Santos, una historia de revanchas en Talleres, con el sueño copero

El uruguayo tuvo un año con muchas lesiones y lejos de su regularidad, pero convirtió el gol para que el Albiazul llegue otra vez a la final de la Copa Argentina.
santos Talleres
Foto: Prensa Talleres.

Un personaje extraño es Michael Santos, que puede oscilar entre la idolatría de los hinchas y el enojo temporario, luego de algunas actitudes, en un año bastante singular que fue el 2022 por barrio Jardín.

Es que las lesiones lo marginaron por dos meses de las canchas, no fue regular en la Copa Libertadores, no tuvo muchas apariciones por el torneo local; sin embargo, cuando es llamado a aparecer, no defrauda. Incluso en las bravas, como pasó en la calurosa tarde-noche de Rosario. 

Es que el uruguayo convirtió el gol que le dio el pasaporte a Talleres a la final de la Copa Argentina al convertir a los 36 minutos del complemento, en un momento difícil del juego, aprovechando un error de Alejandro Maciel, precisamente un jugador albiazul a préstamo en Banfield. 

Y esta vez no hubo festejos polémicos, como sí lo hizo ante Unión de Santa Fe. Una vez terminado ese encuentro, ante la consulta del periodismo, fue un poco sobrador y hasta hiriente con su contestación con relación a los reclamos del hincha. “Es algo que salió, que digan lo que quieras, total después les tapo la boca”. Provocador. 

Esa declaración generó indignación en muchos sectores. Sin embargo, por su carrera en el club algunos eligieron no ser tan inquisidores. Y de repente Santos contestó, en el peor partido del equipo en la era de Javier Gandolfi. Una respuesta dentro de la cancha, luego de su inactividad, la eliminación en la Libertadores y un semestre flojo en el torneo local. 

“Fue un partido duro, trabado, nos costó agarrar la pelota. Esta vez me tocó convertir a mí, otras veces fue gol de otros compañeros, contento con el momento y por volver a jugar otra final de Copa Argentina”, declaró el uruguayo. 

 

“Creo que fue el sacrificio de tantos meses lesionado. Le pudimos dar una alegría a la gente. Esperemos que la del domingo sea nuestra final, nuestra Copa. La última vez se nos escapó por detalles, ahora apuntaremos a que la copa quede para Talleres”, declaró Santos, un hombre no muy proclive a grandes testimonios ante los micrófonos. Y ahora con la gran oportunidad otra vez por delante, esperando primero meterse en la Libertadores, pero con el sueño de levantar el primer trofeo de la historia del club en Primera, un desafío que solo está a 90 minutos. 

Te puede interesar