“El Teatro del Libertador San Martín tiene un público diverso y popular”

Ed Impresa 23/12/2022 Por Flavio Colazo
La Nueva Mañana entrevistó al director general del Teatro del Libertador San Martín, Hadrián Ávila Arzuza, quien hizo un balance del año y adelantó los desafíos para el 2023.
Hadrian Avila Arzuza
Hadrián Ávila Arzuza -director sinfónico formado en Rusia- asumió hace casi tres años como director general. Foto: gentileza.

chapa_ed_impresa_01   

Especial para La Nueva Mañana

El colombiano de nacimiento Hadrián Ávila Arzuza -director sinfónico formado en Rusia- asumió hace casi tres años la responsabilidad de dirigir los destinos del teatro mayor de nuestra provincia. Durante su dirección debió atravesar el período de puesta en valor del edificio, y también la pandemia de Covid-19 que lo obligó a repensar estrategias para llevar adelante actividades que permitieran sostener el vínculo entre el teatro y la ciudadanía. A poco de finalizar el año –con la presentación de “El Cascanueces” de esta semana- el director dialogó con LNM sobre el trayecto recorrido a cargo de la dirección y sobre las proyecciones del teatro para los tiempos venideros.

-¿Cuál es el balance que hace de su gestión y cuál respecto a las actividades que desarrolló el teatro durante 2022?  

- Durante este tiempo hemos podido presentar una programación de calidad, con énfasis en nuestros cuerpos artísticos provinciales. Volvieron las producciones de ballet y ópera, después de haber estado más de un año cerrado el teatro por la puesta en valor y luego por la pandemia; y hoy podemos decir que hemos visto con mucha satisfacción la respuesta del público a nuestras propuestas. 

-¿Cómo fue el tránsito desde la pandemia hasta el pleno funcionamiento de todas las actividades en las que está involucrado el teatro? 

-Durante la pandemia creo que lo más difícil fue no tener conciertos en vivo, ya que la química que se experimenta con la gente en la sala mayor es algo único. Sin embargo pudimos ofrecer propuestas creativas para las redes que pudieron acercar otros públicos. A medida que se iban ajustando los protocolos, se empezó a ensayar con todos los cuidados y ofrecimos una cantidad considerable de conciertos con público, cuando en otras ciudades del país empezaron más tarde.

Cada encuentro con el público se vivió con mucha alegría de lado y lado.

-¿Cuáles han sido los criterios utilizados a la hora de diseñar la programación de 2022? 

-La programación del teatro tiene como eje central las propuestas de los cuerpos artísticos provinciales. Contamos con seis cuerpos artísticos profesionales y tres de formación.

A través de ellos se pretende mostrar la riqueza de las expresiones artísticas tanto universales como las nacionales. Se ofrecieron programas desde lo más tradicional hasta lo popular, siempre tratando de buscar la excelencia artística. También era de suma importancia restablecer el funcionamiento de la producción propia, recuperar lo que se llama el “teatro fábrica”. No es sólo lo que sucede en el escenario, sino lo que hay detrás; desde el momento en que se decide un título hay todo un proceso administrativo, de recursos humanos y de producción, donde intervienen numerosas personas tanto en la Agencia Córdoba Cultura como en el Libertador. Todo supone un gran esfuerzo, coordinación y trabajo en equipo. 

- ¿Cuáles fueron para usted los eventos más destacados del Libertador durante el año? 

-Para mí los eventos más destacados fueron la vuelta de la ópera al Libertador después de tantos años, con la producción de Madame Butterfly de Giacomo Puccini. También las producciones de ballet con los títulos El lago de los cisnes y El cascanueces. Todas tuvieron una impresionante respuesta del público. Cabe resaltar el Homenaje a Nenette Fitzpatrick, De la vida, el amor y la muerte (con música de Serrat) y Animaladas Sinfónicas realizados por la Banda Sinfónica de la Provincia. Fue todo un acontecimiento el Homenaje y reconocimiento a Hilda Herrera de parte de la Orquesta Provincial de Música Ciudadana y el Coro de Cámara. Tuvimos excelentes conciertos de la Orquesta Sinfónica, entre ellos la Novena Sinfonía de Beethoven al aire libre en Capitalinas, Los siete pecados capitales, la Sinfonía nº 1 de G. Mahler y la Sinfonía nº. 4 de A. Bruckner.

-Muchas veces -desde cierto sector de la población- puede llegar a percibirse al Libertador como un espacio extremadamente formal y/o solemne, y que esta característica podría poner distancia entre el ciudadano de a pie y el “espectador modelo” -siguiendo a Umberto Eco- que asiste a las actividades del mismo. ¿Cómo caracterizaría usted al “espectador modelo” del teatro que dirige? 

- En estos momentos no creo que exista un “espectador modelo”. Mi percepción es que el teatro está atrayendo público que tiene diferentes gustos; unos van más por la danza, otros por lo vocal, algunos son asiduos de lo puramente sinfónico, y hay quienes asisten a los espectáculos con más acento popular. Creo hemos podido diversificar las propuestas con el fin de llegar a cada vez más sectores de la población. 

-¿Cuál es la vinculación que se pretende alcanzar con aquel sector de la población que aún no tiene asumido -dentro de su espectro de esparcimiento- al teatro como alternativa? 

-Es un objetivo sobre el cual hay que trabajar mucho. Debemos llegar a todos lados, reforzar la difusión y realizar proyectos que tengan énfasis en lo educativo desde temprana edad.

-¿Qué espacio ocupa en el Teatro la música popular y al arte popular en general? 

-Yo considero que el término “popular” puede involucrar a todo tipo de música. Es decir, lo clásico puede ser popular, como la quinta sinfonía de Beethoven. Nosotros tenemos el privilegio de contar con una Orquesta Provincial de Música Ciudadana que constantemente difunde a los grandes creadores de esta música nacional, que identifica a Argentina en el mundo, desde Gardel hasta Piazzolla. Somos también una de las sedes del Córdoba Jazz Fest, donde nuestra Banda Sinfónica siempre participa. Por nuestro escenario pasaron este año Toquinho y Julieta Venegas. Los tres cuerpos de formación del teatro realizaron un homenaje a los 30 años de “El amor después del amor” de Fito Páez con una gran convocatoria al aire libre. En fin, se están realizando propuestas que buscan dejar una huella y que nos permitan reflexionar desde distintas miradas.

-¿De qué modo se vincula el Libertador con la ciudadanía de las diferentes localidades provinciales? 

-El teatro se conecta principalmente a través de sus cuerpos artísticos que, al ser provinciales, tienen la misión de llegar a las localidades del interior. Siempre hemos sido recibidos con mucha alegría y entusiasmo, y nosotros valoramos altamente esas oportunidades. La Agencia Córdoba Cultura trabaja para que se pueda llegar a más lugares cada vez, con distintas propuestas artísticas, no sólo musicales; y para el 2023 la idea es retomar los ensayos y conciertos didácticos para escuelas, así como establecer bien el procedimiento para las visitas guiadas.

- Hablando de 2023, ¿cuáles son las expectativas –desde la dirección del Teatro- para el próximo año?

-Afianzar el modelo de producción propia de ópera y ballet, fortalecer el recurso humano en las áreas administrativas, de producción, técnicas y artísticas. Lograr consolidar al Teatro Libertador San Martín como un referente a nivel nacional por su excelencia artística y por sus proyectos de extensión a la comunidad; y lograr que nuestros cuerpos de formación puedan tener más influencia y llegada en el interior de la provincia para así descubrir talentos y poder ayudarlos en su crecimiento artístico. 

  

 

La Nueva Mañana - Semanario de Edición Impresa 290

Seguí el desarrollo de esta noticia y otras más 
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
Todos los viernes en tu kiosco ]


Te puede interesar