Un Martín Llaryora lanzado como candidato marca el tiempo de la campaña

Ed Impresa 04/11/2022 Por Nicolás Fassi
Hacemos por Córdoba primereó y sacó a la cancha al actual intendente capitalino para competir por la Gobernación el año próximo. Por su lado, JxC aún no define candidato.
Llaryora Schiarettu
El intendente Martín Llaryora lanzó su candidatura a gobernador acompañado por Juan Schiaretti. Foto: Twitter Hacemos por Córdoba.

chapa_ed_impresa_01   

Especial para La Nueva Mañana

Aunque se haya tratado de un formalismo absolutamente esperado, el lanzamiento (ahora sí) de Martín Llaryora como candidato a gobernador marcó de manera oficial los tiempos de la campaña 2023.  Con la “liebre” de Hacemos por Córdoba en carrera, la premura pasó más que nunca a la oposición, que reclama reglas claras respecto de las fechas.

Claro está que esta urgencia no alcanza a esconder, más que nunca, la necesidad que tiene la coalición de Juntos de cerrar de una vez por todas el reglamento interno para dirimir los nombres con los cuales comenzará a hacer campaña. Fuentes del Frente Cívico aseguraron a este medio que “antes de fin de año” estará listo dicho reglamento.

La ausencia de Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (Paso) en la provincia, cuya reglamentación duerme el sueño de los justos desde la reforma constitucional de 2001, genera un fuerte dolor de cabeza en Juntos.  Según el artículo 104, inciso 22, de la Carta Magna cordobesa es la Unicameral la que debe dictar “la legislación electoral y de partidos políticos que contemplen elecciones internas abiertas, simultáneas y obligatorias para la selección de candidatos de partidos políticos”. 

Casi sin tiempo material para la reglamentación, pero con menos voluntad política aún, en la oposición demoran más de lo esperado para definir quién será el que encabece la boleta para gobernador. Más allá de la irrompible alianza que mantienen Luis Juez y Rodrigo De Loredo, es cierto que este letargo intranquiliza mucho más a propios que a extraños.

El pasado lunes, casi al mismo tiempo en el que el gobernador Juan Schiaretti le levantaba el brazo a “mi amigo y compañero Martín Llaryora”, en la céntrica Casa Radical el comité de la UCR comenzaba a afinar un documento en el que además de exigir precisiones al oficialismo, también hacía un velado llamamiento a los distintos socios de la coalición a firmar el reglamento. Antes del encuentro, desde el centenario partido se anticipó a La Nueva Mañana. “Vamos a exigirle a Juez que firme el reglamento”, señalaron a este diario. Llamativamente, el cónclave no contó con la presencia de referentes del Frente Cívico. Suspicacias al margen, lo cierto es que la letra chica del texto sigue, al igual que hace varias semanas, “bajo siete llaves”.

Desde el PRO, no obstante, aseguraron que “estamos dialogando para definir el tema la semana que viene”. Con todo, y con profusa presencia en redes, De Loredo ya anticipó un nuevo acto el 14 de noviembre. Mario Negri, en tanto, hará lo propio el 12. Mañana, será el turno de Dante Rossi. Mientras tanto, las encuestas van y vienen. De un lado y del otro.

Ventaja ventajera

“Schiaretti perjudica a la democracia cordobesa, queriendo sacar mayor ventaja, y no es la primera vez que cambia o intenta cambiar las reglas de juego antes de una elección, donde hace primar su beneficio partidario por sobre el orden institucional”. Sin vueltas y con tono confrontativo, el comunicado del lunes de la UCR avanza al señalar que el lanzamiento de Llaryora, sin dar a conocer las fechas de los comicios provinciales y municipales es lisa y llanamente “aventajar a todas las fuerzas políticas”. 

“Este es un ejemplo más de la verdadera cara de la política manejada por Schiaretti, que nunca juega con reglas claras, que hoy acompaña en el Congreso Nacional al kirchnerismo para la eliminación de las Paso, donde la mayoría del pueblo argentino sabe que es para pura conveniencia electoral de Cristina Fernández de Kirchner”, arremetieron desde la UCR. La referencia tiene como sustento lo dicho por la senadora Alejandra Vigo, quien remarcó que las Paso son un “gastadero de plata”.

Juez sube la apuesta

En prime time nacional, Juez no dio vueltas y repitió que si no hay acuerdo, directamente “no podemos gobernar”. “No tener Paso a nosotros nos trae en un terrible quilombo (sic)”, sostuvo el mismo lunes. Plantó bandera y hasta hubo un tiro por elevación a las segundas líneas de sus socios políticos advirtiendo que el PJ puede llegar a terciar en la definición.

“En las provincias donde no tenemos Paso, nos piden que armemos un reglamento y vayamos a una interna abierta propia. ¿Para qué? ¿Para que el peronismo nos meta toda la estructura y el aparato?”, se preguntó y sentenció: “una interna propia de Juntos por el Cambio es inviable”.

No le voy a dar al peronismo la posibilidad de que se meta en la resolución de nuestras diferencias. Tenemos que discutir a puertas cerradas y salir cuando estemos de acuerdo, si es cierto que queremos ser algo distinto”, sostuvo Juez mientras lanzaba con toda la verborragia algo que en cierta medida tiene plafond: Si después de 25 años no nos podemos poner de acuerdo, no nos merecemos gobernar”. La pregunta que queda flotando en el aire es ¿a qué costo? ¿Que se rompa pero que no se doble? ¿O al revés?.

Dato no tan al margen: en el mismo auditorio, Juez alternó duras críticas “al peronismo”, pero permitió conceptos amenos para con Schiaretti, a quien confesó tenerle “cariño”. “Lo vamos a honrar cuando nos toque gobernar Córdoba, como un buen tipo”, sostuvo mientras le bajaba el precio a la eventual carrera presidencial del “Gringo”.

Prueba de candidato

Accidente Gonzalez  © andy ferreyra
Impacto en la campaña. El siniestro vial que terminó con la vida de una mujer en Traslasierra tuvo como protagonista al legislador oficialista Oscar González.

El trágico siniestro vial protagonizado el fin de semana pasado por el legislador Oscar González, tercero en la línea sucesoria de la provincia, puso a prueba la carnadura de la candidatura de Llaryora. Apenas ungido, fue consultado acerca de la situación. Ensayando un paso típico, tiró la pelota afuera con un “no tengo mayor información que la que se conoce”. No obstante, es claro que la situación en la que se encuentra significa otro flanco abierto (al igual que lo sucedido con los ex ministros Alfonso Mosquera, Nora Bedano y Diego Cardozo) sobre el cual se montará la oposición. En ninguno de los casos faltan razones. Sin embargo, el caso González tiene un doble impacto: afecta a un “íntimo-íntimo” del elenco estable de gobierno y también pone la lupa sobre el uso de los recursos públicos, en este caso automóviles de alta gama. Apostando al paso del tiempo, tanto como Llaryora como Schiaretti no estarán fuera del país en los próximos días abocados a sendas giras internacionales. Después vendrá el momento del Mundial de Catar y de las giras por el interior. 
El juego ya comenzó.

Queda pendiente el tema de los candidatos o candidatas al Palacio 6 de Julio. Acá hay coincidencia en ambos sectores en que todavía habrá un tiempo con esa incógnita. Sin embargo, los nombres no saldrán de Daniel Passerini y Miguel Siciliano (Hacemos por Córdoba) y Juan Negri y Shoer El Sukaría (¿Rodrigo De Loredo?), en Juntos. Sin definiciones, lo interesante será observar las fotos de campaña. Ahí puede estar la clave.

  

 

La Nueva Mañana - Edición Impresa 283

Seguí el desarrollo de esta noticia y otras más 
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
Todos los viernes en tu kiosco ]


Te puede interesar

Boletín de noticias

2022-09-05_360x360

 

 

Te puede interesar

data-matched-content-ui-type="image_card_sidebyside" data-matched-content-rows-num="4" data-matched-content-columns-num="1"