"Lo que plantea el oficialismo es una reforma tendiente a manejar la Justicia"

Política / Economía 28/08/2020 Por Daniel Salazar
Tras el rechazo de Cambiemos al proyecto de Ley de Organización y Competencia de la Justicia Federal, la senadora Rodríguez Machado explicó a su postura sobre el tema.
Rodriguez Machado_01
- Laura Rodríguez Machado, senadora cordobesa del PRO y vicepresidenta de la Comisión de Asuntos Constitucionales.  

chapa_ed_impresa_01


Especial para La Nueva Mañana

La Justicia en general pero en particular la Justicia Federal con asiento en Comodoro Py en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, que juzga los delitos de corrupción en perjuicio del Estado nacional entre otras causas, es muy cuestionada desde hace mucho tiempo, prácticamente desde el retorno de la democracia en los años ochenta.

Basta con un recorrido por los archivos que hoy nos permiten hacer las redes sociales desde aquellos años para corroborar los permanentes cuestionamientos a los 12 juzgados federales de Capital Federal, que podrían sintetizarse en dos momentos de mayor escándalo nacional.

Uno cuando el ex ministro de Economía, Domingo Cavallo inmortalizó el control del menemismo sobre los jueces federales con la imagen de la famosa servilleta de Carlos Corach, donde el ex ministro del Interior le escribió los nombres de los magistrados porteños que respondían a los deseos del gobierno de Carlos Menem, entre ellos el recientemente extinto ex juez Claudio Bonadio.

El segundo durante el macrismo denunciado por el kirchnerismo, en proceso de investigación, sobre la existencia de una mesa judicial en la órbita del Poder Ejecutivo que utilizó los Servicios de Inteligencia del Estado con fines de espionaje ilegales como soporte para el armado de causas que se tramitaban en Comodoro Py con el objetivo de perseguir y encarcelar opositores políticos y empresarios aplicando la prisión preventiva con la llamada “Doctrina Irurzun” y el traslado de jueces a juzgados y tribunales para el juzgamiento.

Este accionar llevó al presidente Alberto Fernández a considerar: “Los cuatro años que me precedieron estuvieron signados por medidas que afectaron las reglas de imparcialidad que deben gobernar la acción judicial en un Estado de Derecho” y reprochar que “se fue perdiendo la transparencia judicial a partir de la manipulación de jueces que respondieran al poder de turno” al presentar hace un mes el proyecto de “Ley de Organización y Competencia de la Justicia Federal”.

Pero no solo el objeto del proyecto, que ayer obtuvo la sanción en el Senado y pasó a la Cámara de Diputados para su tratamiento, es la ampliación del poder decisorio de los actuales 12 juzgados federales de Comodoro Py a 46, sino también la creación de cámaras federales y tribunales orales en varios puntos del país, además ordena la transferencia de la Justicia ordinaria a la Ciudad de Buenos Aires como mandaba la reforma constitucional de 1994, para adaptar la jurisdicción federal al sistema acusatorio para el juzgamiento de los delitos al Código Procesal Penal Federal que fue suspendido cuatro años por el ex presidente Macri.

El proyecto generó un airado rechazo de Juntos por el Cambio y los motivos se los consultó La Nueva Mañana a la senadora cordobesa del PRO y vicepresidenta de la Comisión de Asuntos Constitucionales, Laura Rodríguez Machado.   

¿Cuáles son los motivos por los que rechazan la reforma de la Justicia Federal?

- Lo que plantea el oficialismo es una reforma tendiente a manejar la Justicia. Más allá de las críticas que podamos hacer a la Justicia Federal hay que tener mucho cuidado cuando uno propone modificarla. Lo que proponen ahora es una reforma que lo que hace es aumentar desmedidamente los cargos, diría un festival de cargos, que se cubrirían de manera irregular a través de subrogancias. Pero además es la punta de lanza de una continuidad que sigue con los postulados que van a dar en ese Consejo Consultivo creado por un decreto del presidente Alberto Fernández. que tiene entre sus miembros al abogado (Carlos Beraldi) defensor de los delitos de corrupción cometidos por Cristina Fernández de Kirchner.

Entonces es mucho más que esta cuestión de Comodoro Py y no es el modelo de reforma que nosotros pretendemos, no es la oportunidad del gasto y tampoco es el proyecto que se trató en el Senado, sino una embestida mucho más amplia y más preocupante que está por venir. ¿Es muy difícil ver que quieren maniatar a la Justicia?

La necesidad de la reforma de la Justicia Federal fue planteada en campaña por Alberto Fernández por el funcionamiento que tuvo durante los últimos cuatro años y en consonancia con ello anteayer la vicepresidenta y titular del Senado, Cristina Fernández de Kirchner, también los acusó de haber hecho una reforma de facto sin intervención de los órganos institucionales para armar causas contra opositores. ¿Qué opina?

- Los traslados de jueces a juzgados y tribunales fueron perfectamente hechos conforme a derecho. Si usted piensa que hubo una Justicia paralela le digo que esto no es así, todos los jueces designados durante el gobierno del presidente Macri fueron nombrados con el acuerdo del kirchnerismo. Si me habla de la doctrina de las prisiones preventivas eso es un hecho judicial, el Poder Ejecutivo no ordena las prisiones preventivas. Por otra parte, la mesa judicial no tenía ningún efecto legal, no fue creada ni por decreto. La mesa judicial sólo existe en la imaginación de ella.

La reforma también incluye la creación de cámaras federales y tribunales orales en varios puntos del país, eso beneficia a las provincias y fue propuesto en su momento por el gobierno de Cambiemos?

- En algunos lugares, no ésta friolera de cargos, decíamos en aquellos lugares de frontera donde tienen una mayor acción los tribunales federales por los delitos de narcotráfico, contrabando y trata de personas, no en todo el país como lo están creando ellos y como prenda de negociación para ver si consiguen los votos en diputados para sancionar el proyecto de reforma que proponen. 

En Cambiemos están convencidos de que esta reforma está hecha para generar impunidad de la ex presidenta y sus ex funcionarios?

- Si, yo estoy segura.

Sin embargo en las exposiciones que se escucharon en las audiencias de la Comisión quedó desechado ese cuestionamiento sobre este aspecto porque no hay ningún artículo del proyecto que genere esa impunidad, por el contrario las causas en trámite seguirán en los juzgados que las sustancian.

- No es así. Las causas que se iniciaron quedaran en los juzgados de primera instancia pero después las causas avanzan y pasan a otro juzgados e intervienen las Cámaras cuyas nuevas composiciones van a ser nombrados por ellos.
  

 

LNM - Edición Impresa

Seguí el desarrollo de esta noticia y otras más 
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
Todos los viernes en tu kiosco ]


Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar

data-matched-content-ui-type="image_card_sidebyside" data-matched-content-rows-num="4" data-matched-content-columns-num="1"