Tras la reunión con Barbás, médicos de Rio Cuarto ratifican sus renuncias

La ministra de Salud de la Provincia, Gabriela Barbás, recibió este martes a médicos de guardia del Hospital San Antonio de Padua de Río Cuarto
Médicos-de-guardia-del-Hospital-San-Antonio-de-Padua-de-Río-Cuarto-_Puntal_
Los profesionales reclaman ser considerados recurso humano crítico. Foto: Gentileza Puntal

La ministra de Salud de la Provincia, Gabriela Barbás, recibió este martes a médicos de guardia del Hospital San Antonio de Padua de Río Cuarto que el lunes presentaron su renuncia, al considerar "pésimo" el adicional que había ofrecido previamente el subsecretario de Gestión Hospitalaria de Córdoba, Carlos Negro.

En la reunión no hubo acuerdo y los médicos ratificaron sus renuncias. La abogada de los profesionales, Cecilia Debani, afirmó a Cadena 3 que “la reunión trascurrió durante dos horas. La ministra ratificó su postura de no reconocer el ‘Recurso Humano Crítico’ argumentando que lo considera injusto y desigual con los demás trabajadores”.

Fueron 21 los profesionales que presentaron su renuncia el lunes, en un hecho que encendió las alarmas de la cartera sanitaria provincial y puso en evidencia un reclamo sostenido de trabajadoras y trabajadores de la Salud.

Negro defendió su oferta de incremento no remunerativo de $75.000 para médicos de guardia activa del interior y de $50.000 para aquellos de Córdoba y el Gran Córdoba. Los profesionales reclaman ser considerados recurso humano crítico. El funcionario consideró que la oferta de la Provincia es superadora de esa demanda.

Apoyo y reclamo

Por su parte, la Unión de Trabajadores de la Salud (UTS) expresó su apoyo "a los trabajadores y trabajadoras del Hospital San Antonio de Padua que presentaron sus renuncias como respuesta a los míseros sueldos y las pésimas condiciones laborales en el ámbito de la salud pública".

La entidad gremial subrayó que "esta situación se repite en todos los hospitales de la Provincia de Córdoba, donde día a día nos vemos diezmados los equipos de trabajo, integrados por diversos profesionales y no profesionales que por la misma razón se ven obligados a dejar los cargos, buscando otros trabajos más rentables, ya sea en el sector privado o en otras provincias donde les aseguren un sueldo por sobre la línea de la pobreza".

Sobre el ofrecimiento de Carlos Negro a las y los médicos de guardia, UTS analizó que "sólo sirve para acrecentar el malestar y además genera división entre los distintos equipos multidisciplinarios de trabajo que conforman los equipos de salud".

Finalmente, expresaron que la solución para esta "paupérrima situación" está al alcance del Gobierno Provincial, aludiendo a la reapertura de las paritarias "a los fines de garantizar aumentos salariales que impacten directamente en el 'básico' de las y los trabajadores de la salud, que cómo mínimo equiparen a la inflación real y sin olvidar los 15 puntos perdidos el año pasado".

Te puede interesar