Hace 30 años, Luis Alberto Spinetta grababa su disco Exactas

Este domingo se cumplen tres décadas del concierto gratuito en el que Luis Alberto Spinetta registró los temas del que fue primer disco en vivo de su etapa como solista.
Spinetta Exactas
El 30 de agosto de 1990, Spinetta brindó un recital gratuito en la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales (UBA). - Foto: gentileza

Este domingo se cumplen 30 años del concierto en el que Luis Alberto Spinetta registró las canciones que dieron forma a su disco Exactas, el material que marcó su despedida discográfica de los ochenta y su ingreso artístico a la última década del siglo veinte.

Seguramente, el registro de aquel recital brindado en la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la Universidad de Buenos Aires no será uno de los discos más recordados en la discografía del hombre nacido en el porteño Bajo Belgrano, pero hay algunas consideraciones que lo convierten en un trabajo memorable, sobre todo para sus seguidores más extremos.

Para empezar, es el primer registro en vivo de la carrera solista de Spinetta que fue editado oficialmente como tal. El único antecedente en esa dirección era la edición de los conciertos en Obras que significaron el regreso a los escenarios de Almendra a finales de la década de 1970. También había registros en vivo en los festivales B.A.Rock III y IV, que se editaron oficialmente por los organizadores de aquellos eventos, con Luis al frente de Pescado Rabioso y Spinetta Jade, respectivamente.

Además, Exactas funciona como el primer material en el que Spinetta accede a recorrer su carrera mirando hacia atrás. Siempre reacio a ese tipo de acciones, sólo lo hizo en contadas ocasiones en los años que siguieron. Por esa sencilla razón, el disco contiene algunas perlas memorables desde los ojos de los coleccionistas de canción.

En el disco el escucha spinettiano se podía encontrar con nuevas versiones de todos los proyectos grupales de los que había formado parte hasta entonces. Plegaria para un niño dormido y Parvas, de Almendra; La cereza del zar, de Pescado Rabioso; Que ves el cielo, de Invisible; y La herida de París (con un inolvidable sólo de Javier Malosetti) de Spinetta Jade. El disco también incluyó la interpretación de Amor de primavera, el tema de Tanguito y Hernán Pujó, que Spinetta ya había grabado en uno de los simples editado con Invisible.

Aunque no formó parte de la edición de Exactas, de aquellos conciertos también se desprende la única versión de Muchacha (ojos de papel) registrada por Luis Alberto sin la presencia de sus compañeros de Almendra; que apareció en el disco Elija y Gane, de 1999. Hay “versiones” oficiales en el mencionado Almendra en Obras y en el concierto de Las Bandas Eternas, ambas con Emilio Del Guercio, Edelmiro Molinari y Rodolfo García al lado suyo.

Entre las novedades, Exactas incluyó también dos canciones inéditas: Psicocisne y Frazada de cactus, dos canciones de neto corte spinettiano que a la luz de la historia forman parte de los elementos que hace de Exactas un disco para atesorar.

El disco fue editado por Del Cielito Records en vinilo y en cd, esta última edición contaba con un tema extra: El marcapiel, una canción compuesta junto a Roberto Mouro, que ya había sido incluida en Tester de Violencia (1988).

La banda que acompañó a Spinetta en aquel agosto de 1990 se completaba con el Mono Fontana y Claudio Cardone en teclados, Guillermo Arrom en guitarra líder, Javier Malosetti en bajo y Marcelo Novati en batería.

Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar

data-matched-content-ui-type="image_card_sidebyside" data-matched-content-rows-num="4" data-matched-content-columns-num="1"