Medio Oriente: el conflicto en Gaza, bajo las miradas judía y palestina

La Nueva Mañana entrevistó a dos representantes de las comunidades nacionales que hoy atraviesan un enfrentamiento que mantiene en vilo al mundo todo.

Ed Impresa 27/10/2023 Flavio Colazo
Gaza © NA
(Foto: NA)

chapa_ed_impresa_01   

Especial para La Nueva Mañana

Rafaell Araya Masry es miembro del Consejo Nacional Palestino y presidente de la Confederación Palestina Latinoamericana y del Caribe (Coplac). El rabino cordobés Marcelo Polakoff es actualmente el Comisionado para el Diálogo Interreligioso del Congreso Judío Latinoamericano – e integrante del Comité Interreligioso por la Paz (Comipaz)-. Ambos expresaron los puntos de vistas de una y otra comunidad sobre varios aspectos del conflicto en curso y del alcance expansivo del mismo.

¿Cuál es la visión – a grandes rasgos- que tiene la comunidad a la cual usted representa sobre el conflicto desatado tras el ataque de Hamás en territorio israelí?

Marcelo Polakoff (MP): La visión general de los israelíes y de la mayoría de las comunidades judías –en todo el globo- es que lo que sucedió fue una tragedia absolutamente novedosa en términos de la saña, el sadismo y la brutalidad que no tiene antecedentes: habría que ir hasta los tiempos del holocausto   o los pogromos. Esto se ha vivido con mucho dolor y mucha tristeza, y un sentir de profunda impotencia… Y abrió un gran interrogante sobre cómo puede ser que exista gente que asesine a niños y bebés, y secuestre, y abra fuego indiscriminado sobre seres humanos desarmados e indefensos. 

Rafaell Araya Masry (RAM): Esta incursión armada de Hamás en territorio israelí es el emergente de una situación larvada desde la creación del Estado de Israel (1947), y desde la Guerra de los 6 días (1967). El Ataque - disparador de la brutal respuesta israelí que estamos viendo, y más allá de condenar sin ambages el involucramiento y la captura de civiles ajenos a la cuestión armada- pone en evidencia la cuestión de fondo: seguir desposeyendo al pueblo palestino de su territorio y echar por tierra cualquier posibilidad de solución negociada al conflicto. 

 Rafael Araya Masry 01
Rafaell Araya Masry: miembro del Consejo Nacional Palestino y presidente de la Confederación Palestina Latinoamericana y del Caribe (Coplac)

¿Por qué pudieron haber fallado tanto la inteligencia israelí (Mossad) -en prever el ataque de Hamás- como el escudo protector? 

RAM: Todos reconocemos a la Mossad como uno de los servicios de los más eficientes y capaces del mundo. Sofisticada tecnología y equipos de última generación estaban destinados a alertar al ejército israelí sobre cualquier intento de violentar su seguridad. Sumado a esto el que la respuesta militar israelí haya tardado 6 horas en comenzar su operativo para enfrentar la acción militar de Hamás, realmente da para pensar.     

MP: Las fallas han sido evidentes. Tal vez podría especularse sobre algún posible sabotaje iraní. Pero seguramente una vez que concluya este conflicto las responsabilidades -sean de quien sean- saldrán a la luz, porque la justicia en Israel es muy independiente y efectiva, y seguramente tendrá lugar una investigación a fondo sobre estas fallas y determinarán las culpas y cargos correspondientes.

¿Qué puede decir acerca de los comentarios que presumen de un posible rédito político del gobierno israelí -y de Netanyahu- a partir del conflicto bélico?

MP: Digámoslo así: si en Argentina hay una “grieta” en Israel hay un “precipicio”. Netanyahu tuvo durante más de 30 semanas masivas marchas de protesta en contra de él y de su administración –por la reforma judicial que propone y por otras medidas de autoprotección-. De todos modos, cuesta pensar que esta situación pudiera haber sido promovida por Netanyahu -o el gobierno-. Creo que son teorías conspirativas poco serias - o delirantes-.  

RAM: El rédito político queda absolutamente en evidencia. Hasta dos semanas antes de la incursión de Hamás Netanyahu enfrentaba a más de 200 mil personas todas las semanas exigiéndole la renuncia -además de estar muy cerca de ir a la cárcel por actos de corrupción- cuando, de pronto, gracias a la acción militar, se pacifica y se posterga el conflicto interno -llegando a proponer meter a toda la oposición en su propósito de conseguir impunidad ante la justicia-.

Polakoff 01
Marcelo Polakof: Comisionado para el Diálogo Interreligioso del Congreso Judío Latinoamericano – e integrante del Comité Interreligioso por la Paz (Comipaz)

¿Qué evaluación hace sobre las alineaciones internacionales con su respectiva nación, y de qué modo dimensiona el alcance de estas solidaridades?

RAM: Cuando hablamos de naciones, debemos diferenciar entre pueblo y gobiernos. A nivel global se registran a diario manifestaciones importantes de apoyo y en solidaridad con Palestina. En Gran Bretaña ha habido gigantescas marchas de apoyo a los derechos palestinos, en contraposición a la actitud de defensa irrestricta a Israel del Primer Ministro, Rishi Sunak. Lo mismo en Francia y Alemania e-sos gobiernos incluso han prohibido la exhibición de la bandera palestina-. Pero la gente hizo caso omiso de esto -y han arrestado a muchos por romper esa norma-.

MP: Las alineaciones internacionales de Israel han ido cambiando –para mejor- mucho en los últimos años – a partir de los acuerdos de Abraham-. Se han establecido relaciones económicas y diplomáticas con números estados como Marruecos, Bahréin, Sudán, Emiratos Árabes; y estaba a nada de firmarse un acuerdo con Arabia Saudita –que iba a incomodar mucho a Irán- que fue lo que se pretendió –y se logró- dañar mediante el ataque terrorista de Hamás en territorio israelí.

 ¿Cuáles son hoy –desde la perspectiva de la comunidad que usted representa- los objetivos de Israel y Hamás? ¿Cómo evalúa las consecuencias humanitarias que atraviesa –producto del conflicto- hoy la población civil?

MP: El objetivo declarado de Israel es eliminar a Hamás para lograr la paz en esa zona. Y frenar el incesante lanzamiento de misiles -desde que Israel abandono la franja de gaza en 2005- de forma definitiva, y extinguir la incitación permanente a la violencia. Esperemos que esto se pueda hacer los más rápidamente y con las menores consecuencias –que sin duda las hay, y que son muy graves- para la población civil de gaza, quienes muchas veces son utilizados como escudos humanos por Hamás-. Esto es agravado por los rehenes israelíes en poder de Hamás. Es muy importante, para que el conflicto no escale mayúsculamente -como quiere Hamás -, que no se abran nuevos focos bélicos en lugares como Siria o Irán, o con otras organizaciones como Hezbolá.  Y en nuestro medio – y el tránsito cotidiano- será importante no importar conflictos sino intentar exportar el clima de convivencia amistosa, pacífica y armónica que transitamos cristianos, musulmanes y judíos desde hace 25 años -desde el Comipaz-.

RAM: Creo que ha quedado en evidencia el propósito de fondo del Estado de Israel: deshabitar Gaza y que los palestinos se vayan al desierto del Sinaí egipcio y que los que habitan en Cisjordania y Jerusalén Este se vayan a Jordania. Israel exige desocupar la parte norte de la Franja de Gaza y obliga a más de 1 millón de personas a emigrar al sur mientras los bombardea durante su evacuación. En Cisjordania, mientras, el ejército y los colonos -verdaderas bandas armadas israelíes que destruyen pueblos, y que han asesinado a 73 jóvenes palestinos- han bombardeado mezquitas y continúan quemando plantaciones de olivos, demoliendo hogares y acosando a la población palestina. Las consecuencias humanitarias son catastróficas para el pueblo palestino. Hoy, Israel despega aviones de 200 millones de dólares para arrojar bombas de más de un millón de dólares -sobre población que vive con menos de dos dólares por día- bajo el amparo y complicidad de las potencias europeas. Queremos que se haga realidad la idea de dos estados para que dos pueblos puedan convivir en paz -y no el sometimiento perpetuo del pueblo palestino-. Esa es la cruda realidad. Tristemente, Gaza hoy es Guernica.


La posibilidad de dos estados

¿Qué opina su comunidad respecto a la propuesta de “dos estados” formulada –entre otros- por Putin?

RAM: La solución de dos estados de Putin, es la que quedó consagrada en los Acuerdos de Oslo (1993) firmados por el Primer Ministro israelí Yitzhak Rabin y el Presidente de la Organización para la Liberación de Palestina, Yasser Arafat -bajo los auspicios de los EEUU y la comunidad internacional- y que quedaron truncos con el asesinato de Rabin y la instalación de gobiernos de extrema derecha en Israel. Hoy, hablar de dos estados no pasa de ser una declaración de intenciones, porque la comunidad internacional ha mostrado una nula voluntad de llevarlos a la práctica, como a todas las resoluciones de la ONU sobre palestina.

MP: La mayoría de las comunidades judías del mundo vienen –con distintos matices- sosteniendo desde hace mucho tiempo que es necesaria la existencia de dos estados; de hecho, esa fue la primera propuesta de la ONU en 1947 cuando se hizo el plan de partición que el mundo judío aceptó, pero el mundo árabe rechazó de plano.  


Hamás y Hezbolá

¿Cuáles son las diferencias y similitudes entre Hamás y Hezbolá, y cuál es su vínculo con la nación palestina?

RAM: Son dos organizaciones de distintas vertientes nacionales y religiosas. Hezbolá es un movimiento libanés de inspiración chiita y Hamás es una organización palestina de origen suniita. Por otra parte, existe la Organización para la Liberación de Palestina, OLP, que agrupa a nueve partidos políticos, de inspiración laica y de diversas ideologías cuyo proyecto no se basa ni se origina en ningún texto religioso, sino que representa la diversidad laica de la sociedad palestina y es reconocida como única y legítima representante del pueblo palestino, presidida por Mahmud Abbas.

MP: No soy el más indicado para marcar las diferencias. Puedo sí marcar sus similitudes: son organizaciones armadas terroristas que tiene como fin establecer un estado islámico fanático fundamentalista y que le causan mucho daño al Islam. Porque la mayoría de las personas del mundo islámico son personas de paz, comunes y corrientes, y nada tienen que ver con estas organizaciones –que provocan también muchas víctimas entre la población islámica. 

 

Edición Impresa Nro.: 334

Seguí el desarrollo de esta noticia y otras más 
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
Todos los viernes en tu kiosco ]


Últimas noticias
Lo más visto