Las ventas mundialistas le ganaron a las compras de las fiestas navideñas

Ed Impresa 24/12/2022 Por Facundo Piai
El efecto Qatar se vio reflejado con fuerte demanda en la carne y bebidas. Mientras se agota la camiseta albiceleste, el pan dulce sigue sin venderse.
Ed 290 © Pito Campos
El Centro de Almaceneros señala que la Navidad “no viene traccionando muchas ventas”. Ilustración: Pito Campos.

chapa_ed_impresa_01   

Especial para La Nueva Mañana

CONSUMO MASIVO

La coronación en Qatar, la copa en las vitrinas de la Asociación del Fútbol Argentino y la tercera estrella bordada en el pecho de la casaca nacional hicieron que los festejos se adelantaran a la Navidad. Por lo tanto, las fiestas se celebrarán en un clima marcado por esta rareza, pero también por otra anomalía en una Argentina signada por la inflación crónica: la desaceleración de las subas de precios en el mes de noviembre.

En efecto, los incrementos anuales se alejarán de los cien puntos de inflación que se proyectaban meses atrás para el 2022 ¿Cómo repercutirán estos dos fenómenos sumados al efecto empuje del aguinaldo en las compras de fin de año?

El equipo económico conducido por el ministro Sergio Massa viene cerrando acuerdos de precios con diferentes sectores para reducir la inercia inflacionaria y generar previsibilidad en los costos de las empresas. En los acuerdos se pretende que las subas mensuales converjan en 4%, es lo que se buscó con el sector de la Indumentaria, los medicamentos, los fabricantes de zapatillas, también con las petroleras y los insumos industriales.

Asimismo, diferentes consultoras coinciden en que la desaceleración de noviembre obedece a estos acuerdos, pero sobre todo a la recomposición de reservas en dólares que custodia el Banco Central y la reducción del gasto.  

En lo que respecta a las subas de precios de diciembre, las proyecciones son variadas. Por un lado, no son pocas las consultoras económicas que la dan muy por arriba de los 5 puntos, mientras que los más optimistas del Gobierno la estiman en torno a la de noviembre (4,9%). Sin embargo, el consumo no repunta pese a la desaceleración de las subas de precios y no pocos comerciantes cordobeses tampoco ven que las ventas vayan a levantar traccionadas por la Navidad, el aguinaldo o la extensión de los programas que buscan financiar las compras con cuotas fijas.

Las ventas están alicaídas en los almacenes de la provincia de Córdoba. Vanesa Ruiz, vocera del sector dijo a este medio que no hay signos de que el entramado comercial de los almacenes vaya a recuperar volumen de ventas. Además, señaló que en las listas de precios que recibieron el mes pasado no advirtieron una desaceleración de la inflación.

Respecto a la Navidad, Ruiz sostuvo que “no viene traccionando muchas ventas”, y las expectativas de que la tendencia vaya a cambiar son “pocas”. Desde el Centro de Almaceneros advierten que, si bien “habrá muchas inyecciones en materia monetaria con el aguinaldo y los bonos”, las familias están endeudadas con la tarjeta de crédito, giros al descubierto, pero también “adeudan cuotas de salud y educación privada”.  En efecto, esos ingresos extras “literalmente están adeudados”.

shopping © Na

“Las ventas aún no han explotado”

La realidad de los supermercados es bastante parecida a la de los almacenes, aunque vienen menos golpeados. A partir de septiembre las grandes superficies comenzaron a vender menos en relación al 2021, de acuerdo a la consultora Scentia. Mientras que, en noviembre, la venta de consumo masivo no incrementó en unidades vendidas pese a la contención de la inflación. Las expectativas siempre están puestas en el mes de diciembre, explicó a LNM el presidente de la Federación Argentina de Supermercados y Autoservicios (FASA). 

Víctor Palpacelli, presidente de FASA, aclaró que aún las ventas “no han explotado”. El sector espera que en estos días previos se manifieste “un marcado aumento en el nivel de consumo”, algo que viene retardado, incluso en las ventas de los “productos festivos”. Si bien la demanda navideña se hará notar en los días previos, han comenzado muy tarde y dudan que pueda superar al volumen de ventas del año pasado. La baja de los artículos de almacén y del consumo masivo en general, en algunos casos se vio compensada por un incremento en ventas de asado y bebidas, asociado al mundial.  

Con todo, desde FASA estiman que, en cantidad, las ventas están un 3,5% abajo en relación al año pasado. Además, Palpacelli, quien también está a cargo de la red de supermercados Almacor, aclaró que la desaceleración de los precios tendrá efectos en el consumo cuando sea una tendencia y baje durante un trimestre mes a mes. Además, la suba de la canasta navideña, por arriba de la inflación acumulada, da cuenta que será difícil que el sector mejore su performance de la mano de las ventas navideñas. Según la consultora Focus Market, el pan dulce aumentó 154% en relación a la Navidad pasada y la garrapiñada 153%, siendo de 130% la suba de la canasta en promedio.

MErcado norte © javier sassi

Efecto Scaloneta

“Toda la tensión se la llevó el mundial”, señaló a este medio el presidente de la Cámara Argentina de la Industria del Juguete, por lo tanto, las ventas están “abajo” en relación a años anteriores. Si bien desde el sector ya están observando gran movimiento en las jugueterías, las expectativas de que las ventas se reactiven son “moderadas”. Aún no pueden estimar como resultarán las ventas navideñas, porque estos días previos “serán decisivos”, pero “viene difícil”. Uno de los estímulos para recomponer ventas tiene que ver con los precios que maneja el sector. Julián Benítez, presidente de la cámara, aclaró que los aumentos interanuales de los juguetes industria nacional rondan el 60% en promedio. “Muy por debajo de la inflación interanual acumulada, y se debe a que el plástico como materia prima no incrementó tanto su costo”, explicó.

Quienes no tienen este inconveniente de compras postergadas son los locales de indumentaria deportiva. La coronación de la selección hace que el regalo más buscado para esta Navidad sea la camiseta de Argentina y también el gorro piluso de AFA con el que los campeones celebraron en la caravana del martes. Asimismo, el otro sector que usufructuó el mundial y festejó los goles por partida doble fueron las carnicerías. Pues, que la selección haya llegado a la final significó que en cinco de los siete partidos se jugaran en día viernes, sábado y domingo. Ideal para el asado antes o post partido.

El Mercado Norte “estuvo llenísimo”

Los días previos a la final “el mercado estuvo llenísimo”, dijo a La Nueva Mañana Fabián Lattanzi, el Gerente del Mercado Norte. Con todo, los aumentos de ventas, “fundamentalmente en carnicerías y fiambrerías fueron de un 30% interanual”. Pero para Latanzzi, el incremento en el volumen de ventas no responde exclusivamente a la final, porque también “notamos un aumento de compras de cortes de carne relacionados a las fiestas (peceto, pollo, lengua, cabritos, cerdos, lechones, corderos, etc.)”. En gran parte las ventas se motorizan por un fenómeno que no se advertía desde hace muchos años, “los precios de estos productos no se han modificado. Que no es normal para nosotros que siempre tenemos incrementos en noviembre por un aumento esperado de demanda”. En efecto, las carnicerías esperan que las ventas de las fiestas continúen por la senda que marcó el mundial.

  

  

La Nueva Mañana - Semanario de Edición Impresa 290

Seguí el desarrollo de esta noticia y otras más 
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
Todos los viernes en tu kiosco ]


Te puede interesar

Boletín de noticias

360-x-360

 

 

HINS-Energía---360x150

 

PyL_Neum-360x150

 

2022-09-01 - Muni VM - 360x150

Te puede interesar

data-matched-content-ui-type="image_card_sidebyside" data-matched-content-rows-num="4" data-matched-content-columns-num="1"