Colegio Ecos: 14 años después llegó la condena para el chofer del colectivo

Judiciales 08/10/2020
La Justicia de Santa Fe condenó a Oscar Eduardo Atamañuk, el chofer que sobrevivió a la tragedia donde murieron nueve chicos y una profesora sobre Ruta nacional 11.
tragedia Ecos
La Justicia de Santa Fe condenó a Oscar Eduardo Atamañuk, el chofer que sobrevivió a la tragedia de Ecos. - Foto: gentileza.

Después de 14 años del accidente fatal que ocurrido en el kilómetros 689 de la Ruta Nacional 11, en el norte de Santa Fe, dónde el 8 de octubre de 2006 murieron nueve chicos y una profesora que venían de hacer tareas solidarias en El Impenetrable, en el Chaco, la Justicia emitió una condena.

La Justicia de Santa Fe condenó a Oscar Eduardo Atamañuk, el chofer que sobrevivió a la tragedia de Ecos, según dice el fallo: "Como autor responsable de los delitos de Homicidios culposos múltiple (arts. 84, 26, 40 y 41 del Código Penal) a sufrir la pena de tres años de prisión en ejecución condicional y cinco años de inhabilitación de conducir vehículos".

La Corte Suprema de Justicia de la Nación fue la que en 2019 ordenó reabrir la causa, tras una apelación del fiscal de Estado de Santa Fe, informó UNO Santa Fe.

El chofer ya había sido condenado por la tragedia en 2011 a tres años de prisión condicional y siete de inhabilitación, pero sus defensores lograron anular el fallo y conseguir una condena menor en 2013. Esa sentencia también fue apelada y, en 2014, la Cámara de Apelación en lo Penal de Rafaela sobreseyó al conductor por prescripcción de la acción penal. Recién en julio de 2019, la querella de las familias de las víctimas consiguieron que la Corte Suprema revirtiera la decisión, con el voto en oposición de Carlos Rosenkratz.

La tragedia

Sucedió el 8 de octubre de 2006 en el kilómetro 689 de la Ruta nacional 11, a 200 kilómetros de la ciudad de Santa Fe. Los estudiantes y sus docentes viajaban a Chaco para actividades solidarias. En el siniestro vial hubo, además de las 10 víctimas mortales, unos 40 heridos.

Los estudiantes volvían de una escuela de Quitilipi, en Chaco, cuando el micro chocó de frente contra un camión que venía en sentido contrario.

En la investigación se comprobó que el camionero Ángel Soto, quien también murió junto a su acompañante, tenía 1,65 gramos de alcohol por litro de sangre. Había hecho una maniobra de zigzag antes de golpear el ómnibus, según informó El Ciudadano Web.

Te puede interesar