“Quiero respuestas, acciones reales y contundentes”, dijo el papá de Blas

A casi una semana del crimen, el padre del joven agredeció el apoyo de la gente y cuestionó: "No hay excusas, nadie puede frenar con un balazo, menos con una balacera". 
Blas correas by gentileza
"No voy a bajar los brazos, ya no tengo miedo de nada", dijo el papá del adolescente asesinado. - Foto: gentileza

Blas Correas, el papá del adolescente asesinado a manos de la Policía de Córdoba, rompió el silencio y pidió justicia por su hijo: “Quiero respuestas, acciones reales y contundentes”. 

"No hay excusas, nadie puede frenar con un balazo, menos con una balacera", dijo el hombre, quien a una semana del asesinato de su hijo, habló con Radio Pulxo y pidió que la Justicia actúe.

"Quiero que el nombre de mi hijo quede limpio, que no se manche ni con impunidad ni maniobras, porque las hubo. Fue una muerte absurda. Toda una familia está sufriendo por eso”, dijo el padre del joven.

Correas contó que la nueva jefa de la Policía habló con Soledad Laciar, la mamá de Blas -que es su ex pareja-, pero él, hasta el momento no recibió ningún llamado. "Nadie vino a decirme que a mi hijo lo mató la Policía", contó el hombre y agregó: "No voy a bajar los brazos, ya no tengo miedo de nada".

"Quiero respuestas, acciones reales y contundentes. No quiero que esto vuelva a suceder. Tal vez es una frase trillada pero realmente es así, no quiero que algo así vuelva a pasar", indicó el hombre y contó que desde la muerte de su hijo se ha enterado de muchos casos de violencia policial, sobre "situaciones horribles que han pasado muchos chicos".

Sobre la marcha convocada para este jueves, para reclamar justicia por Blas, Correas dijo que "surgió espontáneamente", y que está sorprendido de que a su hijo, lo conocía mucha más gente de la que él sabía: “Ha sido impresionante el apoyo y quiero decir muchas gracias porque ha sido muy conmovedor”. 

"Yo voy a acompañar la marcha, voy a acompañar a los amigos de Blas desde el silencio", expresó.

"Quedemos para mañana"

"Quedemos para mañana", dice el último mensaje que recibió Blas Correas de parte de su hijo, unas horas antes de que perdiera la vida, cuando le respondió la invitación para ir a cenar. El joven le contó por mensaje que ya había quedado con sus amigos y que ese día no podía ir a comer con él. 

"Quiero que esto no quede acá, quiero justicia", expresó emocionado el padre al contar detalles sobre la noche que la Policía asesinó a su hijo que había salido con sus amigos.

"Podría estar horas hablando de la hermosa persona y calidad de ser humano que era mi hijo. Él y sus amigos, esa amistad viene desde jardín de infantes, sus amigos son personas que lo acompañaron toda su vida, conozco a sus padres y me conocen", expresó Correas.

En esa línea, el padre comentó que se comunicó con los amigos de Blas y que "están destruidos". "No encuentran una forma de entender, están partidos", dijo el papá. Contó además, que dado el estado emocional en el que están los otros chicos que iban a bordo del auto, no quiso presionar para saber precisiones sobre los pasó esa noche: "Son muy chicos, niños, tienen 17 años, salvo el chico que manejaba que tiene 18", indicó. 

Sobre el paso del control policial, donde el joven que conducía el automóvil, acelera para huír, Correas expresó: "Habría que estar en ese momento para poder decirlo, para entender a qué se enfrentó, pero no hay excusas, nadie puede frenar con un balazo, menos con una balacera". 

Respecto al rol de la Clínica Aconcagua, que negó asistencia cuando los amigos llevaron al adolescente herido, indicó que “no hay excusas de nada”, y que para él “todo lo dirá la justicia". “Quiero esperar”, dijo el hombre sin entrar en detalles sobre el rol del hospital en la noche que Blas perdió la vida. 

Noticia relacionada:

blas correasSe agrava la imputación a los policías implicados en el crimen de Blas Correas

Te puede interesar