Una feria no sólo como mercado, sino como una posición política

Cultura 23/03/2019 Por Barbi Couto
Aunados por el rechazo al Congreso de la Lengua Española, los sellos independientes serán protagonistas entre el 26 y 28 de marzo en la sede de Luz y Fuerza.
Feria2
La feria se organiza con la intención de visibilizar problemáticas vinculadas a la lengua y a las políticas lingüísticas, y con la convicción de que el respeto a la variabilidad lingüística constituye un derecho humano inalienable. Foto: Gentileza "Capítulo".

chapa_ed_impresa_01

Especial para La Nueva Mañana

Con una mirada crítica del Congreso de la lengua

La semana próxima tendrá lugar el I Encuentro de Derechos Lingüísticos como Derechos Humanos, organizado por la comunidad educativa de la Facultad de Filosofía y Humanidades de la Universidad Nacional de Córdoba, con la intención de visibilizar problemáticas vinculadas a la lengua y a las políticas lingüísticas, y con la convicción de que el respeto a la variabilidad lingüística constituye un derecho humano inalienable. El evento, que propone tres días de actividades -paralelas y con una mirada crítica al Congreso Internacional de la Lengua Española-, busca aportar al debate de la lengua desde una perspectiva latinoamericana, plural e inclusiva.

En el marco de este encuentro, un colectivo que reúne a más de sesenta editores de la ciudad decidió organizar una feria autogestiva acompañada de un ciclo de charlas para expresar públicamente su posicionamiento en rechazo al Congreso que estará teniendo lugar en la ciudad simultáneamente.

javier ramacciotti
Javier Ramaciotti, escritor y editor cordobés es uno de los organizadoes de la feria.



Javier Ramaciotti, escritor y editor cordobés y uno de los organizadores de la feria, dice: “Para pensar la feria de editoriales y las actividades me parece interesante ponerlo en el contexto del Congreso de la Lengua. Ya está el comunicado con las razones (el editor se refiere al documento que impulsó Caballo Negro y su editor Alejo Carbonell hace un tiempo) por las cuales un grupo, colectivo de editores, escritores, intelectuales, se posiciona en contra respecto de lo que entendemos como un vector de colonización lingüística que es también una colonización cultural y en el contexto de políticas públicas desfinanciadas, un contexto neoliberal, todo un combo que convierte al Congreso de la Lengua no solo en un conjunto de actividades respecto a la lengua sino en un síntoma político cultural en el cual no nos interesa participar. Lo que me parece interesante es que no se quedó en la negatividad de la denuncia, sino que se comenzó a tramar otro espacio para habitar la reflexión sobre la lengua y las políticas lingüísticas, y que fue un proceso en el que se fueron encastrando otros colectivos que encontraron ahí su lugar de expresión y no en el Congreso de la Lengua”.

Luciana Mora, editora de Hiedra y también organizadora de la feria coincide y agrega: “Creo que la organización del encuentro se está manejando muy bien, hay mucha fe y corazón en el trabajo, y también hay mucha apertura, el hecho de promover la realización de actividades y que la organización sea de forma horizontal también es muy positivo”.

feria luciana Mora © Hugo Suárez
Luciana Mora, editora de Hiedra. Foto de Hugo Suárez.

De igual modo sucedió con la feria de editoriales. Javier explica: “La feria está siendo armada autogestivamente por un conjunto de editores y editoras, la convocatoria se hizo pública para quien quisiera venir y estuviera de acuerdo con la ideología del encuentro. Es decir no es solamente una feria como mercado de venta sino que es a su vez una vitrina de posicionamiento colectivo, político y cultural ”.

Matías Lapezzata, editor de Los Ríos reafirma: “Una feria que nuclea cierto grupo de editoriales con tales o cuales fines comerciales en un determinado lugar, siempre expresa a su modo una posición política. Hay momentos en que es necesario simplemente enunciar una posición, la carta que se firmó la expresa, mediante el hacer la feria expresa lo mismo, y en esa conjunción está la riqueza de compartir el trabajo de cada quien en pos de ciertas ideas que sirven de norte”.

feria matias lapezzata IMG_6211
Matías Lapezzata.


Conocé el cronograma del evento en >>este enlace<<

¿Un debate público sobre la lengua?

Fines de marzo será una época de tensiones alrededor de la lengua y el lenguaje en nuestra ciudad. Ante la pregunta a los editores de si veían en la convergencia de estos eventos (el Congreso de la Lengua, el Festival de la Palabra y el Encuentro de Derechos Lingüísticos) una oportunidad o una posibilidad de debate público sobre la lengua, respondían:

Matías Lapezzata (Los Ríos): Desconfío un poco de que esto sea una oportunidad. Creo que es más bien una nueva instancia, con sus propios límites,  en donde se declara una postura y se abre un diálogo, como tantas otras veces. Si hay una oportunidad, creo que en todo caso viene dada por la posibilidad de  debatir en los medios, de articular un discurso público y de disputar sentidos en un marco que no se da habitualmente.

Alejandro Reynoso (Taller Perronautas): Hay editores y editoras que dicen que el lenguaje inclusivo está mal, porque no es gramatical y uno ya se cansó de explicar que no está mal por gramática sino que está mal por cuestiones políticas y de conservadurismo del lenguaje. Una de las tantas críticas que hay que hacerle a la RAE es que ellos despolitizan estas discusiones. La gramática, la lingüística y todas las ramas de estudio que se encargan al lenguaje son políticas. Que haya ahora tres encuentros, un Congreso, un Festival y un Foro, si eso no muestra lo político que es el lenguaje, las discusiones políticas que hay en el lenguaje, no sé, hay que ser muy ciego para no darse cuenta.

Alejandro Reynoso2
Alejandro Reynoso.

Alejo Carbonell (Caballo Negro): El Congreso de la Lengua transcurre durante tres días y nada más, luego se van y nosotros, que somos los que estamos sosteniendo la actividad en una realidad muy adversa, seguiremos estando, haciendo libros, festivales, eventos, todo a pulmón y con mucha consciencia de la responsabilidad que nos cabe como productores de ideas. En ese sentido, nosotros hacemos una feria y organizamos tres mesas-debate para hablar de nuestro oficio. Es lo mismo que haríamos sin Congreso de la Lengua: presentar ideas, discutirlas, y producir libros.

Alejo Carbonell
Alejo Carbonell.

Tres mesas para debatir la edición

En el marco de la Feria de Editoriales del 26 al 28 de marzo tendrá lugar un ciclo de charlas, a las 17hs en la sede de Luz y Fuerza (Deán Funes 672), que mostrará como eje la labor de la edición. “La literatura juega un papel muy importante”, dice Luciana Mora. “Como puente del lenguaje es necesario que también ponga en discusión un montón de cosas y en ese sentido las mesas van a ser muy ricas para poder compartir experiencias”, agrega.

Con el doble objetivo de ofrecer un espacio de reflexión y debate pero además un espacio donde los colegas puedan compartir sus inquietudes y las temáticas que más los interpelan en estas épocas surgieron tres charlas: “Edición y territorio” el martes, “Edición, género, lengua y disidencias” el miércoles, y “Edición, emergencia, autogestión y crisis” el jueves. “La mesa que estamos organizando junto a Franca Maccioni y Julieta Cuervo” -cuenta Javier Ramacciotti, editor de Prebanda Ediciones- “se llama ‘Mesa y Territorio’.

Copiando la frase de la militancia de qué es ‘militar en el territorio’ como lo propio de la política, esta mesa se pregunta cuál es el territorio propio de la edición, ¿es el libro? Entonces nos interesó proponer un conjunto de editoriales que problematizan el territorio, la territorialidad de la edición, más allá del libro. Hay editoriales que trabajan desde la política, como por ejemplo Tinta Limón, editoriales que son cooperativas por lo que el libro forma parte de una cadena de trabajo pero no es lo primero ni se agota ahí, o Unidad Básica, donde la edición va acompañada de actividades museísticas. Es decir, un conjunto amplio de editoriales donde el libro forma parte de un engranaje más amplio del hacer cultural”. La mesa estará conformada por Tinta Limón, la Sofía cartonera, Gráfica 29 de mayo, Tierra del sur y Unidad básica y será coordinada por el editor de Borde Perdido Sebastián Maturano.

La mesa de “Edición, género, lengua y disidencias” está siendo coordinada por las editoras de Hiedra. Luciana Mora la presenta así: “La mesa va a ser muy amplia y diversa, va a tener escritores y editores que manejan otros lenguajes, ya sea no binaries, trans, y también raperos, editoras feministas, será una mesa grande en la que espero que se puedan mostrar las distintas producciones de cada disertante y los modos de producción, los procesos. Porque muchas veces esos procesos de producción se acompañan con la lucha interna de cada une y de cada sujeto en su transformación en cuanto al género, que eso es lo que se va a conversar en la mesa. Nos pareció muy importante incluir a varios géneros, pero tampoco vamos a denominarlos a cada uno. Porque a la vez uno está aprendiendo cómo denominar, cómo hablar de género sin exponer a la persona”. En la mesa participarán Mos Tro, Maleno, Mecha F, Gal Sanhueza, Lisa Daveloza y Rocío Luna.

La mesa de “Edición, emergencia, autogestión y crisis” parte del contexto actual, en el cual el sector editorial está atravesando una profunda crisis, donde el cierre de librerías, la falta de políticas públicas de apoyo para el sector, y las políticas de importación que no favorecen la producción local, además de la falta de poder adquisitivo de la sociedad y los constantes aumentos de los insumos conforman un combo que coloca a las editoriales independientes en la boca de la tormenta a la hora de pensar su supervivencia. La mesa apuntará a conformarse en un espacio de puesta en común de los editores a la hora de elegir las estrategias -tradicionales y de emergencia- que llevan adelante para la gestión, administración y supervivencia de la editorial. El planteo es compartir cuáles son las principales problemáticas a las que se enfrentan y conversar sobre los modos de administración, venta, distribución, asociativismos, difusión de las obras, participación en ferias, estrategias de publicación digital, entre otros, con los que llevan adelante sus proyectos editoriales. A la fecha del cierre de esta edición están confirmados para esta mesa Editorial Nudista, Documenta/Escénicas y Ediciones de la Terraza.

Edición Impresa

Seguí el desarrollo de esta noticia y otras más 
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
Todos los viernes en tu kiosco ]


Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar

data-matched-content-ui-type="image_card_sidebyside" data-matched-content-rows-num="4" data-matched-content-columns-num="1"