“El 17 de octubre de 1945 fue un despertar de la conciencia nacional”

Sociedad 17/10/2020 Por Flavio Colazo
Este sábado se cumplen 75 años de la manifestación social que redefinió la fisonomía política del país. LNM entrevistó a Francisco Felipe Yofre, dirigente de la JP.
17 de Octubre 1945_01

chapa_ed_impresa_01


Especial para La Nueva Mañana

FRANCISCO FELIPE YOFRE

En ocasión de la conmemoración anual de la gran manifestación popular del 17 de octubre de 1945, mediante la cual se logró que Juan Domingo Perón recuperase su libertad, un vasto sector de la ciudadanía celebra el Día de la Lealtad. Francisco Felipe Yofre fue dirigente de la Juventud Peronista. Estuvo  exiliado en México (desde 1976 hasta 1984), y se desempeñó como asesor de  Héctor José Cámpora.  También es autor del libro Vivir en los 70, un tiempo para recordar. En esta oportunidad concedió una entrevista a La Nueva Mañana para dejar sus impresiones -del pasado, presente y futuro- de la relevancia de la fecha, así como la de los actos conmemorativos.

¿Cuál sería, desde su punto de vista, la característica más relevante que dejó aquella manifestación espontánea de mayúscula convocatoria?

- El 17 de octubre de 1945 se produce un acontecimiento único en la historia  de la Argentina, fue un despertar de la conciencia nacional. Ese día irrumpe en la escena política nacional un nuevo actor, la clase trabajadora. Este pueblo que se dirigió hasta la Plaza de Mayo exigiendo la libertad de su líder, el coronel Perón -quien se encontraba detenido en la isla Martín García- momentos más tarde, al ser liberado,  Perón marcha hasta la Casa de Gobierno para dirigir su discurso a la multitud que esperaba ansiosa su palabra. En esa circunstancia, genera un hecho político trascendental, al convertir una movilización espontánea de cientos de miles de trabajadores, en el nacimiento del peronismo, un movimiento popular de raigambre nacional, latinoamericanista y antiimperialista. Este es el hecho fundante del peronismo y el Movimiento consagra ese día como el Día de la Lealtad.

Peron Evita
El término “lealtad”… ¿Qué cree usted que representa en el sentir común del sector del pueblo que lo asume?
- La lealtad surge con una connotación determinada, contundente: la movilización de los trabajadores y su lucha por mantener las conquistas sociales alcanzadas.

¿Cuáles fueron las consecuencias que trajo, en lo político y social, aquel suceso?

- El 17 de octubre los trabajadores conforman una identidad política poderosa que les da un rol preponderante en la gran tarea de construir una Argentina distinta, diferente del modelo de país agroexportador catalogado como granero del mundo, generador de una renta extraordinaria que quedaba en manos de la oligarquía terrateniente.

¿Tuvo implicancias regionales en el subcontinente, cuáles?

- Las tuvo, así como en la vinculación con el resto de las naciones. En lo referente a la Región la llegada del peronismo al gobierno significó la ruptura del aislamiento hacia América Latina que venía sosteniendo el país. La política exterior de Perón tuvo como definición estratégica impulsar la integración latinoamericana y proclamar la Tercera Posición frente al enfrentamiento de las dos superpotencias que emergen al término de la Segunda Guerra Mundial. En el ‘45, uno de los valores fundacionales del peronismo, el concepto de soberanía política que se expresara en la consigna  “Braden o Perón”, marcó la orientación que habría de seguir la política exterior de la Argentina durante la década siguiente. Su proyecto más ambicioso fue la de construir el eje Argentina, Brasil, Chile como una forma de oponerse a la supranacionalidad que propiciaba la hegemonía de EE.UU. Cuando Perón regresó a la Argentina en 1973, tenía conciencia de que era el creador del movimiento de masas más grande de América Latina y que, como tal, había cambiado profundamente la estructura política, económica y social de la Argentina.  

N.de E.: Spruille Braden fue embajador de EEUU en Argentina en 1945. 

“Cada vez que se violentó la democracia, la República se extravió; se violaron los derechos humanos; se perdieron las principales conquistas sociales instauradas a través de décadas de lucha y se perdió lo más
importante: la libertad”.

Desde su experiencia personal, y para darnos una idea de la profundidad del sentimiento de la fecha para quienes se sienten contenidos por el movimiento peronista… ¿puede referirnos alguna conmemoración de la fecha que haya dejado una profunda marca en su vida?

- La primera vez que concurrí a una movilización por el 17 de octubre fue a principios de los años 60, en Bahía Blanca, tendría 13 o 14 años. El acto tuvo lugar en la plaza San Martín. Ese día descubrí toda la energía, todo el fervor, que transmite el peronismo  como movimiento popular. Eran tiempos de proscripción y persecución. Un grupo de dirigentes locales y nacionales,  cuyos nombres no recuerdo, presidían el acto. Sólo uno de ellos me quedó grabado en la memoria. El locutor del acto la presentó con estas palabras: Quiero decirles que nos acompaña una mujer peronista, que recibió de manos del general Perón la medalla a la Lealtad Peronista,  en reconocimiento a su lucha incansable por la causa nacional. Ella se ha desempeñado como vicepresidenta, de la Cámara de Diputados de la Nación, presidenta del partido femenino peronista. La Revolución Libertadora la encarcelo tres años por el solo hecho de ser peronista. Nos dirigirá la palabra la compañera Delia Parodi. Ese día aprendí el primer nombre de un dirigente del peronismo y fue el de una mujer. En este recuerdo de Delia Parodi, rindo homenaje a la mujer peronista, a la mujer militante.

La mujer tenía en ese momento muy poco espacio para participar en política…

- Es que el peronismo ha sido un adelantado entre los movimientos políticos, al destacar el rol de la mujer en la política argentina. La importancia y trascendencia de la mujer como actora política se la debemos a Eva Perón,  cuyo liderazgo e influencia en la Argentina fue extraordinario al punto de proyectarse en el tiempo y, a su vez,  traspasó fronteras. Delia Parodi, aquel día,  no pudo concluir su discurso porque la policía montada se lanzó sobre los manifestantes. Los dos amigos de tan solo 13 años que me habían acompañado, fueron detenidos, subidos a un carro de bomberos y liberados unas horas después. Así fue mi primer 17 de octubre.

17 de Octubre 1945_03
¿Cuáles son las expectativas para la conmemoración en este año tan particular por las convulsiones sanitarias, políticas, económicas y sociales?

- Este 17 de octubre  tendrá lugar en un momento crucial por el que atraviesa la Argentina. El mundo, del cual forma parte la Argentina, se enfrenta a una pandemia prolongada en el tiempo que se ha convertido en la más grave de los últimos cien años. La recesión que castiga a la economía mundial,  ha causado pérdida de puestos de trabajo,  aumentando así, los índices de pobreza en todo el planeta. La Argentina está inmersa en esta crisis mundial con el agravante de estar condicionada  por el descalabro económico provocado por la gestión de Macri,  la cual sumergió al país en una parálisis económica y sometió a la Nación en un endeudamiento insoportable. En este marco  el establishment económico, financiero, junto a las corporaciones mediáticas se han lanzado a una campaña en la que se fomenta la división de los argentinos para debilitar al Gobierno nacional y, si es posible, destituirlo. Hay un fenómeno recurrente: cada vez que en la Argentina se proyectan amenazas contra la democracia y la vigencia de la Constitución se vuelve a pensar en aquella fecha. Es como si los argentinos se sintieran convocados a construir un nuevo 17 de octubre que sea capaz de defender la justicia social, la unidad nacional, las conquistas democráticas, la soberanía política, la independencia económica, y así, asegurar la paz y la libertad de todos. Un anhelo al que los argentinos aspiramos alcanzar. Este es el espíritu que nos animará el próximo 17 de octubre en el que los peronistas nos movilizaremos en forma virtual (y quizás de algún otro modo), para conmemorar los 75 años del Día de la Lealtad peronista.

En aquellos días de 1945 se consideró muy seriamente que el Poder Judicial asumiera la administración del Estado. ¿Observa usted similitudes entre aquel momento y el que estamos transitando?

- La situación actual no tiene ninguna similitud con la Argentina de 1945. En aquel tiempo gobernaba un régimen militar, violando el sistema jurídico establecido por la Constitución Nacional. El Gobierno encabezado por el presidente Alberto Fernández  y la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner ha sido elegido en elecciones libres y democráticas por el 48% de los argentinos para gobernar hasta el 10 de diciembre de 2023. No hay, no existe, causa alguna que justifique la alteración del orden constitucional. La sociedad argentina ha renovado en estas últimas décadas su compromiso inquebrantable con la plena vigencia de la Constitución. Debemos valorar esta convivencia pacífica en la democracia que tenemos, que a la luz de nuestra historia, es un tesoro que entre todos los argentinos debemos cuidar. Jamás olvidemos que cada vez que se violentó la democracia, la República se extravió; se violaron los derechos humanos; se perdieron las principales conquistas sociales instauradas a través de décadas de lucha y se perdió lo más importante: la libertad.

 

 

LNM - Edición Impresa

Seguí el desarrollo de esta noticia y otras más 
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
Todos los viernes en tu kiosco ]


Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar

data-matched-content-ui-type="image_card_sidebyside" data-matched-content-rows-num="4" data-matched-content-columns-num="1"