueza con equidad y se ejercite a pleno la democracia”, finalizó.

“Construir sueños a partir de los microcréditos”

Alberto Gandulfo, titular de la Conami, agregó: “Con la noticia de que estamos peleando con los fondos pero que, a la vez, tenemos el compromiso de llegar con los mismos también para la sede de Buenos Aires, puesto que venimos atrasados con el tema presupuestario producto de todo el esfuerzo que está haciendo el pueblo y el Gobierno argentino”. 

Con la presencia de las cooperativas y del diputado nacional Eduardo Fernández, de manera virtual, se destacó el mandato del presidente de la Nación de poner a la Argentina de pie y del ministro Daniel Arroyo que pide masificar la política crediticia y hacer un sistema nacional de banca solidaria, “eso es lo que nos estamos planteando y vamos hacia la construcción de las políticas públicas y con las organizaciones de la economía solidaria. Además, la idea es ir hacia un banco de la economía popular, lo cual implica una serie de transformaciones y, por supuesto, de la ley de microcréditos que nos ha quedado chica al lado de lo que estamos pretendiendo hacer pero que tiene que ver que desde las finanzas solidarias este nuevo contrato social que nos pide Cristina Kirchner, pues en esa construcción desde los territorios y de la organización popular con instrumentos y con el protagonismo de los trabajadores es que vamos a armar ese nuevo contrato social”. 

Resaltando algunos conceptos de quienes hablaron en representación de las cooperativas, en lo referente a lo expresado por Eduardo Fernández sobre que “lo nuestro es una apuesta por la vida, una esperanza de vida”, aun en medio de la pandemia que se proyecta en la producción de la confianza y la construcción de sueños, a partir de los microcréditos que han percibido las diversas agrupaciones. 

La política pública se complementa con otras acciones como es el IFE, la Asignación Universal por Hijo, pensiones y jubilaciones, donde existe el esquema de finanzas solidarias de parte del Gobierno nacional. Las herramientas están, se deben masificar, trasladarlas al territorio y en cada caso ganar mayor organización y duplicar las experiencias. 

 

 

LNM - Edición Impresa

Seguí el desarrollo de esta noticia y otras más 
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
Todos los viernes en tu kiosco ]


Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar

data-matched-content-ui-type="image_card_sidebyside" data-matched-content-rows-num="4" data-matched-content-columns-num="1"