Entre la cautela y la crisis, Schiaretti se guarda los anuncios para febrero

“Nunca vi una crisis como la que vive el país”, dijo al asumir su nuevo mandato al frente del Ejecutivo. El plan de obras y programas sociales esperará hasta el 2020.
Ver galería Asuncion Schiaretti @ Javier Imaz_13b
1 / 2 - Schiaretti recibió los atributos de mando el martes en la Unicameral. (Foto: Javier Imaz / LNM)

chapa_ed_impresa_01

“Córdoba nunca se creyó que era una isla. Córdoba es parte del interior profundo de nuestra Patria. Mi decisión es que trabajemos con el nuevo gobierno para que el país pueda solucionar esta crisis y superar esta grieta”. La frase del gobernador en su discurso de asunción del martes pareció retumbar sobre los análisis que dibujan a una Córdoba aislada, que gusta de batallar con las administraciones nacionales. En el fondo, pareció responder a las necesidades delimitadas por un contexto en el que nadie parece sentirse lo suficientemente envalentonado como para intentar “salvarse solo”.

Schiaretti comprende la situación, desde hace rato. Por eso decidió no arriesgarse a quedar en off side, sea quien fuera el ganador, durante las elecciones y por eso decidió no acompañar a Martín Llaryora en la histórica vuelta del peronismo a la Municipalidad de Córdoba para viajar un día antes y asegurarse la participación en la asunción de Alberto Fernández.

Los desafíos

Los desafíos urgentes de la Provincia estarán puestos sobre tres ejes: la apuesta de la Provincia para superar la crisis económica, la puesta en valor de las obras de infraestructura que concentraron gran parte de la inversión de la última gestión de Gobierno, y aunque quiera disimularse, la preocupación por la deuda.

Hay, en este último punto, un derrotero que puede seguirse a partir de declaraciones públicas y advertencias oficiales que colateralmente apuntan al tema. Un ejemplo son los números de la recaudación provincial. “Yo no he visto nunca un ciclo de recesión como el que vivimos, con 20 meses de recesión y alta inflación”, dijo el gobernador el martes. “Y esta crisis afecta a la familia, a la actividad comercial, a la producción y a todos, también alcanza al Estado. El ministro de Finanzas ya advirtió que la crisis ya nos sacó el equivalente a un mes completo de recaudación. Por eso, debemos enfocarnos en cuidar lo realizado, en seguir haciendo obras y, como corresponde, en cumplir con los créditos que ayudaron a la transformación definitiva de nuestra provincia”, aseguró. Así, puso énfasis en la decisión y las posibilidades ciertas para hacer frente a las deudas que la Provincia mantiene con sus acreedores, pero también dejando entrever las dificultades para cumplir con tales compromisos.

En palabras del propio Gobernador, el financiamiento externo fue el que posibilitó la realización de obras destinadas a ampliar la infraestructura de Córdoba en materia de redes cloacales, gasoductos y conectividad. Según señaló, la inteligencia económica de la administración provincial  tuvo la virtud de la anticiparse a los hechos “para tomar créditos en un período breve en el cual el financiamiento fue accesible”. El paso siguiente será trabajar a la par de cada uno de los intendentes “para que cada hogar se conecte” y pueda contar con los servicios que la provincia garantiza a partir de la expansión generada en los últimos años. En ese sentido, también se comprometió a realizar las obras para conectar los caminos rurales con las autovías “para que los productores del interior puedan sacar su producción de los campos y de las fábricas”.

Schiaretti Gabinete
Los desafíos urgentes de la Provincia pasarán por superar la crisis económica, la puesta en valor de las obras de infraestructura y la preocupación por la deuda.

Los riesgos

Si se toman en cuenta los números que cruzan la recaudación provincial con la variable inflacionaria, la caída registra en noviembre un 7% interanual. Si las proyecciones inflacionarias y la baja de la recaudación no empiezan a revertirse, la Provincia deberá comenzar a buscar las formas de cuidar las arcas públicas y, allí, el riesgo que aparece es el de la reducción del gasto, y su consecuente impacto en los programas sociales y obras proyectadas.

Ya sobre finales del 2018, se experimentaron algunos recortes sobre los beneficios que reciben estudiantes y adultos mayores que viajan en el transporte público. Se espera que en el 2020 esa situación se replique ya que los aumentos proyectados en números reales quedarán atrasados con la inflación, algo que ya sucedió en medio del presente ejercicio y obligó a la administración a aumentar las partidas.

La situación del transporte resulta paradigmática porque es una de las áreas en la que los recortes nacionales más golpearon en todo el país y eso repercutió en conflictos puntuales con empresas y trabajadores que esta semana mantuvo el servicio restringido en toda la provincia. Con trabajadores exigiendo aumentos y empresarios advirtiendo la imposibilidad de hacer frente a dichos reclamos sin un mayor aporte estatal, los privados aseguran que el sistema provincial recibió aproximadamente 400 millones de pesos menos en relación con el 2018, lo que explica gran parte de la baja general de subsidios que terminan siendo la base sobre la cual el sistema se asienta.

“Seguiremos resguardando los beneficios sociales, que ya son un derecho de los cordobeses, y estaremos al lado de todos los sectores que producen e invierten”, aseveró Schiaretti el martes, cuando reafirmó que se mantendrán las tarifas sociales tal como está previsto en el Presupuesto. “El Estado es el único garante de la Justicia Social, no hay derrame del mercado, hay un Estado que interviene. No descuidamos jamás a los que necesitan del Estado”, aseguró.

De esa manera, al gobernador se le presentan dos frentes sobre los cuales deberá tomar decisiones en los próximos meses: cómo proyectar soluciones para que los planes en pos del desarrollo habitacional se haga efectivo (créditos para la compra y construcción de viviendas), y cómo mantiene la política de incentivos a las empresas y al desarrollo Pyme en Córdoba. “No hay mejor política social que un buen empleo”, dijo el martes.

Asuncion Schiaretti @ Javier Imaz_15
Juan Schiaretti: “Córdoba nunca se creyó que era una isla. Córdoba es parte del interior profundo de nuestra Patria. Mi decisión es que trabajemos con el nuevo gobierno para que el país pueda solucionar esta crisis y superar esta grieta”. (Foto: Javier Imaz / LNM)

La cautela

Así como Alberto Fernández desestimó la posibilidad de presentar un proyecto de Presupuesto propio para el año 2020, Schiaretti también eligió esperar a la hora de proyectar sus años de gestión.

Más allá de algunos anuncios puntuales referidos a nuevas inversiones en las áreas de salud y educación, el gobernador dejará el grueso de sus planes para la apertura de sesiones ordinarias de la Legislatura. Si bien la semana pasada se aprobó el proyecto de Presupuesto elaborado por Giordano para el año 2020, desde el Gobierno buscan tener elementos más concretos para proyectar la administración de recursos para el próximo ejercicio.

Para el 1 de febrero, día en que se dará comienzo oficial a la actividad, Schiaretti espera tener en claro con qué margen de acción contará. A partir de allí, los anuncios serán más concretos. Más allá de esos, los lineamientos centrales ha sido trazados ya en el discurso de asunción y en la discusión del Presupuesto: la disminución paulatina de gasto destinado a la obra pública, el aumento en la inversión social y la apuesta por hacer repuntar la recaudación.

 

 

Edición Impresa

Seguí el desarrollo de esta noticia y otras más 
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
Todos los viernes en tu kiosco ]


Te puede interesar