“Como la capa de ozono, estamos todo el año pero jodemos más en verano”

Cultura 21/02/2020 Por Gonzalo Puig
LNM habló con Los Caligaris, la banda nacida en barrio Residencial América que analiza su presente a días de hacer su segunda función en el Teatro Luxor de Carlos Paz.
Carteles Caligaris (1)
- "En el teatro se genera un clima intimista y una magia muy especial, se aprecian las canciones de otra manera", cuentan Los Caligaris.

chapa_ed_impresa_01


Especial para La Nueva Mañana

Cuando Diego Pampiglione –baterista de Los Caligaris- adoptó el nombre de Raúl Sencillez como alter ego no se imaginaba que con el devenir del tiempo éste sería más reconocido por su público que su nombre real. “El otro día en una juntada con compañeros del colegio secundario me decían ‘Diego de acá, Diego de allá’ y a veces no reaccionaba, me parecía raro. Ya soy Raúl Sencillez”, comenta el músico al responder al llamado de La Nueva Mañana.

La banda cordobesa de mayor crecimiento en América Latina está en pleno recorrido festivalero. El fin de semana pasado actuaron en los 115 años de Despeñaderos, en la Fiesta de Las Colectividades de General Deheza y en el Festival del Trigo en Leones. Siempre esta época los tiene girando por el país, pero este 2020 los encuentra con la particularidad de tener un nuevo disco –Enciende, el octavo de estudio-, recién salido y además, la novedad de hacer temporada en Carlos Paz. Vienen de llenar un Luxor en enero y ahora van por la segunda.

¿Cómo surgió lo de hacer temporada en Carlos Paz?

Todos los veranos tocamos en Carlos Paz. Hemos tocado en boliches o en algún festival. Siempre tuvimos la idea de hacer otra cosa, más nuestra. Cuando surgió la idea de tocar en el Luxor fue una gran noticia. Yo, por ejemplo, conocía el teatro de haber ido a ver la obra de Flavio Mendoza. Soñábamos con poder tocar en un teatro con un escenario así y poder plantear una propuesta que tenga que ver con la temporada. Cuando el productor teatral Miguel Pardo nos propuso hacer dos fechas -como nosotros somos siempre muy cagones-, le dijimos: ‘¿te parece dos fechas? Probemos una y después vemos’. Y la verdad es que salieron a la venta las entradas y se agotó al toque, e incluso quedó gente afuera. Ahí nomás nos reunimos y hablamos sobre la posibilidad de agregar una nueva función. Nos envalentonamos y acá estamos, preparando todo para que el show del 25 de febrero, que es martes, salga bárbaro como el anterior.

Tocan mucho en festivales, ahí desparraman su energía, pero ahora es otra cosa, es un teatro…

Nosotros nos sentimos muy cómodos tocando en festivales pero en los teatros también nos movemos con comodidad. Esos escenarios tienen la particularidad de que todo el mundo te ve cómodamente. Algunos creen que por el tipo de show festivo que proponemos puede ser aburrido, pero nada que ver. Se genera un clima intimista y una magia muy especial, que sólo puede producirse en un teatro. Nosotros no somos actores pero sentimos que los que actúan deben sentir eso. De hecho, bromeando con el resto de la banda pensábamos en no poner instrumentos y hacer una obra de teatro. Así nomás, algo simple simple con un par de puertas y un sillón. Estuvimos jodiendo con eso toda la prueba de sonido en la primera función.

A nosotros nos gustan mucho los desafíos. Hace un tiempo se nos viene dando de tocar mucho en todo el continente y también creemos que es algo muy groso esto que estamos encarando en el Teatro Luxor. No es algo de todos los días tocar en uno de los teatros más importantes de la temporada teatral del país. Va a ser un show especial, totalmente distinto pero que va a tener las mismas canciones y energía siempre. Por ejemplo, en un momento improvisamos un poco de magia, es decir pasan cosas que quizás en otro lugar no podés hacer. Los teatros tienen eso que si te gritan algo, desde el escenario se escucha y eso es algo que en un festival no podés vivir.

O sea que son las mismas canciones pero con plumas y conchero…

Me encantaría poder ponerme unas plumas y el conchero y que salgamos todos Los Caligaris bajando escaleras. Hacemos “La noche más feliz del mundo” que es como hemos bautizado el show y que es lo que venimos presentando en distintos lugares.

Después de la temporada de verano, ¿cómo siguen?

Estamos tocando un montón. Los Caligaris somos como la capa de ozono, estamos todo el año pero jodemos más en verano. Cuando pase el verano ya nos vamos para afuera. En marzo tenemos show en un festival en Colombia, en abril tenemos que ir a Chile, en mayo hacemos México, en julio Estados Unidos y en septiembre volvemos a España. Y obviamente giraremos por todo el país.

¿Cómo vivieron el impresionante show para sesenta mil personas en México de noviembre pasado?

Lo del Foro Sol fue como un antes y después. Que después de estos años de camino recorrido podamos hacer allá un show tan inmenso, para casi sesenta mil personas es algo fuerte. Eso se dio ‘sin querer queriendo’, como decía El Chavo, pero que nos hizo aprender mucho y crecer mucho también. México es una bisagra en nuestra carrera, un trampolín que nos permitió conocer otros países que son donde ahora estamos tocando. Hoy hemos construido una trayectoria que nos permite tocar en espacios grandes y cerrar festivales. Eso nos hace seguir aprendiendo y creciendo. Nosotros pensamos que todavía somos una banda de más de veinte años pero con mucho por aprender. Creo que eso nos mantiene en la ruta laburando y proponiendo cosas nuevas siempre. Este año vamos a cumplir 23 años y todavía nos pasan cosas que no dejan de sorprendernos. A nosotros nunca nos regaló nadie nada. Estamos constantemente rindiendo examen e intentando evolucionar todo el tiempo.

El disco nuevo salió hace poco ¿qué devoluciones han tenido?

El disco salió con el pie derecho. Siempre cuando sacamos un disco uno tiene pálpitos sobre qué canciones van a pegar mejor. Imaginate que para los discos hacemos 60 o 70 canciones y para éste quedaron 13 y siempre sabés que alguna canción va a pegar más que otras. Con Enciende nos pasó –y esto no nos ha pasado antes-, que es muy parejo porque hemos tenido feedback positivo de todas las canciones. Y eso está buenísimo. Ahora estamos por grabar el videoclip de La Abundancia, que es el tema que abre el disco y que si dios quiere y los santos pechan el video va a salir en marzo.

Los Caligaris presentan "La Noche Más Feliz del Lúxor"
Martes 25 de febrero - Teatro Luxor, Villa Carlos Paz

 

 

Edición Impresa

Seguí el desarrollo de esta noticia y otras más 
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
Todos los viernes en tu kiosco ]


Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar

data-matched-content-ui-type="image_card_sidebyside" data-matched-content-rows-num="4" data-matched-content-columns-num="1"