Fiestón "pirata": En un Kempes pintado de Celeste, Belgrano festejó el ascenso

Fue con goleada para continuar con las celebraciones por el retorno a la máxima categoría. Fiesta total en el mundialista, con reconocimientos y homenajes a todos.
FeMIecsX0AAwzTP
Foto: Prensa Belgrano.

El estadio Mario Kempes se vistió de celeste y vivió un estruendo espectacular. Casi 60 mil hinchas de Belgrano, con gritos y festejos en las tribunas, número récords de socios en la Secretaría del club, ascenso y retorno a Primera División en una campaña histórica y obtención de otro campeonato para el fútbol femenino. La mesa estaba servida, la fiesta fue total pero necesitaba de un invitado para llevar a cabo la celebración, porque el baile se disfruta más cuando es acompañado.

Y fue una ceremonia bien celeste, con el mundialista pintado de celeste, y con un 3 a 0 para la anécdota ante Chacarita Juniors, que fue testigo del carnaval. 

Es que a decir verdad, el partido fue una excusa, era importante ganar para seguir de racha y aprovechar el envión, pero el objetivo ya estaba cumplido. Fue como una presentación para darle más alegría sobre todo a aquellos que no pudieron estar presentes en el ascenso en San Nicolás. Y los jugadores le dieron una alegría más a pesar de que el protagonismo estuvo más en el entorno que en el partido.

Hubo homenaje por la muerte del vicepresidente Ricardo Leiva, recibimiento con fuegos artificiales, exaltación a más no poder con el minuto 68 y todos los chiches en fuegos y luces de colores, con un duelo oficial de fondo. 

El más aplaudido fue Santiago Longo, lo mismo que Bruno Zapelli. También estuvo en el podio el DT Guillermo Farré, a quien muchos miraban con algo de celo, con la espalda de ser ídolo por el gol inmortal a River en el Monumental para el ascenso e historia en 2011, pero como DT debía revalidar un examen más, en su primera experiencia. El proceso abarcó el torneo pasado pero lo coronó de punta a punta esta campaña liderando la Primera Nacional de punta a punta.

También hubo tiempo para recordar a Blas Correa y pedir justicia por él.

Y más allá de la fiesta, el equipo jugó más suelto ya con el ascenso en el bolsillo. Chacarita inquietó con Facundo Parra pero nada que hiciera aguar el festejo. Muy activo Maximiliano Comba y Bruno Zapelli, mucha proyección de Guillermo Compagnucci y solo faltaba el gol de cotillón para que la fiesta sea completa. Y ese grito llegó en tiempo de descuento del primer capítulo, con el cabezazo de Alejandro Rébola que pegó en la mano de un defensor pero lejos de reclamar insistió, con una patada inmediata, y de esa forma estableció la apertura del marcador. Éxtasis total en las tribunas. Y festejo con vuelta olímpica para las futbolistas en el entretiempo, con el Kempes a oscuras, solo iluminado con los celulares y los corazones de los hinchas presentes.

El festejo se prolongó al inicio del complemento con la cesión de un muy activo Comba quien tiró un pase atrás a Gastón Oliver, quien fundió el arco marcando su primer gol con la casaca celeste. Fue todo show. Y eso que estuvo su goleador y figura, Pablo Vegetti, por tener cinco amarillas.  60113 socios. Proyectos de ampliación y remodelación del Gigante de Alberdi.

Cancha llena todos los partidos. Primer título con ascenso a Primera. El “Guille, guille, olé, olé olé, olé” bajó de las tribunas en señal de agradecimiento al consagrado entrenador. Y cerraron el show los chicos de La Monada, para que nadie se quede sin bailar.

Sobran motivos para levantar la copa y brindar en Belgrano, que festejó su ascenso con pasión y algarabía, con Chacarita casi de partenaire, pero con una marea celeste que llenó el Kempes, convocatoria que difícilmente sea olvidada en la historia.

festejo Belgrano KempesEl campeón Belgrano se llevó por delante a Chacarita en el Mario Kempes

Te puede interesar