Se perfila la “avenida de doble mano” entre Córdoba y Nación

Desde la Provincia esperan que no se repitan situaciones que aislaron a Córdoba, sin dejar de pedir por los “compromisos” que no cumplió el macrismo.
Gutierrez Carlos
“Quiero imaginar lo mismo que los argentinos y cordobeses: una buena relación institucional que respete el federalismo". - Foto: gentileza

chapa_ed_impresa_01

Federalismo. Antes de hablar de inflación, dólar, estado de las reservas, paz social entre los distintos actores o relaciones internacionales, lo primero que esgrime Carlos Gutiérrez al ser consultado sobre la relación Córdoba-Nación es la cuestión federal. Y el (hasta el momento) único diputado de Hacemos Por Córdoba (HPC) no monopoliza ese discurso. La cuestión federal fue una de las pocas consignas transversales a casi todos los candidatos durante la campaña que culminó con Alberto Fernández como presidente electo el domingo pasado. Lo dijo a este diario su posible ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo: “Nosotros partimos de la base de que la gestión de Alberto va a ser realmente federal. Un país, 24 provincias y 2200 municipios donde se reconstruye de abajo para arriba”. Lo esgrimió Mauricio Macri durante toda la gira nacional del “Sí se puede” y Roberto Lavagna lo centró en su mejor propuesta de campaña: facilitar la descentralización de las grandes urbes llevando gente de la periferia de las ciudades al interior del país.

Por ello, no sorprende que Gutiérrez parta de esa premisa al ser consultado por La Nueva Mañana sobre la transición y lo que le depara a Córdoba desde el 10 de diciembre. Y no solamente al Panal, sino también al Palacio 6 de Julio que luego de 16 años volverá a compartir signo político con la Provincia. “Yo quiero y deseo imaginar algo que desean todos los argentinos y cordobeses en particular, que es una buena relación institucional que respete el federalismo. Y que se cumplan las promesas del hoy electo Presidente para que se asuman autocríticamente las acciones que en el pasado afectaron a Córdoba y se tomaron con el anterior Gobierno”. Esa última oración traducida podría significar que quede atrás el aislamiento que sufrió Córdoba desde que José Manuel De la Sota rompió relaciones con Cristina Fernández y que, en 2015, significó el principal bastión de Mauricio Macri. Por ende, aunque se presuma en teoría como un gobierno “más moderado”, los antecedentes no son buenos en materia de transferencia y coparticipación de recursos.

“Fernández se está comportando como merece una coyuntura tan difícil, construyendo pactos y un gran acuerdo nacional que no sea solo de precios. Los gobernadores tienen que estar sentados en esa mesa”.

Particularmente, ese “aislamiento” más allá de ser potencialmente ideológico se convierte en netamente económico. Lo que importa, en medio de la recesión, es la plata. Y a pesar de la muy buena relación que tuvo Juan Schiaretti con Macri, en pos de la denominada “gobernabilidad”, esta semana se dio a conocer que Cambiemos le heredará a los Fernández una deuda de $11.000 millones con Córdoba. Según publicó el periodista Alfredo Flury en el diario Comercio y Justicia, el pasivo de Nación con respecto a obras no finalizadas era de $8.522 millones en julio pasado. Con intereses, ese montó se incrementa unos $3.000 millones. Se trata, entre otros proyectos, de dinero prometido para la construcción/finalización del cierre del anillo de Circunvalación, el cierre del Camino de Altas Cumbres, la Variante Costa Azul junto al puente sobre el Lago San Roque y la autovía de la Ruta Nacional 36.

El primer candidato de la boleta corta schiarettista agregó también a esas iniciativas las promesas de un corredor bioceánico (Ruta 158), de la Ruta 19 y “tantas obras de saneamiento de cuencas hídricas” en Córdoba y en otras provincias. “Acá hay una continuidad de los compromisos del Estado que no se pueden interrumpir con la débil excusa de que lo prometió la anterior gestión”, subrayó Gutiérrez

Gobernabilidad

Con Fernández calzándose el título de presidente electo, la palabra más esperada era la de Schiaretti. El “viejo amigo” de Alberto publicó en su cuenta de Twitter que reiteraba su “compromiso y el de Córdoba” de trabajar “juntos en la gran tarea de construir una Argentina entre todos y para todos”. Sin dudas, la ex Unión Por Córdoba aportó desde el Congreso y a través de un gobernador lo suficientemente cercano a Macri esa “gobernabilidad” que Cambiemos necesitó en momentos decisivos, aunque eso no significara llevar adelante políticas para paliar la crisis del país. Este medio le preguntó a Gutierrez cuál es el límite de la gobernabilidad, teniendo en cuenta que el principal slogan de campaña de la lista corta fue votar a diputados que “defiendan a Córdoba” y no respondan únicamente a un armado nacional. “El destinatario de la gobernabilidad debe entender que esto es una avenida de doble mano”, explica el actual legislador provincial. Mientras siga siendo una incógnita el paquete de medidas que lleve adelante Fernández desde Casa Rosada, las soluciones a los temas dólar, inflación, reservas y demás cuestiones primordiales tendrán en HPC un motivo de discusión política interna y externa a la hora de aprobar o negar proyectos.

Se estima en unos 10 mil millones de pesos la deuda que la Nación tiene con la Provincia, según lo prometido para la construcción del cierre del anillo de Circunvalación, el cierre del Camino de Altas Cumbres, la Variante Costa Azul, entre otras obras.

“Un gran acuerdo nacional”

“No tengo dudas de que habrá más contactos entre el gobernador de Córdoba y Alberto Fernández. De hecho, tiene que haber contactos antes del 10 de diciembre. Pero Fernández se está comportando como merece una coyuntura tan difícil, construyendo pactos y un gran acuerdo nacional que no sea solo de precios. Los gobernadores tienen que estar sentados en esa mesa”, finaliza Gutiérrez. Si esa promesa se cumple, de arriba hacia abajo, Schiaretti no dejará de estar presente por más boleta corta y deuda heredada que pese. 

Edición Impresa

Seguí el desarrollo de esta noticia y otras más 
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
Todos los viernes en tu kiosco ]


Te puede interesar