Últimas noticias

Desinversión y despidos en Conicet: “Una condena de muerte a capacidades nacionales”

Sin presupuesto actualizado, con despedidos ya efectivizados y becas cerradas, la estructura del organismo científico solo podría mantenerse en pie hasta junio. “Desfinanciar es dejar morir”, expresó la comunidad científica en el Congreso en contra de la “ley ómnibus” que habilitaría la intervención.

País 20/01/2024 Miriam Campos Miriam Campos
Conicet
"Esta derogación de leyes da ventajas al capital privado en detrimento de la investigación”, manifestó la comunidad científica argentina durante el debate en comisiones de la ley ómnibus. Foto: ilustrativa

“No hay país con alguna perspectiva de desarrollo que no tenga inversión estatal en ciencia y tecnología. Todos los países centrales destinan muchísimos más recursos que la Argentina a la investigación porque eso abre posibilidades de desarrollo, posibilidades para mejorar la calidad de vida de la población”, dice a La Nueva Mañana sobre el ajuste a la ciencia el historiador, docente e investigador adjunto de Conicet Gonzalo Sanz Cerbino, quien además es delegado por la Ciudad de Buenos Aires de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE). 

Inversión en ciencia, para “una inserción distinta en el mercado mundial” 

“Milei habla mucho de la rentabilidad de las investigaciones, que la ciencia tenga que vincularse con el mercado, pero eso Conicet ya lo hace. Sería deseable que el organismo tenga muchos más recursos para financiar investigaciones que podrían abrir la posibilidad de una inserción distinta de la Argentina en el mercado mundial y dejar de ser solo productor de bienes primarios, como la minería, los combustibles o alimentos, porque este tipo de país con solo estas actividades, ha sido demostrado, no alcanza”, dice el historiador y agrega que en las últimas décadas la calidad de vida de los argentinos se ha ido deteriorando, entre otros motivos, porque “no aparecen las posibilidades de producir y exportar otra cosa de manera competitiva en el mercado mundial” .

Desde las elecciones PASO, las y los investigadores de Conicet se mantienen en alerta con asambleas y difusión de los daños que puede causar el vaciamiento al organismo, que cuenta con una planta de alrededor 27.000 trabajadores y trabajadoras entre investigadores en carrera, doctorandos, posdoctorandos, personal técnico, de apoyo y administrativos. En Córdoba, suman alrededor de 3.000.

Conicet ruidazo en Santa Fe by télam

Despidos

En diciembre pasado, luego que el Gobierno redujera el número de ministerios, el área de ciencia y técnica volvió a ser degrada en su status con un fuerte impacto en lo económico. Pocos días después de esa decisión, el Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) 842023 impulsó los despidos de administrativos que fueron contratados en el último año. Esta avanzada se concretó el martes cuando se efectivizaron 50 despidos en planta administrativa del organismo que de por sí es muy chica: solo 1.300 personas en todo el país para la infraestructura de Conicet que cuenta con más de 300 instituciones federales. En Córdoba, hasta el momento, cinco trabajadores fueron notificados y perdieron su fuente de ingreso. 

Se trata del personal que fue contratado bajo la modalidad del artículo 9 del organismo y que ya vivía una situación de inestabilidad laboral dado que muchos de ellos, aportan al Conicet desde hace muchos años, pero sin pertenecer a la planta del Estado, subsistiendo con renovaciones precarias de contratos cada cierto tiempo. La impronta ahora, denuncian desde ATE Córdoba, es que “el resto de los contratos se van a renovar cada dos meses”. 

protesta de conicet ATE Cordoba

“Con esta situación, de acá a marzo muchas personas contratadas no saben cuál será su situación laboral y eso es muy angustiante”, indicó a LNM previo a la asamblea y ruidazo del miércoles Ayelén Branca, filósofa, docente, doctorando del Centro de Estudios Avanzandos (CEA) y delegada de ATE Conicet de Córdoba. 

“La situación que atravesamos es como en el macrismo, pero mucho más profundizada y acompañada, además, con un discurso represivo muy radicalizado”, indica Branca y añade que los despidos y la falta de ingresos actualizados en el sector son el reflejo de toda una política de desmantelamiento del Estado, por eso también “la iniciativa de reducir todo a un Estado mínimo articulado a un proyecto de lo privado”. 

“Pienso mucho en cómo funciona el Estado en Chile donde no hay un ministerio de Salud o de Educación sino secretarías que articulan con proyectos gestionados por organizaciones”, dice la investigadora y agrega que se lleva un modelo muy neoliberal de Estado mínimo, donde la gestión es a través de manos privadas. “Esta desjerarquización de ministerios es parte de eso. Además de vaciar, tanto material como en el valor simbólico que tiene el desarrollo científico y tecnológico nacional”, ilustra. 

“La situación que atravesamos es como en el macrismo, pero mucho más profundizada y acompañada, además, con un discurso represivo muy radicalizado”.

Vaciamiento, otra vez

Estos primeros despidos en el organismo son historias que vuelven a repetirse como en 2015 cuando se impulsó también el desguace de la ciencia argentina. Solo que esta vez, el golpe pretende ser rápido y contundente.

En esa línea, Sanz Cerbino indica que el actual presidente, Javier Milei demostró mucha “improvisación y prejuicio ideológico” sobre el sistema científico: “Actualmente estamos teniendo tres frentes de conflicto: la ley ómnibus, los despidos del ajustado personal administrativo y el presupuesto para la ciencia sin actualización, a esto último también se le puede sumar la falta de nuevas paritarias”. 

Respecto al problema del presupuesto, Conicet está funcionando hoy con un presupuesto prorrogado del 2023, que es para un país que tenía 200% menos de inflación. En ese marco, las y los investigadores denuncian que no alcanza para garantizar el funcionamiento del organismo: “Ya empezamos a ver que se han caído distintos mecanismos que el Conicet tiene para garantizar la continuidad del personal, algunos tipos de becas muy específicos ya han sido denegados por la falta de presupuesto”, dice el investigador adjunto y añade que a esta situación se suma que el martes, el directorio tomó la decisión de no publicar los resultados de los concursos abiertos de becas y promociones de personal, por “falta de presupuesto”. Lo cual quedó supeditado a que en un futuro se gestione el presupuesto para poder habilitar dichos trabajos. Unos 1.000 estudiantes que aplicaron para obtener una beca doctoral están siendo afectados en su formación y futuro laboral. 

“Esto, va a generar más problemas a futuro. Hay toda una camada de ingresos a la carrera científica y tecnológica que están esperando designación y en este contexto de falta de presupuesto no lo van a tener”, dice Sanz Cerbino. 

“Ya empezamos a ver que se han caído distintos mecanismos que el Conicet tiene para garantizar la continuidad del personal, algunos tipos de becas muy específicos ya han sido denegados por la falta de presupuesto”.

“A este ritmo, los salarios quedarán pulverizados”

En cuanto a lo salarial, cuyas paritarias dependen de la administración pública, que recién este viernes fueron convocados, los gremios ATE y UPCN firmaron el acta de acuerdo que establece un aumento de solo el 16% y que regirá para enero. El titular de UPCN, Andrés Rodríguez, en declaraciones a los medios indicó que pese a que firmaron el acuerdo, no están conformes con la cifra pactada porque “lamentablemente este aumento es menor que los índices inflacionarios”, aunque destacó que se haya logrado “el ejercicio pleno de la paritaria”.

La noticia no fue recibida con alegría por el sector científico que plantea que con una inflación del 25% a este ritmo, en unos meses, los salarios estarán pulverizados.

“Si la paritaria no es acorde a la inflación, eso nos lleva a un vaciamiento por el simple hecho que la gente no va a poder vivir con esos ingresos y se irá del Conicet”, explica Sanz Cerbino. 

“La falta de presupuesto y salarios actualizados nos abre la posibilidad de desmantelamiento de tipos enteros de investigación que no van a contar con personal, con recursos y vamos hacia un vaciamiento en Conicet. Es un proceso que empezó hace mucho con sus altas y sus bajas a lo largo de las últimas dos décadas, pero que sin dudas hoy estamos entrando en una curva descendente brutal, que nos lleva muy rápidamente, de seguir por esta senda, hacia la desaparición de Conicet”, agrega el historiador. 

Conicet Ruidazo en Bariloche by Télam

“La ciencia no es cara, cara es la ignorancia”

En medio de los reclamos, asambleas y protestas ante los despidos, este lunes, en el plenario de comisiones en la Cámara de Diputados, el Conicet se manifestó en contra de la sanción de la “ley ómnibus” que deroga y modifica una serie de leyes que afectará el desarrollo científico y técnico del país.

“Los científicos estamos preocupados desde que el entonces futuro presidente Milei dijera por TV que cerraría el Conicet, porque los científicos no producimos nada. Preocupados por medidas que caracterizamos como una condena de muerte a capacidades nacionales que son fundamentales para las posibilidades de desarrollo a futuro”, indicó en su disertación ante los legisladores el biólogo molecular, profesor emérito de la UBA e investigador Superior del Conicet, Alberto Kornblihtt, quien además forma parte de la Academia de Ciencias de Estados Unidos, Francia, Brasil y Argentina. 

“Esta derogación de leyes da ventajas al capital privado en detrimento de la investigación”, expresó Kornblihtt y mostró preocupación por una posible intervención de organismos del Estado. “Nuestro reclamo no es corporativo, pero como ciudadanos no podemos mirar para el costado y dejar que destruyan el Estado porque este es un intento de gobernar por decreto”, dijo el investigador y cuestionó la posibilidad de intervención de organismos autárquicos como el Conicet y otros del sistema de Ciencia y Técnica como Parques Nacionales, Instituto Malbrán, Inti, Inta, Comisión de Energía Atómica, Banco Nacional de Datos Genéticos, Servicio Meteorológico Nacional, Agencia de promoción de Ciencia y Técnica.

Para el investigador esta iniciativa es algo que cualquier Gobierno podría hacer sin necesidad de un instrumento jurídico, pero ahora aparece como una clara amenaza: “Si reclaman nos echan, si no ajustan, los vamos a intervenir”, ilustró Kornblihtt y añadió que la única afirmación del Gobierno fue que se repetirá para Conicet el presupuesto 2023. 

“Nuestro reclamo no es corporativo, pero como ciudadanos no podemos mirar para el costado y dejar que destruyan el Estado porque este es un intento de gobernar por decreto”.

“El Conicet no podrá pagar salarios ni becas más allá de junio”

“El Conicet no podrá pagar salarios ni becas más allá de junio. Sin fondos actualizados para mantenimiento de los 300 institutos y los programas de investigación de 10.000 investigadores. No se podrán comprar insumos para las investigaciones, en su inmensa mayoría importados. De hecho, ya no se puede”, subrayó Kornblihtt y añadió que la licuación por el ajuste y la galopante inflación de los montos de becas y salarios de los investigadores, técnicos y administrativos de CyT, todos obtenidos por rigurosos concursos y evaluación por pares, está ya llevando, sin perspectivas de reversión por parte de las autoridades, a la pauperización de los trabajadores del sector.

 "Más allá de la famosa frase del Nobel argentino Bernardo Houssay de que La ciencia no es cara, lo que es cara es la ignorancia, quisiera decir que en ningún país del mundo investigación básica de riesgo es financiada por el sector privado", cerró el investigador de Conicet.

Noticia relacionada: 

protesta de conicet ATE CordobaAjuste a la ciencia: Conicet se movilizó en rechazo a los despidos de contratados y el cierre de becas

Te puede interesar
Lo más visto