Seguridad vial durante las vacaciones: las claves para viajar por Córdoba

La Policía Caminera refuerza su trabajo en plena temporada. Los requisitos, las advertencias y las diferencias respecto a los requerimientos exigidos por otras jurisdicciones.

Ed Impresa 17/01/2020 César Martín Pucheta César Martín Pucheta
Policia Caminera @ prensa Policia Caminera Cba_01
(Fotos: Prensa Policía Caminera de la Provincia de Córdoba)

chapa_ed_impresa_01



Como cada verano, la Policía Caminera lleva adelante operativos extraordinarios con el objetivo de garantizar la seguridad vial en la provincia en una etapa en la que anualmente Córdoba se llena de turistas y el tránsito suele quedar al borde del colapso.

“La intención de reforzar los operativos, sumando recursos y personal, busca garantizar que los cordobeses y quienes visitan Córdoba se sientan protegidos a la hora de circular por las rutas pero, también, busca agilizar el tránsito que por estos días se suele cargar más que en otras etapas del año”, afirma a La Nueva Mañana el director de Seguridad  Vial de la Provincia, el comisario Carlos Barrionuevo.

Respecto a los números, desde el órgano encargado de bregar por la seguridad en las rutas provinciales advierten que los números del 2019 terminan por fortalecer un círculo virtuoso en materia de prevención y resultados. En comparación con 2018, fueron 100 muertes menos las que se produjeron en Córdoba y eso resulta ser un dato alentador.

Alcoholemia, el problema recurrente

A pesar de los esfuerzos redoblados que, en materia de prevención específicamente, se proponen institucionalmente transversales, la problemática del alcohol al volante es una de las principales causas de atención en las rutas provinciales. La semana pasada, de hecho, se registró un hecho inédito en un puesto de control a pocos metros de la sede de la Policía Caminera de San Francisco: el alcoholímetro dejó de mostrar valores en su pantalla debido al altísimo porcentaje de alcohol en sangre del conductor que estaba siendo analizado. Según indicaron fuentes de la fuerza, el hecho sólo tiene un antecedente en la provincia de Chubut.
La alcoholemia cero es una política que, impulsada desde Córdoba, está siendo imitada por varias provincias y en la actualidad está a punto de ser propuesta en la órbita nacional. Al menos, en ese sentido se manifestaron las autoridades encargadas de las normativas de tránsito a nivel país.

Como medida para reforzar la prevención durante las vacaciones en los centros turísticos, el área de Seguridad Náutica la Provincia sumó en los últimos meses equipos de medición de alcohol en sangre que serán utilizados en controles preventivos de conductores de todo tipo de embarcaciones que naveguen en los lagos de Córdoba. Al igual que en las rutas, la intención es prevenir y, con tal fin, se aplicarán penalidades como las multas y la retención de licencias.

Accidentes: las principales causas 

Según los datos entregados por la Policía Caminera, el adelantamiento indebido y el exceso de velocidad aparecen como las principales causas de siniestros viales en la provincia. Ese tipo de prácticas constituyen un cuerpo de problemas que se repiten en las rutas cordobesas a lo largo de todo el año y no sólo en la temporada estival. 

“Se maneja muy rápido en las rutas cordobesas”, afirman desde la Caminera advirtiendo que el dato es central a la hora de pensar en la prevención y la formación de conductores responsables. Para prevenir ese tipo de comportamientos, el personal policial distribuido por el territorio provincial lleva adelante controles diarios a base de radares que registran las velocidades  de los vehículos que circulan por Córdoba.

ITV: ¿obligatorio u opcional?

Según lo establecido por el Ministerio de Transporte de la Nación, la Revisión Técnica Obligatoria (RTO, variable nacional de la ITV) “permite determinar si el vehículo cuenta con las condiciones mínimas que garanticen la propia seguridad de los conductores, la de quienes son transportados en el vehículo y la de los usuarios de la vía pública. Además, permite medir los límites de contaminación reglamentarios permitidos”.

En los hechos, la obligatoriedad termina dependiendo de cada jurisdicción. Resultan demasiado comunes los problemas que tienen los conductores a la hora de enfrentar un control policial en una provincia en la que no residen. 

“No es que en Córdoba no se tenga en cuenta, pero nosotros no estamos cazando autos y creemos que las prioridades de prevención pasan por otro lado. Debemos recordar que las provincias son autónomas y si bien la Inspección Técnica Vehicular está dentro de los requisitos para circular en el territorio provincial, nosotros no lo estamos pidiendo en los controles rutinarios. Nadie le va a cobrar multa o le va a retener el auto o el carnet por eso. En las ciudades y las provincias en donde las decisiones son otras, puede que sí se lo exijan”, dice, al respecto, el titular de la Policía Caminera de Córdoba.

Policia Caminera @ prensa Policia Caminera Cba_02
Los números del 2019 terminan por fortalecer un círculo virtuoso en materia de prevención y resultados. En comparación con 2018, fueron 100 muertes menos las que se produjeron en Córdoba y eso resulta ser un dato alentador.

Lo dicho señalado por el comisario mayor Leonardo Gutiérrez a La Nueva Mañana refleja una realidad que repercute en el desconocimiento que muchos cordobeses tienen sobre los requisitos para circular que se exigen en otras provincias. Sin ir más lejos, son muchos los conductores que, jurisdiccionalmente asentados en Córdoba, experimentan el mal rato de ver cómo el personal policial bonaerense o santafesino les retiene el carnet y los multa, obligándolos a volver a tierras mediterráneas a realizar la revisión correspondiente.

Lo cierto y concreto es que, según requerimiento nacional, “los vehículos con la inspección técnica vencida no pueden circular por la vía pública”. Según se señala desde órbitas nacionales,  “en caso de que la revisión caduque en el momento en que el conductor se encuentra en otra jurisdicción, tendrá un plazo de 2 meses para continuar circulando”. 

El dato a tener en cuenta es que esos controles sólo se realizan en los talleres previamente autorizados. En la Ciudad de Córdoba, en donde se realizan exhaustivos controles para circular en el ejido urbano, hay sólo tres. En el interior provincial, sobre todo en los poblados más alejados de los grandes conglomerados, el trámite suele resultar mucho más complicado.

Requerimientos básicos

Más allá de que señalen las normativas, que naturalmente deben ser cumplidas por todas las personas que circulen por las rutas cordobesas, la Policía Caminera solicitará en cada uno de los controles tres elementos básicos: los papeles del vehículo, la cédula de identificación del vehículo  y el carnet de conductor. En caso de considerarlo necesario también se procederá a la realización de un control de alcoholemia.

Más allá de eso, la fuerza recomienda respetar las velocidades máximas y mínimas, como así también reducirlas y controlarlas al tener que transitar con lluvias y neblinas. Además, se advierte que siempre se deben llevar las luces bajas encendidas y el cinturón de seguridad correctamente abrochado. Del mismo modo, los integrantes de la Policía Caminera enumeran otro conjunto de falta que comúnmente se registran en los caminos de Córdoba, como lo son el uso del celular y el exceso de pasajeros.  

 

 

Edición Impresa

Seguí el desarrollo de esta noticia y otras más 
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
Todos los viernes en tu kiosco ]


Últimas noticias
Lo más visto