Frederic: “No podemos desconocer los problemas de delito que hay”

País - Política 15/12/2019
La flamante ministra de Seguridad señaló que hay que actualizar los protocolos de uso racional de la fuerza y modificar las condiciones de servicio de la fuerza.
Sabina Frederic by gentileza
"En el corto plazo no hay que dejar de utilizar la herramienta de los controles o el patrullaje como procedimiento". Foto: gentileza.

La nueva ministra de Seguridad, Sabina Frederic, adelantó este domingo que el Gobierno no puede “desconocer los problemas de delito que hay y la inseguridad que padecen sobre todo los sectores socialmente más vulnerables, que son los que están más asediados por el delito común, del arrebato del celular o el robo a mano armada”. “Ahí hay problemas que hay que resolver, y la manera en que el Gobierno anterior entendió que eso se resolvía era sólo con saturación policial. En el corto plazo no hay que dejar de utilizar la herramienta de los controles o el patrullaje como procedimiento, pero lo que sí hay que hacer es instruir a la fuerza de seguridad para que no haya hostigamiento, asedio, maltrato o abuso. Eso es clave”, sostuvo en declaraciones a Página 12.

En el caso de Gendarmería, señaló que “si bien está la causa de Maldonado, que no es menor”, se trata de “una fuerza que tiene un tipo de procedimiento de proximidad que no es el que quisiéramos, pero que ha sido relativamente efectivo”. “No vamos a poder descartarlos porque tenemos muchos ejemplos de que cuando se despliega la Gendarmería en un barrio después no se la puede sacar porque la misma gente demanda que se queden. Porque han bajado la conflictividad y la violencia interpersonal, entonces hay que trabajar en ese sentido hasta tanto la economía, el mercado de trabajo y otros organismos del Estado hagan otras cosas que bajen la conflictividad o la violencia”, indicó.

En ese sentido, Frederic señaló que hay que actualizar los protocolos de uso racional de la fuerza y modificar las condiciones de servicio de la fuerza. “Lo que sí creo es que hay distintas formas de hacer patrullaje en esos barrios, lo que tenemos que hacer es retraer las operaciones de las fuerzas federales al mínimo uso de la fuerza. Por eso el reentrenamiento es muy importante. Hay una dimensión del uso de la fuerza que no es racionalizable y que tiene que más que ver con el orden emocional que racional. Eso hay que descomprimirlo, hay una tasa de suicidio muy alta en las fuerzas de seguridad, mucho estrés y muchos problemas psicosomáticos”, agregó.

En relación a la medida que habilita la portación de armas fuera del horario de servicio de las fuerzas, la ministra afirmó que hay que derogarla: “Ahí lo que hay que hacer es modificar los estatutos, no es lo mismo Policía Federal, Gendarmería, Prefectura y PSA. La Gendarmería tiene un régimen más adecuado que la Policía porque les habilita el uso del arma fuera de servicio a partir de los diez años de antigüedad, no apenas salen. Para hacer algo, sobre todo en Policía Federal, que los proteja a ellos y proteja al resto de la población, hay que contar con una serie de instrumentos: armería donde dejar el arma y una concientización que a ellos los haga sentir seguros sin portar el arma, y eso es algo bastante difícil de conseguir, se intentó muchas veces y nadie lo logró”, destacó.

Te puede interesar