El reacomodamiento del PJ con horizontes de unidad

Entre abril y mayo se definirán las autoridades nacionales y provinciales del justicialismo. Schiaretti comandará el armado provincial y Llaryora el capitalino.
PJ Cba
Carlos Alberto Caserio; Juan Manuel Llamosas; Alejandra Vigo; Martín Llaryora.

chapa_ed_impresa_01

 

En medio de reacomodamientos y construcción de horizontes, en los próximos meses se elegirán autoridades locales y nacionales. Eso, desde tierras mediterráneas, tiene un puñado de ingredientes extras. Schiaretti seguirá comandando pero tendrá, como telón de fondo, cuatro elementos que nadie decide dejar de lado por estas horas: las diferencias al interior del partido, la suma de nuevos actores a la orgánica, el comienzo del camino para la sucesión en el poder provincial y la relación con el Gobierno nacional.

La vuelta a la estructura nacional

No importa con cuál de los sectores internos uno intercambie palabras, todos coinciden en que el peronismo cordobés supo construir una impronta para mantenerse firme en el poder provincial más allá de los avatares de turno. El tándem De la Sota - Schiaretti condujo durante dos décadas un proceso histórico que no dependió de las estructuras nacionales para sostenerse y, de hecho, lo enfrentó cuando lo entendieron necesario o estratégico.

Algo parece haber cambiado y, hoy, hay gestos y que podrían marcar el rumbo de un abrazo inminente. Uno de ellos fue la presencia de los representantes provinciales en la cumbre con la que el PJ nacional desanda su camino hacia la renovación de autoridades. ”Los diputados de Hacemos por Córdoba sumaron su granito de arena para garantizar el quorum cuando este estuvo en riesgo y para acompañar medidas “urgentes” para el Presidente como la Ley de Emergencia, y el Gobierno de Córdoba consiguió que se le reconociera la deuda de la Caja. Una parte del monto, $478 millones, se transfirió esta semana, según informaron desde la Provincia.

Ahora, el futuro de la relación, parece depender centralmente del envío de esos fondos, aunque todavía no está clara la forma en que se irán desembolsando en el futuro.

La hora de la renovación

Es posible que el acto de lanzamiento de Juan Manuel Llamosas que tuvo lugar el jueves en Río Cuarto también sea una de esas fotos que empiezan a reflejar acercamientos.

Durante su discurso, el actual intendente de “el Imperio del Sur” se preocupó destacar que su gestión deberá estar apoyada en una “articulación institucional” que involucre al Gobierno provincial y al nacional. Desde las gradas en la cancha de básquet de Estudiantes aplaudían schiarettistas, delasotistas, albertistas y kirchneristas.

De ganar su reelección, el actual mandatario riocuartense se sumará a un lote de dirigentes que saben que tienen la posibilidad de ocupar el lugar que hasta ahora estuvo repartido entre dos personas a lo largo de veinte años. Todos saben que ya no alcanza sólo con el PJ cordobés  “más puro” y que hay que pensar en “abrir el juego”. La de Llamosas, quizás, sea una experiencia modelo en esa dirección.

Lideresa

Si se tuviera que metaforizar el tablero sobre el cual se desarrollan los acuerdos internos en la estructura del peronismo cordobés, el momento indicaría que ya no resulta correcto hablar de movimientos ajedrecísticos sino, más bien, de un juego de damas. La mayor artífice del armado seguirá siendo Alejandra Vigo.

La diputada nacional es señalada como la gran responsable del armado que llevó a Martín Llaryora a la intendencia y a ella se le reconoce la amplitud en la construcción de un espacio que logró reunir actores de todos los sectores relacionados con el peronismo en la Ciudad de Córdoba para conseguir recuperar la administración del Palacio 6 de julio, algo que el peronismo no conseguía desde comienzos de la década de los setenta.

Esa victoria permitió también que el armado comandado por el justicialismo (hoy Hacemos por Córdoba) estrenase una situación inédita en el escenario capitalino: contar con un gobernador, un intendente y un representante departamental en la Legislatura surgidos desde el riñón del partido. El panorama entonces ofrece otro dato importante a la hora de pensar el armado.

Leonardo Limia es el legislador que ocupa la banca uninominal por la Capital que correspondía a Vigo, hoy de licencia en ese cargo por su desempeño como representante cordobesa en el Congreso nacional. Tras una serie de reuniones que se dieron a mitad de semana, Limia sería el articulador central en el trabajo que unificará la conducción provincial del PJ con la conducción capitalina, que de no mediar sorpresas quedará en manos de Martín Llaryora.

Con la venia de Vigo, el ex subsecretario de Participación Comunitaria del Gobierno provincial y uno de los hacedores del Instituto Diseñando Ciudad durante la campaña electoral viene ocupando un rol cada vez más importante en el trabajo legislativo que busca poner en diálogo la realidad de los vecinos de los barrios de Córdoba con las políticas que se discuten en el ámbito parlamentario. El desarrollo de ese perfil también da cuenta de un reacomodamiento interno a la hora de repensar protagonismos.

Caserio, Chacón y el interior

Desde los sectores que se reconocen dentro del PJ pero que decidieron expresar sus diferencias con Schiaretti, la expectativa está puesta en la forma en que el gobernador decida abrir el juego. No van a enfrentarlo porque saben que pierden pero tampoco se alinearán acríticamente. Se mantienen expectantes y atentos por si algún cambio en la estrategia nacional les empuja a modificar el rumbo.

Así, habrá listas únicas a lo largo de todo el territorio provincial, aunque no se descarta que algunos de los referentes que “se le pararon” a la estrategia del gobernador durante la última elección busque jugarse “la propia” en los territorios en que su poderío local se los permita. Los más desconfiados, miran al departamento Colón. Los más suspicaces dicen por lo bajo que la designación de Isaac López (legislador del departamento Tulumba) en la Secretaría de Asuntos Constitucionales representó un acto de “acercamiento preventivo”.

 

 

Edición Impresa

Seguí el desarrollo de esta noticia y otras más 
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
Todos los viernes en tu kiosco ]


Te puede interesar