Martín Ogando Montesano contó su historia: "Sobreviví de casualidad"

El nieto 118 siempre supo que era adoptado. Instalado en Miami, relató por primera vez la historia tras ser secuestrado por la dictadura.
Martín Ogando Montesano nieto 118
El nieto recuperado recordó que uno de los pilares de esta historia es su abuela Delia Giovanola. - Foto: gentileza

Martín Ogando Montesano, criado como Diego Berestycki, supo, con el tiempo, que había nacido en el centro clandestino de detención El Pozo de Banfield, uno de los tantos lugares de detención y tortura armados por la dictadura militar de 1976.

“Me secuestraron con 8 meses de gestación, en la panza de mi madre, me hicieron nacer en la cocina de una celda toda sucia, sobreviví de casualidad. Me contaron que estuve con mi madre apenas tres días. Después me separaron de ella, me vendieron y durante 39 años me robaron mi identidad", contó Ogando Montesano en una entrevista con Infobae, la primera que brinda desde que se conoció su historia. 

"Eso me pasó a mí, ni hablar a mis padres que los torturaron y los hicieron desaparecer. Mi madre me dio a luz esposada y con los ojos vendados arriba de una chapa, en un lugar asqueroso, mugriento”, recuerda él, que es Diego, Martín y también “el nieto recuperado 118 de Abuelas de Plaza de Mayo”.

Diego o Martín -él usa los dos-, de visita en el país, se conmueve al recordar y también está feliz. El nieto recuperado recordó que uno de los pilares para ir entendiendo el entramado de su historia que aún se sigue completando con nuevos testimonios, relatos y búsquedas, es Delia Giovanola. Ella es quien empezó la búsqueda de aquel bebé que nació poco después, cuando su hijo y su nuera estaban en cautiverio.

Tanto caminó, investigó y se movió que terminó convirtiéndose en una de las 12 fundadoras de la asociación Abuelas de Plaza de Mayo.

“Yo siento mucho orgullo por ella, mi abuela es una persona muy especial. Y también es muy cómica”, afirma él sonriendo, mientras cuenta que en los últimos días le llegó una imagen de la muy comentada película Los dos Papas, en la que aparece justamente una imagen de Delia, en la Plaza de Mayo, pidiendo en plena dictadura por la aparición de su hijo, junto con otras madres y abuelas que recién empezaban a juntarse en ese lugar icónico. Él, que vive en Miami, Estados Unidos, desde hace 20 años y es padre de dos hijas de 15 y 11 años, empezó a encontrarse con su historia en 2015.

Ogando Montesano pese a que siempre supo que era adoptado, por una familia que no estaba vinculada a los militares contó a Infobae, que recién después que ellos murieron empezó la búsqueda por saber quién era. "Yo sentía que no era mi momento, que les debía respeto. Y también sentía que, en el caso de que el análisis me diese positivo, podrían llegar a tener problemas con la Justicia. La verdad es que todo eso yo no lo quería".

El nieto recuperado precisó que "se dieron así las cosas. Ellos fallecieron y a partir de ahí empecé. Pero siempre crecí con eso de querer saber sobre mi identidad. Quería saber de dónde venía". 

"¿Sabías algo de Abuelas de Plaza de Mayo o de cómo era el procedimiento para que te hicieran el test de ADN?", le consultó el portal porteño, a lo que Ogando Montesano respondió: "Uno siempre había visto o escuchado el slogan. Muchos crecimos escuchando “si tenés dudas de tu identidad y naciste entre el ‘75 y el ‘80 presentate a Abuelas”. Así que lo hice de manera espontánea. Me atendió una muchacha que, en el momento que vio mi partida de nacimiento, me dijo: “Esta partida es trucha”. Ellos tienen experiencia en detectar esas cosas, para mí era la partida con la que me había manejado toda mi vida, en trámites, en escuelas, en todos lados".

Noticia relacionada: 

Berta Shubaroff AbuelasAbuelas de Plaza de Mayo anunció el fallecimiento de Berta Shubaroff

Te puede interesar