Cómo son los protocolos para realizar turismo alternativo

Turismo 06/11/2020 Por Vanina Boco
En La Granja ya se realizaron “pruebas piloto” de distintas actividades. Dialogamos con el guía Gustavo Castillo para conocer quiénes pueden realizar la actividad.
LAGRANJA-4

chapa_ed_impresa_01


Especial para La Nueva Mañana

Se acerca la temporada de verano y con la decisión del Gobierno nacional de habilitar el turismo, las autoridades provinciales hicieron lo propio y anunciaron que a fines de noviembre o, a más tardar, principios de diciembre se abrirá el turismo dentro de la provincia. 

Esperando este anuncio, muchos municipios ya venían trabajando junto a los prestadores turísticos locales para estar preparados a la hora de la reapertura. Este fue el caso de la Municipalidad de La Granja, en Sierras Chicas, que hace casi dos meses desde el área de Turismo y Cultura, con coordinación de Defensa Civil, presentaron ante el COE central una propuesta pensada para el área de salud, para rehabilitar e incorporar a personas que necesitan hacer ejercicios o caminatas.

Uno de los encargados de elaborar este protocolo fue el prestador de Turismo Alternativo, Gustavo Castillo de Paso Blanco Ecoturismo, quien estuvo realizando salidas a modo de “prueba piloto”. “La parte que coordino, que son las caminatas recreativas saludables, tiene protocolos ajustados a nuestra necesidad, los adaptamos a partir de toda la bibliografía que nos enviaron en estos meses desde Turismo de la Nación, asociaciones de turismo en naturaleza, etc. Y lo pusimos en práctica, sin demasiada publicidad, porque la demanda era mucha y esto debía ser una prueba piloto y no una actividad comercial o turística”, cuenta Gustavo a La Nueva Mañana acerca de las primeras experiencias.

En esta primera etapa pueden participar personas residentes en el departamento Colón y que no estén dentro de los grupos de riesgo, como recomienda el COE.

Los protocolos para salir

Ahora bien, como ya se sabe, las actividades turísticas que realicemos de ahora en adelante no se harán de la misma manera que antes de la pandemia. Por eso, es importante ir conociendo cómo serán nuestras salidas y qué deberemos tener en cuenta para seguir cuidándonos.

En el caso de la experiencia desarrollada en La Granja, los interesados en participar de actividades de turismo alternativo como senderismo o trekking, deben llenar un formulario de Google, que funciona como base de datos para prevención, circulación y trazabilidad en el caso de que haya algún caso relacionado a los participantes. El máximo permitido es de 10 personas. La reserva se realiza mediante pago por medios electrónicos y, una vez reservado el lugar, se envía la información acerca de las medidas de prevención, el desarrollo de la actividad y los elementos que debe llevar a la excursión. El traslado hasta el lugar debe hacerlo cada persona por sus propios medios, evitando en lo posible el transporte público. En el punto de reunión, el guía recalca la información enviada previamente, aclarando aún más las medidas protocolares. 

Durante la caminata, es obligatorio el uso de barbijo a la altura del mentón, para poder respirar correctamente y, en el caso de acercarse a otra persona, ambas deberán taparse boca y nariz hasta volver a distanciarse. 

Los bastones de trekking, palos de escoba, caños de plástico, cañas o similares, sirven como elementos fundamentales en el senderismo y, en este caso, también son utilizados para medir la distancia mínima entre participantes. Si al extender los bastones se toca a otro, quiere decir que se ha roto la distancia mínima preventiva.

LAGRANJA-2
Durante la caminata, es obligatorio el uso de barbijo a la altura del mentón, para poder respirar correctamente y, en el caso de acercarse a otra persona, ambas deberán taparse boca y nariz.

Cada uno debe llevar todos sus elementos en una mochila y está prohibido tanto compartir cualquier cosa como el contacto físico. Uno de los elementos fundamentales que se pide es el alcohol en gel como producto de profilaxis.

A la hora de querer llevarse un recuerdo de la experiencia, cada cual debe tomar sus propias fotos, no se le puede dar el celular o cámara a otro participante. En el caso de las personas que realizan una actividad con Gustavo, la modalidad es armar un grupo de WhatsApp donde comparten todas las fotos y cada uno elige las que desea. Un poco de ingenio y todo solucionado.

Al terminar la actividad, se desconcentra inmediatamente y están prohibidas las reuniones posteriores, llamadas habitualmente “tercer tiempo”.

La respuesta de la gente

Aunque las medidas son de fácil implementación, uno de los datos que se espera obtener de este tipo de pruebas es la adaptación de los participantes a las nuevas medidas. Al respecto, Gustavo señala: “Comprobamos que fue muy sencillo llevar todo a la práctica, desde antes la actividad era segura, solo hubo que ajustar detalles que se dieron naturalmente dentro de este nuevo contexto. Las personas que participaron hasta el momento demostraron sentirse muy cómodas, los protocolos son muy simples, el senderismo es muy fácil de adaptar, y en este contexto, a cambio de poder disfrutar de esta actividad, la gente no tiene ningún inconveniente en sacrificar costumbres como compartir un mate o abrazarse con amigos. Comprobamos que nos sigue haciendo muy felices compartir estas experiencias aunque llevemos puesto el barbijo”.

Luego de meses de cursos virtuales, de leer artículos y escuchar a especialistas, en La Granja pusieron manos a la obra y lograron implementar una instancia de prueba para una actividad tan desarrollada en la provincia como el turismo alternativo. Un paso más para que a la hora de salir a disfrutar de nuestras sierras, no nos olvidemos de cuidarnos.

Para conocer más sobre las actividades que realiza Gustavo visitar su perfil de Instagram.

  

 

LNM - Edición Impresa

Seguí el desarrollo de esta noticia y otras más 
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
Todos los viernes en tu kiosco ]


Te puede interesar