La Justicia rechazó el desalojo en el campo de los Etchevehere

Judiciales 23/10/2020
El juez de Entre Ríos, Raúl Flores, no hizo lugar este viernes al pedido del ex ministro del gobierno de Macri, Luis Miguel Etchevehere, contra su hermana Dolores.
conflicto en entre ríos Etchevehere
Raúl Flores no hizo lugar al pedido de los hermanos en medio de la disputa familiar con su hermana Dolores. - Foto: gentileza.

La Justicia entrerriana rechazó el pedido de desalojo presentado por el ex ministro macrista Luis Etchevehere contra su hermana Dolores, quien desde hace días se afincó en un campo de la familia en Entre Ríos y sobre el cual reclama parte de su propiedad por derecho sucesorio.

La decisión fue tomada por el juez de Entre Ríos Raúl Flores, quien no hizo lugar en el mediodía de este viernes al pedido de desalojo presentado tanto por el ex titular de la Sociedad Rural como por sus hermanos Sebastián y Juan Diego, quienes en los últimos días organizaron una movilización de ruralistas que amenazaron con echar por la fuerza a Dolores y los miembros del Proyecto Artigas que se encuentran en el lugar.

La decisión fue a contramano del pedido de los fiscales, que habían apoyado el reclamo de los hermanos varones. De esta manera, se le reconoció a Dolores la igualdad de derechos y podrá permanecer en la estancia Casa Nueva, ubicada en la localidad entrerriana de Santa Elena.

Fuentes judiciales informaron  que el magistrado subrogante planteó a la familia del ex ministro de Agroindustria "poder pensar una solución pacífica, armónica, desde el ganar-ganar, distinta a lo visto hasta entonces y con la ayuda de operadores bienintencionados".

"No está finalizado el trámite sucesorio", remarcó el juez subrogante en el fallo de cinco páginas.

El juez Flores rechazó la medida cautelar presentada el 15 de octubre de 2020 pasado, luego de que se conociera que Dolores Etchevehere, representada legalmente por el abogado y dirigente social Juan Grabois, había llegado al campo con integrantes del proyecto de agricultura orgánica. 

En su resolución, el magistrado deja claro que el ingreso al lugar fue “sin violentar” el inmueble ni a los empleados que se encontraban allí. Este punto echa por tierra el relato de supuestas agresiones con armas de fuego esgrimida por quienes denunciaron que allí hubo una “usurpación”.

El fallo completo:

Te puede interesar