La campaña cruzada con la épica de la renuncia de Cristina Fernández

Las renuncias por redes son la marca de la campaña. Música emotiva, recuerdos personales y “darle para adelante”. Más click y corazones que política. Ex postulantes versión 2.1.

Ed Impresa 25/05/2023 Nicolás Fassi
M Macri - C Fernandez
Foto: gentileza.

chapa_ed_impresa_01   

Especial para La Nueva Mañana

En torno a la “nueva” modalidad de la comunicación política, uno de los tópicos que deben cumplirse es la utilización de las redes sociales. Desde las “granjas de trolls” hasta el vínculo directo entre candidato y votante, mediado por los comunity managers, una de las puntas salientes de la campaña electoral que cada vez con mayor velocidad va dejando los pañales al costado es la existencia de cierta “épica del renunciamiento” o como muy bien conceptualizó el periodista Satoshi Higa “una épica de la no candidatura”.

Paradójicamente, el germen de esta manera de anunciar ciertas decisiones encuentra origen reciente en el 18 de mayo de 2019. Ese sábado a la mañana, a través de un video en su cuenta de la red social Twitter, la entonces senadora Cristina Fernández de Kirchner lanzó el ya famoso “le pedí a Alberto Fernández que encabece la fórmula presidencial del Frente de Todos”.

El primer capítulo de esta naciente épica tuvo el efecto esperado. CFK y el kirchnerismo alumbraron lo que posteriormente se conoció como “albertismo”. Un primer impacto. En campaña electoral no es poco.
Desde entonces y sin solución de continuidad, potenciales candidatos y candidatas echaron mano de este recurso, con mayor o menor efectividad, dependiendo de las expectativas y la centralidad del protagonista. Estos últimos dos puntos son clave para que el renunciamiento, posteado con música emotiva, quede en el recuerdo como un gesto de altura política o simplemente como un “videíto” destinado a archivarse o ser usado como meme.

A la hora señalada…

A nivel local, con la campaña en ciernes, el equipo de publicistas de Juntos por el Cambio utilizó el recurso de manera sagaz. Tras un culebrón que se extendió por dos años, casi desde el mismo momento en que la fórmula Luis Juez senador - Rodrigo de Loredo diputado se erigió en la máxima amenaza para el status quo de Hacemos por Córdoba.

Idas y vueltas, no exentas de teatralizaciones excesivas como el empate técnico en torno a las encuestas para definir el candidato a gobernador, “ambientaron” la decisión del delfín de la Unión Cívica Radical de bajarse de la disputa por la sucesión de Juan Schiaretti.

En un escenario cuidado, el diputado nacional repitió el mantra de estudiado: “No tenemos que volver a cometer los mismos errores del pasado porque cuando Juntos por el Cambio se dividió perdió estrepitosamente y dejó sin opción a todos los cordobeses”.

Tanta estrategia, ¿se verá reflejada en las urnas?

Atrás quedó el 70/30 y el fernet con Juez y los siempre existentes rumores de una tensa relación. 

Efectivo y esperado, puesto que el morbo en torno a la definición mantuvo en vilo a propios y extraños, dejando daños colaterales cuyos efectos se observaron en la salida de dirigentes hacia el oficialismo. Resta saber si esto tendrá un correlato en las urnas.

Montado a la ola del centralismo que tomó su figura, De Loredo también apeló al posteo en redes para anunciar algo que se caía de maduro como su candidatura a la intendencia. Sin embargo, el impacto no fue el mismo, habida cuenta que se trató de un paso “cantado”.

Como era de esperar, una de las consecuencias del retorno de De Loredo al redil municipal, ya que fue candidato en 2019, fue la salida de Juan Negri. El actual concejal fue uno de los primeros en alzar su mano para anotarse en la competencia por suceder a Llaryora. De hecho, a mediados de 2021 se expresaba a favor de “reglas claras” para competir en la interna de Juntos. A caballo de las indefiniciones, el dos veces concejal logró colarse en la discusión en incluso enarboló encuestas que mostraban como una fórmula conjunta con De Loredo lo depositaba en la viceintendencia.

Sin embargo, con otro video, decidió declinar la postulación, argumentando que “conozco a Rodrigo, compartimos valores y sé que le va a devolver Córdoba a sus vecinos. Es su momento, he privilegiado el fortalecimiento de su figura frente a especulaciones que dan vuelta, porque sé que muchas de nuestras propuestas serán recogidas por él”. 

Política por video

Puesta en escena al margen, en cierta medida, esta serie de renunciamientos a los que deben incluirse a nivel nacional los de Mauricio Macri, Alberto Fernández, María Eugenia Vidal y las firmas siguen, no hace otra cosa que mostrar la excesiva búsqueda de figuración y aprobación… por redes. Las bases son otra cosa. Y si bien los repliques y “corazoncitos” auguran exposición, las urnas y las propuestas van bien por detrás.
Aviso: sobre el cierre de esta nota, CFK tenía su “recital” en Plaza de Mayo. Tras anunciar dos veces que no sería candidata, la militancia buscaba convencerla de ir por otro mandato. Difícil. Aunque habrá que estar atentos a otro video.


Negri de loredo

Campaña en espejo

Como un paso de baile coordinado, Llayora y Juez transcurren caminos paralelos. Lanzamiento de campaña conjunto y actos ante determinados “círculos rojos” por otro lado. Sin embargo, los círculos, a veces, se tocan.
Tal como se preveía, la seguridad será el eje central de la campaña. Ante una realidad que golpea de frente y otro tanto por necesidad de captar demanda, el endurecimiento de las medidas para combatirla llevó a ambos candidatos a mostrar similares cartas.

Con la conocida verborragia, Juez jugó fuerte y dijo “voy a ser el ministro de Seguridad”. “Me voy a hacer cargo personalmente de la Seguridad, nunca un gobernador de Córdoba le dedicó tiempo a este tema tan complicado y urticante. Por supuesto que tendremos nuestro jefe de Policía y ministro de Seguridad, pero yo me haré cargo del control”, indicó. Acto seguido señaló que pedirá la intervención de fuerzas federales para blindar Córdoba contra el narcotráfico y prometió la declaración de emergencia en el tema.

Por su lado el actual intendente, que primereó en el tema indicando que “somos todos Rosario”, volvió a remarcar la necesidad del uso de personal federal. Pero fue más allá y prometió la creación de una fuerza policial especializada en el uso de armas no letales. ¿Las discutidas pistolas táser desembarcarán en Córdoba? Además, remarcó la necesidad de “dotar de más agentes a nuestras fuerzas de seguridad con más presupuesto”. Casi calcado.  

  

 

Edición Impresa Nro.: 312

Seguí el desarrollo de esta noticia y otras más 
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
Todos los viernes en tu kiosco ]


Últimas noticias
Lo más visto
Manolo Lafuente

Dolor en el periodismo de Córdoba: murió Manolo Lafuente

Redacción La Nueva Mañana
Córdoba 17/05/2024

"Adiós al poeta y periodista", expresó el Círculo Sindical de la Prensa y la Comunicación. Se desempeñó en numerosos medios radiales, televisivos y gráficos de esta ciudad, como los diarios La Voz del Interior, Córdoba y Los Principios.